• Mié. Dic 1st, 2021

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

El matrimonio y el cuerpo místico

PorMarchando Religion

Sep 7, 2021
Relaciones familiares en el hogar La Cortesía-MarchandoReligion.es

CRISTO vino a restaurar la vida divina perdida por el pecado. ¿Pero cómo?

El matrimonio y el cuerpo místico. Por Raoul Plus, S.J

Traducido por Augusto Pozuelos para Marchando Religión

Él no nos salvó por un simple acto externo a Él mismo, como alguien podría poner una suma de dinero para rescatar a un esclavo, sino incorporándonos en Él mismo, convirtiéndonos a todos con Él en un único organismo. «Yo soy la Vid, ustedes son los sarmientos». Cristo es la Cabeza, nosotros los miembros y juntos somos el cuerpo entero, Cristo.

El agregado de todos los miembros, todas las ramas unidas constituyen la Iglesia, unida por un vínculo inquebrantable con Cristo, su Líder y Cabeza.

Y el matrimonio cristiano será … y sólo será … nada más que el símbolo de esta unión de Cristo con su Iglesia, de la Iglesia con su Santa Cabeza. San Pablo, al final de su epístola a los cristianos en Éfeso, no da otra regla de amor y seguridad en su unión a los casados ​​que el consejo de copiar esta unión en su vida. Les dice a las esposas.

“Que las mujeres estén sujetas a sus maridos como al Señor: Porque el marido es la cabeza de su esposa como Cristo es la Cabeza de la Iglesia, siendo Él mismo Salvador del cuerpo. Y justo como la Iglesia está sujeta a Cristo, así también las mujeres estén sujetas a sus maridos en todo”.

Luego, dirigiéndose a los maridos, continúa:

«Los maridos amen a sus esposas, así como también Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por Ella». Así es como los maridos deben amar a sus esposas y recordar las palabras del Génesis. «Serán dos en una sola carne», concluye San Pablo, «Este es un gran misterio … me refiero a Cristo y a la Iglesia».

¿Es posible imaginar un divorcio entre Cristo y la Iglesia, entre la Iglesia y Cristo?

De la misma manera, debería ser imposible concebir un divorcio entre un hombre y una mujer en el matrimonio cristiano, ya que el hombre no es más que un doble, una imagen de Cristo; la mujer un doble, una imagen de la Iglesia.

Este es sólo un aspecto negativo … no estar desunido. La unión de Cristo con la Iglesia, que simboliza el bautismo, invita a los esposos a tener la más profunda y completa consagración el uno para el otro.

Es esta entera consagración los unos a los otros lo que exige San Pablo. No en vano, la liturgia de la misa nupcial contiene esta particular epístola de san Pablo. Desafortunadamente, ¡cuán pocos comprenden algo del significado de estos textos!

¡Cuánto más apropiado sería, en el momento del matrimonio, aprovechar el discurso del matrimonio para explicar a los interesados ​​el significado sublime de la ceremonia y las obligaciones que se derivarán, en lugar de repartir tantas tonterías y hacer tantos cumplidos y felicitaciones!

La enorme dificultad es que sería necesario tocar el profundo espíritu evangélico y, para la mayoría de las personas, el Evangelio es letra muerta.

Como consecuencia, todos se mantienen en el bajo nivel de temas trillados comprensibles para todo el mundo. Volveré a menudo a esta Epístola de mi Misa nupcial; me ayudará a profundizar mi cristianismo.

Raoul Plus, S.J. (1882-1958) escribió más de cuarenta libros para ayudar a los cristianos a comprender el amor de Dios por el alma. Sus obras enfatizan el papel vital de la oración en la vida espiritual y muestran cómo se pueden vivir las verdades de la fe.

Nuestro artículo recomendado: La maternidad

Pueden leer todos los artículos en nuestra sección de: Familia Tradicional

Les invitamos a ver nuestros debates sobre el matrimonio, la eutanasia, el aborto…en nuestro canal MR


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Marchando Religion

Marchando Religion. Redacción