• Sáb. Nov 27th, 2021

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

El matrimonio. Antes de embarcarse II

PorMarchando Religion

Ene 26, 2021
El matrimonio. Antes de embarcarse II-MarchandoReligion.es

Continuamos con el artículo del otro día avanzando en el matrimonio y los pasos previos

El matrimonio. Antes de embarcarse II.  Por Raoul Plus, S.J

(Preparación de los textos: Augusto Pozuelos)

Además de la preservación de la castidad, la persona que aspira al matrimonio tiene un segundo gran deber: Orar mucho. Un viejo proverbio dice sabiamente: “Antes de embarcarse en el mar, reza una vez. Antes de partir hacia la guerra, reza dos veces. Antes de casarte, reza tres veces «.

Y esta necesidad de rezar más antes del matrimonio que antes de un viaje o una batalla es evidente por varias razones. Consideremos el riesgo de asociarse estrechamente con una criatura que tiene muchas limitaciones; con una criatura de la que se sabe muy poco, particularmente en materia de defectos, ya que durante el período de noviazgo y compromiso uno inconscientemente hace todo para no revelarse enteramente; con una criatura a la que se ama con todo el corazón, pero que posee no sólo rasgos amables, sino también defectos que pueden causar sufrimiento; con una criatura que puede otorgar la mayor alegría, pero que, lamentablemente, también puede infligir el dolor más profundo.

Además, para sobrellevar las alegrías así como las posibles pruebas, ¿no necesitamos mucha ayuda de Dios? Y para obtener esta ayuda, ¿no debemos orar mucho? Otra razón de la necesidad de tal oración cuando se desea establecer un hogar es que de una unión una vez sancionada por la Iglesia y consumada, no hay retirada posible. Es una elección definitivamente establecida. Para que dos seres humanos cambiantes se atrevan a unirse el uno al otro para siempre en una relación tan íntima como la realidad del matrimonio, ¿no es la ayuda sustentadora de Dios un requisito primordial? ¿Y para obtener esta ayuda no es necesario rezar mucho? ¿Mi vida antes del matrimonio ha sido una vida de santificación y oración en preparación para mi matrimonio? ¿O he confiado únicamente en los méritos humanos que existen en ambas partes y he olvidado poner bajo la protección de Dios la unión que estaba a punto de contraer? Si he sido negligente, debo compensarlo ahora. Todavía hay tiempo. Si, por el contrario, oré mucho antes de mi matrimonio, no puedo dejar de orar con fervor ahora que estoy casado. Cuanto mayor sea el lugar que Dios ocupa en mi vida, mayor será mi seguridad de que mi hogar será sobrenaturalmente feliz y, sin duda, también humanamente feliz.

“A ti, oh María, mi buena Madre, te confío mi matrimonio y mi hogar. Parece que el matrimonio es el medio de santificación que Dios me ha destinado, como lo es para el alma elegida que me ha dado.

Juntos haremos todo lo posible para glorificar a Dios; ésta es nuestra firme resolución. Bendícenos, ayúdanos, fortalécenos. Los marineros te llaman Stella Maris. Sé también para nosotros la Estrella del Mar y mantennos a salvo durante toda nuestra travesía. Ponemos a tu cuidado nuestra embarcación y su tripulación.

Serás la Reina al mando del barco «.

Preparación de los textos: Augusto Pozuelos)

Raoul Plus, S.J. (1882-1958) escribió más de cuarenta libros para ayudar a los cristianos a comprender el amor de Dios por el alma. Sus obras enfatizan el papel vital de la oración en la vida espiritual y muestran cómo se pueden vivir las verdades de la fe.

Pueden leer el anterior artículo: El matrimonio. Antes de embarcarse I

Todos los artículos de esta serie disponibles en nuestra sección de: Familia Tradicional

Les invitamos a ver nuestro debate sobre el matrimonio


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Marchando Religion

Marchando Religion. Redacción