• Dom. Ene 23rd, 2022

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

El matrimonio y el sacerdocio (I)

PorMarchando Religion

Dic 29, 2021
El matrimonio y el sacerdocio (I)-MarchandoReligion.es

¿Existe una relación o semejanza entre el matrimonio y el sacerdocio? Uno y otro dan y sostienen la vida, pero sigamos leyendo con atención

El matrimonio y el sacerdocio (I).  Por Raoul Plus, S.J

Preparación de los textos por Augusto Pozuelos para Marchando Religión

EXISTE una mayor semejanza entre el sacramento del matrimonio y el sacramento del orden sagrado de lo que es inmediatamente evidente. La encíclica “Casti Connubii” del Papa XI no deja de señalarlo. A continuación, se muestran algunas similitudes:

1. Aunque al sacramento del matrimonio no le gusta que las órdenes sagradas impartan un carácter especial al alma, sí consagra a “ministros” designados para comunicar la gracia. El sacerdote no es más que un testigo en el matrimonio.

No es el sacerdote el que se casa, sino el hombre y la mujer que se casan, quienes intercambiando su «sí» mutuo se dan uno al otro más algo más de vida divina. Una dignidad sublime que hemos considerado antes.

2. Tanto el matrimonio como el Orden sagrado dan y sostienen la vida.

Órdenes Sagradas, vida sobrenatural; matrimonio, vida natural. El objeto del matrimonio, sin embargo, no es sólo la formación de los cuerpos, sino también la educación de las almas; la procreación no es nada si no se duplica en la educación.

Depende de los padres bautizar a sus hijos, prepararlos para la Primera Comunión, ayudar en su formación religiosa, ayudarlos a permanecer en la gracia, un ministerio que allana el camino para el ministerio del sacerdote, le hace posible y duplica su valor.

3. El matrimonio y el orden sagrado son ambos «sacramentos sociales»; no están destinadas única y principalmente a la santificación personal de los destinatarios, sino que están dirigidas más especialmente al bien general de la comunidad cristiana.

El sacerdote no es sacerdote por sí mismo; está ordenado para las ovejas que se le han confiado; se le encarga trabajar para el rebaño que el obispo le designa.

Los padres no se casan sólo por su propio bien; se casan por el bien de los hijos que nacerán de ellos. Cuando el número de sacerdotes disminuye, ¡qué daño resulta para el futuro espiritual de la sociedad! (¿No es hoy la terrible prueba de esto, una verdadera angustia para el corazón?) Si el matrimonio no lo emprenden los que son aptos, o los que  siendo aptos no están decididos a cumplir con sus obligaciones, ¡qué daño se producirá para el futuro temporal de la sociedad!

4. Quienes reciben el sacramento del matrimonio están comprometidos con la misma verdad que el sacerdote al ejercicio de la caridad. Para el sacerdote está claro.

Un obispo se establece en el estado de perfección por su misma función, que es dedicarse — y dar la vida si es necesario — para el bienestar de los fieles. Por estar perpetuamente en el estado de completa caridad, decimos que está en el estado de perfección, perfección consistente en el ejercicio más o menos extenso y permanente de la caridad.

Los sacerdotes comparten este estado de santidad del obispo. Deben gastarse por sus ovejas, estar preparados día y noche para llevarles ayuda espiritual, hacer todo lo que esté a su alcance para instruirlos en la Palabra de Dios, evitar que pierdan sus almas, llevarlos de regreso al redil si están tentados a extraviarse.

Los casados, a su vez, y en un sentido amplio, se establecen en un estado que puede, si lo viven como deben, llevarlos a la máxima perfección. ¿No debería el esposo esforzarse con toda su alma por el bienestar de su esposa e hijos? ¿No debería trabajar y gastarse por amor a ellos?

¿Y la esposa y madre? El pelícano aparece sobre la casulla del sacerdote para simbolizar su deber de imitar a Cristo dando la sangre de su corazón por los fieles. ¿No podría ser también un símbolo del sacrificio materno?

Raoul Plus, S.J. (1882-1958) escribió más de cuarenta libros para ayudar a los cristianos a comprender el amor de Dios por el alma. Sus obras enfatizan el papel vital de la oración en la vida espiritual y muestran cómo se pueden vivir las verdades de la fe.

Pueden leer todos los artículos en nuestra sección de: Familia Tradicional

Les invitamos a ver nuestros debates sobre el matrimonio, la eutanasia, el aborto…en nuestro canal MR


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Marchando Religion

Marchando Religion. Redacción