• Lun. May 23rd, 2022

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

El matrimonio y los consejos evangélicos (I)

PorMarchando Religion

Ene 18, 2022
Relaciones familiares en el hogar La Cortesía-MarchandoReligion.es

¿Es posible llegar a la perfección sin seguir los consejos evangélicos?

El matrimonio y los consejos evangélicos (I). Por Raoul Plus, S.J

Así planteada, la pregunta puede tener dos respuestas según se entienda la práctica eficaz de los consejos evangélicos o simplemente el espíritu de los mismos.

1. La perfección consiste en el ejercicio de la caridad como lo implica el deber del propio estado. “Sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto” se dijo a todos, no sólo a los sacerdotes y religiosos. Y de nuevo a todos: “Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, y con toda tu alma, y ​​con toda tu mente y con todas tus fuerzas”.

La perfección de la caridad se ordena a todos y no sólo se aconseja.

Es cierto que los consejos evangélicos son una ayuda para el ejercicio de la virtud de la caridad para aquellos que han elegido vivir de ellos; no son los únicos medios.

El Evangelio lo deja perfectamente claro: Está la observancia de los Mandamientos, una necesidad para todos; está la observancia de los consejos evangélicos, para los que la desean; sólo estarían obligados a adoptar este segundo medio aquellos que tuvieran pruebas de que sin ellos no podrían alcanzar su salvación, un caso realmente raro.

2. Pero parece muy difícil llegar a la perfección de la caridad sin adoptar el espíritu de los consejos evangélicos.

De hecho, hay tres grandes obstáculos para el perfecto servicio de Dios: el apego excesivo a los bienes de la tierra; la tendencia a buscar satisfacciones puramente egoístas en lo que respecta a los afectos del corazón; finalmente el hábito de obedecer no tanto la voluntad de Dios para nuestra vida como el capricho personal y las falsas exigencias del mundo.

De esto es evidente que la búsqueda de la perfección presupone el espíritu de desprendimiento; es usar las cosas, como diría San Pablo, como si no las usáramos en absoluto.

Esa sugerencia es buena no sólo para la vida en el claustro, sino tan buena, si no más, en vista de la mayor dificultad, en la vida sencilla de observar los Mandamientos. El espíritu de pobreza en ambos casos es esencial.

La búsqueda de la perfección viviendo en medio del mundo exige también el espíritu de castidad, la castidad del corazón, no hasta el punto de tener que privarse de todo como hacen los que están comprometidos con el estado virginal, sino con el punto de las privaciones necesarias para satisfacer las exigencias del estado conyugal. Por lo tanto, el espíritu de castidad es igualmente esencial.

La lucha por la perfección en medio del mundo todavía permite al individuo entera libertad en cuanto a muchos de los detalles de la vida, las llamadas cosas buenas de la vida, así como las ideas, el compañerismo, la vestimenta.

El soldado Ernest Psichari anhelaba como decía “estar libre de todo menos de Jesucristo”.

Esfuérzate por obedecer sólo a Dios, quien dijo: “Buscad primero el reino de Dios y todo lo demás se os dará por añadidura”. No debo dejar que “los demás” tengan prioridad sobre “el Reino”.

La obediencia a Dios no debe estar marcada por la pasividad formal sino por la visión y la convicción. Permítanme medir la distancia desde el lugar en el que me encuentro ahora mismo, hasta la cumbre del cristianismo.

Raoul Plus, S.J. (1882-1958) escribió más de cuarenta libros para ayudar a los cristianos a comprender el amor de Dios por el alma. Sus obras enfatizan el papel vital de la oración en la vida espiritual y muestran cómo se pueden vivir las verdades de la fe.

Pueden leer todos los artículos en nuestra sección de: Familia Tradicional

Les invitamos a ver nuestros debates sobre el matrimonio, la eutanasia, el aborto…en nuestro canal MR


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Marchando Religion

Marchando Religion. Redacción