• Lun. May 23rd, 2022

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

Orden de San Elías: P. Federico Highton

Orden de San Elías P. Federico Highton-MarchandoReligion.es

Hoy, en nuestra sección de #IglesiaMisionera nos acercamos a la orden de San Elías. Nuestra compañera Gabriela nos ofrece una entrevista al Padre Federico Highton y nos invita a conocer su apostolado

Orden de San Elías: Entrevista de Gabriela Gorkin al Padre Federico Highton

Buenos días nos de Dios Padre Federico, me gustaría saber qué hora es allí, aquí son las 12.21 y suena el Veni Creator, así le pido al Espíritu Santo que me guíe para hacerle las preguntas que Él quiera, para que la Misión sea conocida y muchos se acerquen a ella.

-Hola Gabriela, me hago ahora unos minutos para responder a las preguntas, perdón por la demora. Voy leyendo las preguntas y te voy respondiendo. Aquí son las 8.58 de la mañana…

Tenemos sólo una hora de diferencia con España, creo que es un dato importante, porque nos ayuda a caer en la cuenta de que aquello es real…

¿Podría contarnos quién es usted?

-Soy el Padre Federico Highton, soy argentino, pertenezco a la Orden de San Elías, soy misionero, misionero ad gentes, me dedico a la evangelización de los paganos, a todas aquellas personas que no conocen a Jesucristo o aquellas personas que conocen el nombre de Cristo , conocen algo de Cristo, pero que viven en zonas donde la Iglesia Católica no existe.

¿Cómo descubrió que Jesús le llamaba al sacerdocio y cómo a las misiones?

-Primero descubrí el llamado a ser misionero, misionero ad gentes y después percibí el llamado a ser sacerdote ¿Cómo percibir el llamado a ser sacerdote? Cuando me estaba preparando para la primera comunión, yo era un niño, cantaron una canción que se llama «Alma Misionera”ALMA MISIONERA – Llévame donde los hombres necesiten tus palabras (Letra)

La cantamos muchas veces y al cantarla sentí el llamado del Espíritu Santo a ser misionero.En ese momento no sabía que era el Espíritu Santo que me estaba llamando, pero lo que experimenté es un gran deseo de ser misionero, un deseo firme y muy entusiastay lo seguí.

¿Y por qué ser sacerdote? Bueno porque vi que para ser un mejor misionero, un misionero que pudiera dar sacramentos, más equipado sobrenaturalmente hablando, por eso me pareció que era mejor ser sacerdote, para poder celebrar la misa en las misiones, para poder bautizar a las personas, confesarlas, para poder dar los sacramentos.

Dentro de la vocación a ser misionero, escuchó resonar en ud la misma llamada que Dios le hizo a la Madre Teresa de Calcuta, a los últimos de los últimos, ¿pero en vez de a los abandonados y moribundos en el cuerpo, a los más y más abandonados en el alma? Su misión, la misión que Jesús le pide, Omnes Gentes Project, está destinada a ir a lugares de nuestro planeta, donde no ha llegado aún el Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo y no hay luz, ni agua, inclusive no sois a veces bien recibidos ¿Es así? Se me hace que la santa de Calcuta intercede mucho por vosotros….

-Si, nosotros vamos a los últimos de los últimos, a los más abandonados en el alma y si, dónde estamos ahora justamente, Malawi, no tenemos luz, no tenemos agua corriente…En algunos lugares no somos bien recibidos, aquí en Malawi sí, por lo general la mayoría de la gente nos recibe muy bien, siempre hay personas que no te reciben bien, bueno pero cuando no nos reciben bien nos dan la oportunidad de vivir la octava Bienaventuranza

Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados vosotros cuando os insulten y os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo, que de la misma manera persiguieron a los profetas anteriores a vosotros. Mt 5, 10-12

San Elías, Profeta de Fuego es vuestro primer Patrono ¡Qué bien! Así sacerdotes según el Corazón de Jesús, pero como nombré a santa Teresa de Calcuta, otra santa Teresa, la del Niño Jesús, Patrona de las Misiones ¿se complementa la doctrina de la pequeña carmelita, el Camino de la Infancia Espiritual con las Misiones?

-La doctrina en Santa Teresita se complementa justamente con las misiones, por supuesto ella es la Patrona de las Misiones, el vínculo es claro, es innegable, además ella quería ser misionera, quería ser mártir, ella quería plantar la cruz hasta los confines de la tierra, como escribió.

*Y algunos dicen que todos los frutos que San Francisco Javier obtuvo en las misiones fue gracias a las oraciones y penitencias de Santa Teresita, bien ella vivió mucho tiempo después, varios siglos después, esto se puede explicar porque como Dios es eterno, las oraciones del presente pueden beneficiar a las personas del pasado, es un misterio ciertamente.

Pues si, hay gente que hace dialéctica, como oponiendo a Santa Teresita y la vocación misionera épica, pero no hay contradicción, porque Santa Teresita tenía un alma épica y ella como decía quería ser mártir, inclusive en el tiempo del Anticristo, quería ser misionera desde la creación del mundo hasta el fin del mundo.

“Tengo vocación de apóstol… Quisiera recorrer la tierra, predicar tu nombre y plantar tu cruz gloriosa en suelo infiel. Pero Amado mío, una sola misión no sería suficiente para mí. Quisiera anunciar el Evangelio al mismo tiempo en las cinco partes del mundo, y hasta en las islas más remotas… Quisiera ser misionero, no sólo durante algunos años, sino haberlo sido desde la creación del mundo y seguirlo siendo hasta la consumación de los siglos…” de la Carta A Sor María del Sagrado Corazón Manuscrito «B» Capítulo IX Mi Vocación: El Amor (1896) Santa Teresita del Niño Jesús OCD

Creo que debe ser explorada la relación entre la doctrina del camino espiritual y en particular la actitud de las pequeñas cosas, debe ser explorada por buenos teólogos espirituales, eso en primer lugar. Creo también, que la sobre insistencia exagerada en la importancia de las pequeñas cosas y la posibilidad teórica de santificarse en las mismas, lleva a un desaliento por momentos violento de la vocación a realizar grandes cosas por Cristo, o mejor dicho de la vocación a ser instrumentos de Dios, para que haga grandes cosas a través del alma. Pongo un ejemplo para ser más claro, cuenta la tradición que San Ignacio de Loyola le dijo a San Francisco Javier «Id e incendiad e inflamad todo» si le hubiera dicho ve y estate atento a las pequeñas cosas de cada día, ve y estate atento a las pequeñeces cotidianas que encuentres en la misión, su enfoque hubiera sido muy distinto.

Le dijo «id e incendiad e inflamad todo» y nuestro Señor dijo:

»He venido a prender FUEGO sobre la tierra y no estoy en paz hasta que este fuego prenda.» (Lc 12,49)

Entonces aparentemente parece haber una cierta contradicción preliminar entre la idea de inflamar todo y por otra parte las pequeñas cosas, estas tienen su importancia ciertamente, cuando Santa Teresita sacaba un alfiler de la celda por que la Regla se lo pedía, era importante y lo hacía con un enorme amor gigante, que daba un montón de gloria a Dios y con eso salvaba muchas almas, moviendo ese alfiler. Por eso digo que es un tema que tiene que ser reflexionado por buenos teólogos espirituales y lo que yo digo simplemente es que hoy día la tendencia apabullante es desalentar las grandes obras por una exageración de la inclinación hacia las pequeñas cosas, lo cual se debe creo yo en parte a una mala interpretación de la doctrina de la infancia espiritual.

De todos modos también creo que ésto es importante, que éstos énfasis cambian según sea las almas a las que uno se dirija, una cosa es un joven de 18 años que está discerniendo su vocación y que es un joven que tiene la disposición natural y sobrenatural para una vocación arrasadora como la de San Francisco Javier o como la del rey San Luis de Francia, y uno va y le prédica las pequeñeces de cada día y le robamos todos sus santos sueños, los grandes deseos que Dios le inspira.

Ahora bien, si se trata de una madre de familia o de una abuela y tiene la misión gigantesca de educar a sus hijos o a sus nietos, lo cual es muy grande, pero en el día a día no ve grandes cosas, ve cosas cotidianas, probablemente ahí sea más bien que haya que enfatizar la importancia de las pequeñas cosas, porque su vocación va por ese lado, si bien está haciendo una gran obra que parece pequeña, pero es muy grande, que es la obra de formar almas, en concreto la de sus hijos o sus nietos.

Pero hoy en día ¿qué se hace?, a todo el mundo se le quiere imponer la espiritualidad de las pequeñas cosas, lo cual termina cercenando muchísimas vocaciones jóvenes a la épica. Es cómo que termina abortando un montón de héroes antes de tiempo.

Es como una planta que empieza a crecer y que está llamada a ser muy grande y la cortan antes de tiempo porque ha de ser pequeña. Recordamos que toda grandeza la da el Espíritu Santo, pero si el Espíritu Santo quiere que un alma haga grandes cosas y esta se empeña en hacer pequeñas cosas, bueno ahí estamos ante un problema, creo que es uno de los problemas que hoy suceden mucho, es el problema de la pusilanimidad espiritual.

La doctrina de la Infancia Espiritual de santa Teresita nos enseña a ser como niños con Dios que es nuestro Padre. Jesús nos enseña que para entrar al Reino de los Cielos tenemos que volver a ser como niños, no volver a ser niños, si no “como niños pequeños”, es decir, con una confianza total en Dios. Esa confianza que es fruto de la fe, nos lleva a hacer todo con mucho amor, desde las pequeñas cosas de la vida cotidiana, hasta las acciones más sublimes y épicas. Esperemos que un teólogo ponga luz en éstas cosas, pero creo que santa Teresita diría que ella al querer poner mucho amor en todas sus acciones, se refería a hacerlo así en todas las empresas acometidas y en todas las vocaciones y escenarios. El caminito de santa Teresita, es la confianza y el amor a Dios Padre.

En aquel momento, se acercaron los discípulos a Jesús y le preguntaron: «¿Quién es el mayor en el reino de los cielos?». Él llamó a un niño, lo puso en medio y dijo: «En verdad os digo que, si no os convertís y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. Por tanto, el que se haga pequeño como este niño, ése es el más grande en el reino de los cielos. Mt 18, 1-4

Como el Apóstol Santiago al comienzo de la Evangelización en Hispania, que acudió presurosa la Virgen a animarle, seguramente vosotros también sois apoyados por el Cielo, porque el primer evangelizador es Dios Santísima Trinidad ¿Verdad?

-Así es, el primer evangelizador es la Santísima Trinidad y por supuesto ÉL nos apoya, es el protagonista de la misión, nosotros simplemente intentamos ser instrumentos de Él, somos instrumentos suyos porque Él nos da la gracia para serlo. Aquí el protagonista es Dios, nosotros simplemente intentamos ser sólo apéndices suyos.

Agrego éste enlace, para que gustéis el entusiasmo de la evangelización. Es un párrafo de la narración extraída de:

¡A convertir Chilambo!

«Mientras estábamos embalados en la inesperada homilía, un borracho se puso a vociferar fonemas indecodificables para nosotros, que somos incipientes aprendices de las lenguas bantúes. Como el ebrio se ponía denso y la gente quería escuchar la sagrada predicación, uno de los presentes expulsó al inoportuno interlocutor. Fue entonces, cuando me apené por el borracho, interrumpí el adoctrinamiento y fui a buscar a la oveja perdida, que volvió al improvisado areópago, adoptando desde entonces una conducta mansa y silente hasta que de pronto interrumpió todo para gritar una decisión trascendental: “¡Ud. ya me convirtió!”… Nos quedamos perplejos y al rato todos los presentes, incluido el Jefe de la aldea de Malaza –a quien llamamos Iona, manifestaron su decisión de ser católicos, bautizar a sus hijos e ingresar al Catecumenado, a lo cual respondimos glorificando a Dios y entonándoles el Tampokererani que es una festiva canción de bienvenida.»

Orden de San Elías: P. Federico Highton-MarchandoReligion.es

La última Padre Federico, me gustaría que nos deje un mensaje, especialmente para los niños, los jóvenes, los padres y abuelos, desde donde estáis, en éstos tiempos donde hay cada vez más confusión, desde vuestra realidad apostólica y misionera y también, aunque haremos figurar todos los medios para ayudaros, ud si lo desea también puede hacernos una llamada, por Cristo Nuestro Señor, que todo se lo merece, Nuestro Buen Dios.

-Que pongan en primer lugar a Dios, que le den el primer lugar a Dios en todas las cosas, como dice el dicho: primero Dios. Fundemos todas las cosas en Cristo, instauremos todas las cosas en Cristo, cómo quería el papá San Pío X, pongamos a Cristo en el centro de nuestra vida, de nuestras actividades, de nuestras instituciones públicas y privadas

¡Este es mi mensaje!

*Santo Padre Pío no contesta una carta…. Una carta que tenía una necesidad urgente. Pero la contesta mucho tiempo después, su ayudante sorprendido le pregunta por qué, pues la urgencia había pasado y el santo Padre Pío le da una explicación sobre Dios y el tiempo, algo así como por ejemplo que yo puedo pedir que el parto de mi madre cuando me dio a luz vaya muy bien y Dios escuchará mi oración y si Él quiere le infundirá ánimo a mí madre.

Gabriela Gorkin

*Marchando Religión no obtiene ningún beneficio. Los enlace que la web pone a disposición de los usuarios, tienen por único objeto facilitar a los mismos la búsqueda de la información disponible en Internet. Marchando Religión no ofrece ni comercializa los productos y servicios disponibles en los sitios enlazados ni asume responsabilidad alguna por tales productos o servicios.

Les invitamos a entrar en nuestra sección #IglesiaMisionera


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Gabriela Gorkin Klincovich

Conversa judía que halla el sentido de su vida, recibiendo el Bautismo en la Vigilia Pascual del 2001, en intentar darle gloria a Dios, con el auxilio de su gracia, la de la Santísima Virgen María Nuestra Madre y la intercesión de Todos los Santos y ángeles del Cielo.