• Mié. Dic 1st, 2021

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

Cristo no vino a liberarnos de la Ley

liberarnos de la Ley

Cristo no vino a liberarnos de la Ley, sino que la llevó a su absoluta perfección en Su holocausto de amor sobre la Cruz, cuya realidad se nos hace presente en la Sagrada Eucaristía

Cristo no vino a liberarnos de la ley, sino a empoderarnos para vivirla de verdad, un artículo de Peter Kwasniewski para LifeSiteNews

Moisés, el mayor de los profetas del Antiguo Testamento y tipo de Cristo como supremo legislador, entregó un mensaje en general al pueblo de Israel:

“Meted en vuestro corazón todas las palabras que hoy os he pronunciado y enseñádselas a vuestros hijos, para que escrupulosamente pongan por obra todas las palabras de esta Ley. Porque no es cosa indiferente para vosotros; es vuestra vida, y cumpliéndolo prolongaréis vuestros días sobre la tierra que vais a poseer pasando el Jordán”.

Deuteronomio 32, 46-47

Cuando Nuestro Señor habitó entre nosotros en la tierra, Él solemnemente afirmó:

“No penséis que he venido a abrogar la Ley o los Profetas; no he venido a abrogarla, sino a consumarla”.

Mateo 5, 17

Por esta razón Él dice:

“Si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos” (Mateo 19, 17) y “Si me amáis, guardaréis mis mandamientos” (Juan 14, 15).

El amado discípulo, San Juan, escribe en su primera epístola:

“Sabemos que le hemos conocido si guardamos sus mandamientos. El que dice que le conoce y no guarda sus mandamientos, miente y la verdad no está en él”

1 Juan 2, 3-4

y nuevamente:

“Pues éste es el amor de Dios, que guardemos sus preceptos. Sus preceptos no son pesados”.

1 Juan 5, 3

Del Apóstol San Pablo leemos:

“y recorrió la Siria y la Cilicia confirmando las Iglesias, prescribiéndoles que guardaran los preceptos de los apóstoles y de los presbíteros”.

Hechos 15, 41

El Nuevo Testamento no abolió el Antiguo Testamento o las enseñanzas de Moisés. Lejos de minimizar los estándares morales, el Nuevo Testamento elimina algunas de las excepciones y concesiones que fueron hechas a causa de la debilidad de los hombres caídos, porque nosotros ahora estamos en la era de Cristo, quien ha ganado para nosotros la gracia que necesitamos para ser santos y la comparte con nosotros en Sus siete sacramentos y en el Espíritu Santo derramado sobre nosotros. Cristo llevó la antigua Ley a su absoluta perfección en Su holocausto de amor sobre la Cruz, cuya realidad se nos hace presente en la Sagrada Eucaristía.

Las partes de la Ley que solamente prepararon a Israel para la llegada del Mesías llegaron a su fin en Cristo, pero el código moral de la Ley fue incorporado en el Evangelio y elevado a un nivel superior. Por tanto, el énfasis en la Ley en el Antiguo Testamento, como en gran Salmo 118/119, no es reemplazado por una supuesta “libertad de la ley” en el Nuevo Testamento. La revelación divina permanece constante y coherente consigo misma, así como la ley moral discernible a la razón natural con la ayuda de Dios.

Lo que cambia más bien es la capacidad del hombre para adherirse a ella, para permanecer fiel a ella. Cristo con Su don de gracia santificante, con el don de Sus sacramentos y con el poder de Su Santo Espíritu hace posible para nosotros vivir en la Ley. Con el dedo del Espíritu Santo, el Padre escribe la Ley no en tablas de piedra, sino en las carnosas tablas del corazón (Cf. 2 Corintios 3, 3) Esta es la razón de porqué Juan Pablo II en Veritatis Splendor dice que debemos rogar el don del Espíritu Santo, debemos usar todos los medios que Nuestro Señor nos ha dado si vamos a conquistar y crecer en santidad. Esto nunca será fácil, pero es ahora posible y deseable, y los santos nos muestran que puede hacerse.

Peter Kwasniewski

*Nota de edición: La fotografía pertenece al artículo original publicado por LifeSiteNews. MarchandoReligion declina toda responsabilidad

Puedes leer este artículo en su sitio original en inglés aquí: https://www.lifesitenews.com/blogs/christ-came-not-to-free-us-from-law-but-to-empower-us-to-live-it-in-truth/

Nuestra sugerencia de lectura para este artículo: Consejos para familias y laicos


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Profesor Peter Kwasniewski

Profesor Peter Kwasniewski: (Chicago, 1971) Teólogo y filósofo católico, compositor de música sacra, escritor, bloguero, editor y conferencista. Escribe regularmente para New LiturgicalMovement, OnePeterFive, LifeSiteNews, yRorateCaeli. Desde el año 2018 dejó el Wyoming CatholicCollegeen Lander, Wyoming, donde hacía clases y ocupaba un cargo directivo para seguir su carrera como autor freelance, orador, compositor y editor, y dedicar su vida a la defensa y articulación de la Tradición Católica en todas sus dimensiones. En su página personal podrán encontrar parte de su obra escrita y musical: https://www.peterkwasniewski.com/