• Jue. Dic 2nd, 2021

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

Ya podemos tener más hijos

PorMarchando Religion

Ago 3, 2021
Ya podemos tener más hijos--MarchandoReligion.es

¿Puede un matrimonio católico tener más de dos, tres, cuatro, cinco…hijos? Los que Dios disponga, tener más hijos no es un problema, es una bendición

Ya podemos tener más hijos. Por Raoul Plus, S.J

Traducido por Augusto Pozuelos para Marchando Religión

Hemos visto claramente que es un “asunto grave” impedir la concepción por cualquier acto positivo voluntario y que en el caso que haya pleno conocimiento y completo consentimiento de la voluntad, constituye pecado mortal. Si se realiza el acto conyugal, entonces Dios no puede de ninguna manera —por la oposición de los padres— verse impedido de crear un alma.

·           ¡Pero no podemos, considerando nuestras cargas, aumentar el número de nuestros hijos!

·           Puede ser, responde la Ley Moral; tal caso está lejos de ser imaginario. Pero no contrajeron  matrimonio sólo en búsqueda del placer. En el plan de la Divina Providencia, el placer es el resultado del deber cumplido. Separar el placer del deber, buscar el primero evadiendo el segundo, es ir en contra del plan divino. El placer sexual presupone el ejercicio normal de la función generativa, la aceptación de las cargas resultantes de lo que es, como lo expresa el cardenal Mercier, “el pago providencial”.

·           Pero cuando se considera la intimidad de la vida en común, ¿cómo podemos abstenernos durante un período de tiempo sin entregarnos el uno al otro?

·           Hay muchas razones para creer que, sin la oración y el recurso a los sacramentos, tienes razón. Pero, ¿cuál es tu programa sobrenatural? ¿Qué estás haciendo para elevarte por encima de los sentidos, para moderar la carne?

·           ¿No podemos elegir aquellos momentos en los que la fertilidad es menos probable?

·           Sí, si tiene una razón suficiente, como parece tener. Y la necesidad de tener que practicar la continencia prudente y valiente varios días al mes, te forzará de por sí a una cierta y meritoria generosidad.

·           Incluso eso no es posible para nosotros; pues entonces tendríamos que renunciar a las intimidades maritales.

·           Por supuesto. Pero en ninguna parte se ha dicho que el matrimonio sea un estado en el que uno pueda permitirse todas las libertades sugeridas por su capricho sin ejercer ningún juicio. Eso no está escrito en lado alguno; al menos, no en ningún libro cuerdo y honesto sobre moralidad.

Las personas casadas se apresuran a pensar que, por no haber elegido «el estado de perfección» en la virginidad absoluta, las grandes virtudes no son para ellos. Incluso al concederse a sí mismos lo que pueden permitirse legítimamente, el marido y la mujer tienen un amplio campo de desapego. Deben estar dispuestos a aprovechar la oportunidad y rechazarlo por motivos de imposibilidad moral o fisiológica cuando en realidad se debe a su falta de resistencia, de espíritu cristiano y de voluntad de autocontrol.

¿Cómo se negarán a sí mismos tales personas casadas, de vida espiritual anémica y acostumbradas a no negarse nada, incluso cuando el costo no sea demasiado grande, cuando una ley seria las obliga?

Uno debe aprender a querer para saber cómo querer. Y si uno cae, no debe excusarse, sino acusarse a sí mismo. Tú eres el juez de mi pasado, Dios mío. Te ofrezco todos sus esfuerzos y sus debilidades. Dame la gracia de ser generoso en el futuro.

Raoul Plus, S.J. (1882-1958) escribió más de cuarenta libros para ayudar a los cristianos a comprender el amor de Dios por el alma. Sus obras enfatizan el papel vital de la oración en la vida espiritual y muestran cómo se pueden vivir las verdades de la fe.

Nuestro artículo recomendado: La maternidad

Pueden leer todos los artículos en nuestra sección de: Familia Tradicional

Les invitamos a ver nuestros debates sobre el matrimonio, la eutanasia, el aborto…en nuestro canal MR


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Marchando Religion

Marchando Religion. Redacción