• Dom. Ene 23rd, 2022

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

¿Buscando un nuevo examen de conciencia? Intenta con la Regla de San Benito

examen de conciencia

Existen cientos de formatos para un buen examen de conciencia para la preparación de la confesión, sin embargo el autor les presenta este basado en la Regla de San Benito.

¿Buscando un nuevo examen de conciencia? Intenta con la Regla de San Benito, un artículo de Peter Kwasniewski para LifeSiteNews

(En presente artículo fue publicado para la fiesta de verano de San Benito [Su fiesta de invierno es el 21 de marzo], y el autor lo ofrece en su honor.

Nota de Marchando Religión: Hemos querido publicar este artículo ahora en Adviento como una preparación para una buena confesión a fin de recibir a Nuestro Señor en Navidad en gracia de Dios.

 A los católicos se les anima a prepararse para el Sacramento de la Penitencia revisando con devoción un examen de conciencia. Se puede encontrar una multitud de formatos para estos exámenes. Comúnmente la mayoría están basados en los Diez Mandamientos, pero a veces se encuentran referencias a las Bienaventuranzas, a las obras de misericordia corporales y espirituales, a las virtudes y los vicios, o categorías de personas.

Como oblato benedictino me gusta leer comentarios sobre la Santa Regla. Uno de estos comentarios sugirió algo nuevo para mí:  que debiera examinar mi conciencia basado en lo que el Patriarca del monacato occidental dijo en su magnífico capítulo cuarto. Mientras miraba una vez más el capítulo cuarto, me di cuenta de que San Benito había de hecho ofrecido un “cuadro” completo de la santidad cristiana y de todas las maneras obvias y sutiles en las cuales podemos apartarnos de ella. Sostuvo un espejo frente a Cristo y nos pidió que nos miráramos a nosotros en ese espejo, o más bien, que viéramos dónde el reflejo era borroso, distorsionado o inexistente.

Al final decidí compilar una serie de preguntas basadas en el capítulo 4 de la Regla, para que me sirviera como una guía para prepararme para la confesión. Cuando compartí mi guía con otros, la reacción fue tan positiva que me sentí animado a hacerla más ampliamente disponible.

En honor a San Benito, cuya fiesta de verano celebra hoy la Iglesia Católica (22 de julio), ofrezco a los lectores de LifeSite este nuevo examen de conciencia, basado en una muy antigua regla monástica.

Veni, Sancte Spiritus, veni per Mariam.

En General:

¿He descuidado amar a Dios con todo mi corazón, con toda mi alma, con toda mi fuerza, y a mi prójimo como a mí mismo? Si es así, ¿de qué manera específicamente?

De obra o de pensamiento, ¿he matado, cometido adulterio, robado, codiciado o dado falso testimonio?

¿He fallado en honrar a todos los hombres?

¿Hice al otro lo que no me habría hecho a mí?

¿He preferido cualquier cosa, ya sea grande o pequeña, al amor de Cristo?

Auto-renuncia:

¿He sido autoindulgente en vez de negarme a mí mismo a fin de seguir a Cristo?

¿He mimado mi cuerpo o he buscado una vida delicada más que mortificar mi cuerpo?

¿He abandonado el ayuno o la abstinencia?

¿He abusado del vino o de otras bebidas, o he incurrido en la glotonería?

¿He sido perezoso u holgazán?

¿Me sumergí en los asuntos mundanos más que en mantenerme alejado de ellos?

¿Satisfice los deseos de la carne más que aborrecer mi propia voluntad?

¿He pecado contra la castidad, la modestia o la pureza?

Caridad hacia el prójimo

¿He descuidado, cuando fue posible, aliviar al pobre, vestir al desnudo, visitar al enfermo, enterrar al muerto, ayudar al afligido o consolar al que sufre?

¿Le he dado satisfacción a la ira o he albergado deseos de venganza?

¿He fomentado el rencor en mi corazón o he hecho una paz fingida?

¿He faltado a la verdad de corazón y de boca?

¿He respondido al mal con el mal o he hecho mal a alguien?

Cuando fui agraviado, ¿sentí o me mostré impaciente?

¿He odiado a mis enemigos o a algún hombre?

¿He descuidado mi oración por mis enemigos en el amor de Cristo?

¿He evitado hacer las paces con algún adversario antes de que se ponga el sol?

¿He rehuido la persecución por causa de la justicia?

¿He devuelto maldición por maldición en vez de una bendición?

¿He sido culpable de murmuraciones o de retractaciones?

¿He evitado hablar en demasía, con palabras vanas o reído excesiva e innecesariamente?

¿He proferido palabras malas y perversas?

¿He sido celoso o dado consentimiento a la envidia?

¿He amado la contienda?

¿Sucumbí a la vanidad?

¿He sido orgulloso?

¿Dejé de reverenciar a mis mayores en Cristo?

¿Dejé de amar a aquellos que son mis hermanos, subalternos, dependientes o alumnos?

¿De alguna manera he descuidado la caridad?

Buscar primero el Reino de Dios

¿He descuidado en mi oración la confesión diaria de los pecados cometidos?

¿He dudado de poner mi esperanza en Dios?

¿Le he atribuido sutil o abiertamente el bien que veo en mí mismo a mi propia persona en lugar de a Dios?

¿He rehuido de reconocer el mal que he hecho o he tratado de culpar a otro?

¿Me he demorado en dar los pasos necesarios para enmendar mis pecados, negligencias o faltas?

¿He sido negligente en chocar mis malos pensamientos contra la roca de Cristo en el momento en que se han venido a mi corazón?

¿He sido flojo en aplicarme a la oración frecuente o a la lectio divina?

¿Dejé de tener la muerte frente a mis ojos, con temor al Día del Juicio y el miedo al infierno?

¿No he estado deseando la vida eterna con todo el anhelo espiritual?

¿He sido poco vigilante a las acciones de mi vida teniendo en cuenta que Dios me ve en todas partes?

¿No he buscado el consejo de mi padre espiritual cuando debería haberlo hecho?

¿Le he ocultado los malos pensamientos?

¿He mostrado poca obediencia a los mandatos de aquellos que tiene una autoridad sobre mí?

¿Busco la reputación de santidad más que la santidad misma?

¿He sido descuidado en el cumplimiento diario de los mandamientos de Dios?

¿He desesperado de la misericordia de Dios?

Peter Kwasniewski

*Nota de edición: La fotografía pertenece al artículo original publicado por LifeSiteNews. MarchandoReligion declina toda responsabilidad

Puedes leer este artículo en su sitio original en inglés aquí: https://www.lifesitenews.com/blogs/looking-for-a-new-examination-of-conscience-try-the-rule-of-st-benedict/

Nuestra sugerencia de lectura para este artículo

Les invitamos a escuchar esta conferencia del Profesor Kwasniewski subtitulada el español


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Profesor Peter Kwasniewski

Profesor Peter Kwasniewski: (Chicago, 1971) Teólogo y filósofo católico, compositor de música sacra, escritor, bloguero, editor y conferencista. Escribe regularmente para New LiturgicalMovement, OnePeterFive, LifeSiteNews, yRorateCaeli. Desde el año 2018 dejó el Wyoming CatholicCollegeen Lander, Wyoming, donde hacía clases y ocupaba un cargo directivo para seguir su carrera como autor freelance, orador, compositor y editor, y dedicar su vida a la defensa y articulación de la Tradición Católica en todas sus dimensiones. En su página personal podrán encontrar parte de su obra escrita y musical: https://www.peterkwasniewski.com/