• Jue. Dic 2nd, 2021

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

Saint Simón y el Nuevo Cristianismo

PorLeonardo Olivieri

Jun 17, 2021
Saint Simón y el Nuevo Cristianismo-MarchandoReligion.es

La idea de instaurar un paraíso en la tierra y la búsqueda de un orden mundial basado en los principios de la hermandad universal,ya estaban en el pensamiento de Saint Simón. Sus conceptos nos servirán para poder comprender el auge actual que tiene la ideología de una fraternidad humana.

Saint Simón y el Nuevo Cristianismo. Un artículo de Leonardo Olivieri

El pensamiento de Saint Simón fue catalogado como socialismo utópico por Engels, cuya característica era teorizar sobre una sociedad ideal e inexistente. Pero con el paso del tiempo se percibe que la influencia de Saint Simón es mucho más que un simple relato utópico. Consideramos que su idea de construir un cristianismo práctico y sin dogmas enfocado exclusivamente en la realidad social y sus conflictos, como así también la conformación de una humanidad fraterna y universal, son temas recurrentes en nuestros días.

En este artículo buscaremos especificar algunos conceptos fundamentales de la estructura de su pensamiento y en particular su perspectiva sobre el cristianismo.

Saint Simón en su concepto positivista de la historia creía posible la configuración de un sistema social global fundado en los principios de la fraternidad universal. Influenciado por las filosofías de su época, él creía posible llegar a un estadio de evolución de la humanidad en donde las desigualdades sociales fueran erradicadas. Al igual que Rousseau, Saint Simón consideraba que la sociedad moderna era una amalgama de conflictos y desigualdades sociales. También consideraba a la concepción individualista del liberalismo como una idea a superar por una sociedad basada en formas colectivas de organización.

Su filosofía contemplaba el positivismo, la influencia de los desarrollos en las ciencias naturales,en la física, en los adelantos técnicos propios de la revolución industrial y en una resignificación del cristianismo. La religión y la moral cristiana servían como formas de cohesión social, pero había que despojar toda parte dogmática. Su concepto de cristianismo era muy similar al de los modernistas.

Saint Simon desarrolló una teoría evolutiva de la historia. Para él existían dos sistemas sociales contradictorios, uno que correspondía a la Francia pre-revolucionaria basado en la fuerza militar y la aceptación de la fe religiosa. Y otro sistema radicalmente diferente y opuesto que correspondía a la Francia después de la revolución fundamentado en la capacidad industrial y en la aceptación voluntaria del conocimiento científico.

Ligado a este punto, para este autor hay dos clases sociales,una compuesta por los industriales (médicos, químicos, albañiles, mecánicos, banqueros, etc.), siendo ésta el sector trabajador y creadora de la sociedad. Existe además, la nobleza y los propietarios a quienes los considera como una clase parasitaria .

De esta manera, en Saint Simón está fuertemente presente un rechazo total al mundo tradicional. Toda la cosmovisión católica que había sentado las bases de Occidente, fue radicalmente rechazada, y además considerada como anacrónica y fuera del tiempo histórico y hasta opresiva de la libertad humana.

Así es que todo el mundo debería re-significarse bajo los parámetros del pensamiento moderno post-revolucionario. La industria,la técnica y el desarrollo científico son las bases de la sociedad emergente después de la revolución francesa. Para Saint-Simon la ciencia y la industria constituían los sellos de la edad moderna.

Así es que en su crítica hacia la sociedad moderna llegó a proponer un nuevo orden social guiado por la clase industrial pero con fuertes bases sociales e igualitarias. La sociedad necesita reorganizarse mediante una nueva escala de valores. y que en este nuevo ordenamiento social las oportunidades deben ser iguales para todos aprovechando las propias capacidades de los hombres sin importar su procedencia social.

Ya hemos mencionado que Saint Simón propone una resignificación radical del cristianismo. En su última obra titulada El Nuevo Cristianismo,se ocupó básicamente de las clases populares y los pobres, relacionando su situación de precariedad y miseria como la base de una acción práctica de la moral cristiana y de la Iglesia. El valor más preciado que tiene la iglesia es el mayor bien para el mayor número posible.

En el Nuevo Cristianismo, Saint Simón argumenta sobre cual el el objetivo final del cristianismo según su propia idea de fe cristiana. Según este autor lo primordial es aspirar a la emancipación de las clases populares, fundamentalmente la clase obrera, de la miseria y la explotación, como así también promover la elevación de éstos a un bienestar material y cultural. Esto es lo que debe perseguir y realizar el nuevo cristianismo.

La sociedad futura, según Saint-Simon, se basará en la gran industria organizada de manera científica y según un plan, si bien conservando la propiedad privada y las clases. En dicha sociedad, el papel dominante pertenecerá a la ciencia y a la industria, a los sabios y a los industriales. La nueva religión cristiana servirá como fundamento moral y justificará las acciones de gobierno de este esquema centralizado.

Lo religioso quedará supeditado a los aspectos materiales de la sociedad. Dios es una idea reguladora de las conductas sociales. Lo que importa es instaurar un orden social que garantice la felicidad terrena basada exclusivamente en la producción planificada de bienes materiales.

Pero el pensamiento de Saint Simón tiene otras implicancias con relación a la fe cristiana. Para él , el cristianismo es un fermento impulsor de una sociedad cada vez más humana, más fraternal y más realizada en todos los ámbitos. Y como ya hemos mencionado , es el desarrollo científico y técnico el fundamento de tal orden fraternal. Saint Simón ve en el cristianismo una praxis transformadora junto con el positivismo científico.

La fe cristiana,por lo tanto, depurada de todo dogma, cumple la función de una teoría social de transformación en una primera instancia para después en cumplir el rol de un sistema de cohesión social.. Pero atención, Saint Simón no adhiere al carácter revolucionario de la transformación social, sino al desarrollo tecnológico junto con un cambio de mentalidad moral. Es por ello que relaciona a la modernidad tecnológica con este nuevo cristianismo.

Saint Simón quiere instaurar un nuevo cristianismo que debe impulsar a la sociedad para sus mayores realizaciones. Y este cristianismo para este autor, es el genuino. Para ello les aconseja al papa y a los cardenales: Ahora que la dimensión de nuestro planeta es conocida, encargad a los sabios, a los artistas y a los industriales un plan general de trabajos a ejecutar para hacer que la posesión territorial de la especie humana sea la más productiva posible y la más agradable para habitar en todos los aspectos

Por otra parte, desde esta perspectiva estamos ante la presencia de un cristianismo que no pregona, ni promete la felicidad en la vida eterna, sino que es un fermento de una transformación radical de la sociedad. Es un cristianismo de base material e inmanentista que promueve una fraternidad humana universal y la construcción de un paraíso terrenal. La figura de Dios queda relegada como una actor casi secundario, sólo es un justificativo para esa transformación social.

Al igual que Rousseau, propone la idea de que el fenómeno religioso no es producto de la ignorancia de una humanidad supersticiosa. Sino que proviene del interior de cada ser humano, si éste hace un proceso de introspección en su conciencia, es allí donde encontrará a Dios.

La región como ya mencionamos,cumple una función social y coincidiendo con Rousseau, propone una idea de religión civil. La idea central de esta religión consiste en transformar el egoísmo e individualismo extremo de la sociedad liberal en un principio de unión, en una hermandad.

En síntesis,Saint Simón plantea un nuevo orden social comandado por el progreso técnico propio de la revolución industrial. Sería un gobierno de la ciencia y de la técnica secundada por un cristianismo social que promueva la fraternidad humana. El Reino de los Cielos queda prácticamente reducido a la nada en este esquema de pensamiento. Lo importante es el aquí y el ahora, los aspectos de la vida material de las personas.

En Saint Simón,aunque con matices y diferencias con otros pensadores de su tiempo, se construye un modelo de Jesús más humano que divino, se reinterpreta las cuestiones sociales en base a una idea emergente de colectivismo social. También en Saint Simón notamos el germen de un globalismo social en donde la fe cristiana estaría subordinada al aspecto de una ideología de régimen.

Leonardo Olivieri

Nuestro artículo recomendado: El Tradicionalismo, concepto y características

Les recomendamos nuestro canal de Youtube  MR 

Nuestra recomendación en el canal del centro Pieper: El Apóstol Santiago, la Virgen del Pilar y la Evangelización de España

Evangelización de España-MarchandoReligion.es

*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Leonardo Olivieri

Tradicionalista Catolico, Licenciado en Ciencia Potitica por la Universidad de Buenos Aires, posgrados en ecomonia e integracion regional. Además músico.