• Dom. Ene 23rd, 2022

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

El compromiso de los laicos

PorMarchando Religion

Dic 30, 2021
El compromiso de los laicos-MarchandoReligion.es


Con el permiso de Monseñor Schneider continuamos ofreciendo en #marchandoreligion los extractos del libro Christus Vincit y hoy también de su libro Dominus est. En este artículo nos centramos en el compromiso de los laicos. Pueden escuchar la plegaria de María Stang en nuestro canal de youtube: MR

El compromiso de los laicos. extractos de los libros de Monseñor Schneider Christus Vincit y Dominus est

(Del libro Christus Vincit de M. A. Schneider, entrevistado por Diane Montagna y extractos de Dominus est).

Con el permiso de Mons. Scheneider

Cuando la jerarquía se vuelve negligente en su celo por Jesucristo y su verdad divina, los pequeños saltan a la palestra. La Iglesia necesita volver a su primer Amor, el Amor Eucarístico.

¿Quién va a salvar nuestra Iglesia?”,se preguntaba Fulton Sheen. Y tenía clara la respuesta: “No lo harán ni nuestros obispos, ni nuestros sacerdotes, ni nuestros religiosos. Es una tarea para vosotros, para el pueblo. Vuestra misión es constatar que vuestros sacerdotes actúan como sacerdotes, vuestros obispos como obispos, y vuestros religiosos como religiosos.”

En la misma línea, hoy también se alzan otras voces igualmente luminosas, como la del obispo Athanasius Schneider. Sus palabras nos exhortan a despertar como laicos y entender nuestro papel en la actual crisis de la Iglesia.

Según nos explica Schneider en su libro Christus Vincitcuando la jerarquía, sirviéndose de una ambiciosa y falsa elocuencia, se vuelve negligente en su celo por Jesucristo y su verdad divina, los pequeños saltan a la palestra. Y estos laicos que permanecen fieles, a quienes se refiere Monseñor como a ‘los pequeños’, con su fe pura y simple, llevan el peso de la Iglesia sobre sus hombros.

Comenta Monseñor que ahora ve a hombres y mujeres que tienen el valor de decir a su párroco, a su Obispo, o incluso a la Santa Sede: “Por favor, nos preocupan estos hechos.  Queremos defender la fe de nuestra Madre, la Iglesia.”Sin embargo, los altos mandos eclesiásticos acusan ahora a los laicos de meterse en asuntos que no les competen.

Según el obispo, la actitud de estos clérigos hacia los laicos es una muestra evidente de clericalismo, y considera que los laicos deben hacer frente a estos clérigos y defender la fe de la Iglesia desde el amor. Nos recuerda que esto es lo que enseñó el Concilio Vaticano II acerca del deber de los laicos de dar testimonio y defender la fe. Y considera que, actualmente, la participación vigilante y comprometida en la vida de la Iglesia de los laicos con mentalidad tradicional, expresa el verdadero significado del Vaticano II respecto al laicado.

Por eso, según el obispo Schneider, la verdadera intención y enseñanza del Concilio Vaticano II se está realizando ahora en nuestros días cada vez con más claridad, a través de muchas iniciativas meritorias, y por ello considera que los tiempos actuales en que vivimos son la hora de las familias católicas. Y también cree que el Concilio dará su verdadero fruto en un futuro, una vez que se acabe la crisis, en forma de familias católicas renovadas, Iglesias domésticas, y como testimonio valiente de la fe que darán los laicos.

También nos recuerda Monseñor que durante los tiempos difíciles del comunismo, fueron principalmente los laicos los que transmitieron la fe católica en toda su pureza. En esta profunda entrevista nos explica que él recibió la fe en la Iglesia clandestina a través de los laicos:  sus abuelos, sus padres y otros seglares.

De hecho, en su libro” Dominus est” nos habla de estas valientes personas de fe profunda e inquebrantable. Una de ellas, a quien Monseñor nombra en su bellísimo libro, fue María Stang. madre y abuela alemana, que había sido deportada por el régimen estalinista en Kazajistán, y custodiaba la Sagrada Comunión rezando así:


«Ahí donde vive mi querido Jesús, entronizado en el tabernáculo, ahí
quiero estar arrodillada continuamente. Ahí quiero rezar perpetua-
mente. Jesús, te amo profundamente. Amor escondido, te adoro. Amor
abandonado, te adoro. Amor despreciado, te adoro. Amor pisoteado, te
adoro. Amor infinito, Amor muerto por nosotros en la Cruz, te adoro.
Mi querido Señor y Salvador, haz que yo sea enteramente amor,
enteramente expiación por el Santísimo Sacramento en el corazón de tu
clementísima Madre María. Amén».

Pueden escucharlo en nuestro canal de youtube: Plegaria de Maria Stang

Esta conmovedora plegaria nos alienta a reavivar el Amor Eucarístico, otra de las claves que apunta para revertir esta crisis. Para el obispo Schneider es un consuelo que los laicos, los pequeños, estén ya sentando las bases para esta renovación de la Eucaristía en la Iglesia. La Iglesia necesita volver a su Primer Amor, el Amor Eucarístico.

Concluimos con el párrafo que cierra el libro Dominus est y que sintetiza esta exhortación:

Quiera Dios que los Pastores de la Iglesia puedan renovar la casa de Dios que es la Iglesia poniendo a Jesús Eucarístico en el centro, dándole primer lugar, haciendo que Él reciba gestos de honor y adoración también en el momento de la Sagrada Comunión. «¡La Iglesia ha de enmendarse a partir de la Eucaristía!» (¡Ecclesia ab Eucharistia emendanda est!) En la Sagrada Hostia no hay algo, sino Alguien. «¡Él está ahí!», así sintetizó el Misterio Eucarístico San Juan María Vianney, el santo cura de Ars. Ya que aquí no se trata de ninguna otra cosa ni de nada menos que del mismo Señor: “Dominus est”.

Del libro Christus Vincit de M. A. Schneider y Dominus est.

Escuchen y vean el vídeo con la plegaria en nuestro canal de Youtube: MR

*Con el permiso de Monseñor Scheider

Pueden visitar la página de Monseñor Schneider: Gloria Dei

Pueden leer todos los artículos de esta serie en: Monseñor Schneider en Marchando Religion


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Marchando Religion

Marchando Religion. Redacción