• Mié. Dic 1st, 2021

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

La verdad te hace libre

PorAlberto Mensi

Ago 13, 2021
La verdad te hace libre-MarchandoReligion.es

Decíamos en el artículo anterior que lo opuesto a la studiositas era la curiositas, lo cual dicho en lenguaje actual podríamos decir que lo opuesto a leer buenos libros y escuchar buenos maestros es leer los diarios y educarse con lo que dice la televisión o la radio.

La verdad te hace libre. Un artículo de Alberto Mensi

Pero es muy duro lo que dice Ud. ¿acaso no hay personas cultas en la televisión, en la radio o en los diarios? Puede ser que sí, no lo juzgo, pero de lo que sí estoy convencido es que los medios masivos de comunicación están mediatizados por los poderes económicos internacionales, directamente o a través de sus testaferros nacionales públicos o privados.

Debemos tener muy presente que lo opuesto a la studiositas no es la ignorantia sino la curiositas, ese desparramarse superficialmente por mil lugares, ese demorarse en mil noticias, pero evitando siempre encontrarnos cara a cara con la verdad.

El mundo moderno y el postmoderno es netamente curioso y hoy día con el adelanto en los medios de comunicación, el uso de la computadores, celulares, etc. muchísimo más. Se da una como epidemia de noticias, nos bombardean permanentemente con noticias de todo tipo, algunas importantes, otras que no lo son, algunas que nos afectan directamente, otras que nada tienen que ver con nosotros. Y consumimos todo. Y eso nos impide profundizar en el ser de las cosas. Todo se vuelve volátil y pasajero.

Tenía gran razón Peguy cuando decía: “el diario de esta mañana ya es viejo, Homero sigue siendo actual hoy día”.

Me llamó la atención poderosamente un interesante artículo leído hace unos días acerca de la cada vez mayor falta de libertad en nuestros tiempos. Y aclaramos para que nadie se lleve a confusión que la libertad no es la capacidad de hacer lo que se nos dé la gana, sino la “elección reflexiva del bien mejor”. Los seres humanos tenemos la voluntad indeterminada hacia esto o aquello, a diferencia de los animales que deben hacer necesariamente lo que su instinto les dicte. Por eso el animal no es bueno o malo, sino que actúa según su naturaleza. A diferencia de ellos, los hombres adherimos como bien a aquello que la inteligencia nos presenta como verdadero y decidimos prudencialmente hacer o no hacer esto o aquello.

Con motivo, o según algunos estudiosos: con el pretexto de la pandemia se nos va coartando día a día más cosas concretas que hacen a nuestra libertad. Y lo más llamativo es la coincidencia casi total de los medios de comunicación machacando con una campaña de miedo.

Sin ser un autor de mi devoción, y justamente por ello, les presento un texto de Aldous Huxley quien dice que “el amor ahuyenta el miedo y, recíprocamente el miedo ahuyenta al amor. Y no sólo al amor el miedo expulsa; también a la inteligencia, la bondad, todo pensamiento de belleza y verdad, y sólo queda la desesperación muda; y al final, el miedo llega a expulsar del hombre la humanidad misma».

Hoy día se nos machaca permanentemente con una perversa campaña de miedo, de pánico, de dolor y sufrimiento, y no voy a negar los casos concretos dolorosos que tenemos o hemos tenido. Lo que no me parece lógico es que en el 2020 se haya descubierto el COVID y hayan desaparecido el resto de las enfermedades. Todo eso no me parece para nada lógico, no es coherente. Y sus resultados son realmente nefastos porque no se dan soluciones al tema salud y en cambio cada día se perjudica más la salud real y aún otros ámbitos, otros espacios en que los humanos desarrollamos nuestras vidas, hoy día confinadas y a merced de los gobiernos que dictan medidas draconianas al unísono con el Poder Internacional del dinero.

La Verdad nos hará libres, pero para encontrar la verdad debemos utilizar nuestra inteligencia para desentrañar en medio de tantos datos curiosos, aquello que realmente vale la pena considerar.

Cuando iba a ser el desembarco aliado en Normandía, se desarrolló una tremenda campaña de desinformación, de confusión, para que los alemanes creyeran que el ataque sería en el paso más corto y obvio: hacia Calais. Así se movilizaron cantidad de soldados reservistas en esas costas británicas como si fueran las tropas de asalto. Se construyeron infinidad de aviones, tanques, camiones, cañones de utilería para que los aviones alemanes fotografiaran lo que no era y pensaran que era. Y la trampa dio resultado, se logró el engaño.

Realmente no puedo afirmar o decir que estos son los últimos tiempos, ni sé siquiera cuando serán, pero lo que si puedo asegurar es que se parecen en mucho, y cuando lleguen esos días: nadie podrá comprar ni vender si no está marcado1. Hoy día hay un paso más que están dando muchos gobiernos afines al Nuevo Orden Mundial y es el llamado pasaporte sanitario indispensable para ingresar en determinados lugares, para comprar determinadas cosas, para viajar, salir o entrar a países o ciudades. ¿Es esto lo que se había anunciado? Puede que sí o puede que no, pero al menos va acostumbrando a la gente a ser cada vez más borregos y declinar algo más de la verdadera libertad.

No puedo afirmar qué tiempo es éste que estamos viviendo, pero de lo que si estoy seguro es que Dios nuestro Señor no nos ha dado la cabeza tan sólo para separar las orejas. Podemos pensar.

Dios en su infinito Amor y Providencia nos explica qué es lo que va a suceder, qué es lo que sucede y se lo ha dicho a San Juan Evangelista quien lo puso por escrito en el libro del Apocalipsis, el libro de la Revelación. Libro que no es tan sólo para adornar la Biblia, o un libro de cuentos fantásticos para asustar a los chicos.

El Apocalipsis es el libro de la Esperanza, es el libro en que se nos muestra el profundo y tierno amor de Dios que nos dice lo que sucede justamente para alentarnos, para fortalecer nuestra esperanza, para que no desfallezcamos.

Por eso debemos dejar de lado, de una vez por todas, los cantos de sirenas de los medios de comunicación pagados por los poderosos y buscar con todo el corazón la verdad, porque Cristo nuestro Rey y Señor nos ha dicho: “Si permanecéis en mi palabra, sois verdaderamente mis discípulos, y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres2

Somos todo tuyo Reina nuestra y Madre nuestra, y todo lo que tenemos tuyo es. Sé Tú nuestra luz y guía en todo.

Alberto Mensi

1 Apocalipsis 13, 17

2 San Juan 8, 31 – 32

Nuestro artículo recomendado: El camino para restaurar en Cristo

Les invitamos a seguir nuestros debates en nuestro canal de Youtube: MR

Nuestra recomendación en el centro Pieper: El Apóstol Santiago, la Virgen del Pilar y la Evangelización de España


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Alberto Mensi

Alberto Antonio Mensi (13 julio 1955) Egresado del Liceo Militar Gral. San Martín Profesor de Filosofía Profesor de Ciencias Sagradas Diplomado Universitario en Pensamiento Tomista (Universidad FASTA) Recibió el espaldarazo caballeresco como Caballero de María Reina el 15 de agosto de 1975 Maestro Scout y Formador Scout Católico Casado con María Pía Sernani Padre de cuatro hijos Abuelo de cinco nietos (por ahora)