• Dom. Dic 5th, 2021

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

Devoción mutua

PorMarchando Religion

Sep 14, 2021
El hogar Católico-MarchandoReligion.es

El énfasis en el deber de la devoción recíproca de marido y mujer es evidente en la cita anterior de San Pablo. Para que la Iglesia permanezca intacta, hermosa e inmaculada, Cristo es generoso en su cuidado de ella. A cambio, la Iglesia no deja nada por hacer para glorificar a su Divino Esposo.

Devoción mutua. Por Raoul Plus, S.J

Así es como deben tratarse los esposos y las esposas. El esposo debe ser otro Cristo, una copia fiel de Cristo.

No debe descuidar nada por el honor y el bienestar de su esposa; incluso debería estar listo, si surgiera la necesidad, para derramar su sangre por ella.

Ella, por su parte, debería hacer todo lo posible por venerar a su marido. Debe ser una rivalidad mutua de amor.

Así como existe entre Cristo y la Iglesia, en perfecta armonía con su mutua devoción, un vínculo de autoridad por un lado y de sumisión por el otro, así también en el hogar, al marido se le confía el liderazgo en su avance juntos. y la esposa une sus esfuerzos a los de él en sentimientos de amorosa sumisión.

El deber de subordinación de la esposa a su marido no surge de la incapacidad de la mujer, sino de las diferentes funciones que cada uno de los dos debe ejercer.

Cuando cada uno cumple bien la función que le corresponde, la unidad del hogar está asegurada.

La esposa no es esclava; ella es una compañera. En los puntos esenciales no hay subordinación sino igualdad necesaria. El hombre no tiene derecho a casarse mancillado y, sin embargo, exigir que su esposa siga siendo virgen. El hombre no tiene permiso para traicionar el hogar y la esposa la obligación de permanecer fiel. Y cuando se trata del derecho matrimonial, el deber es conyugal, igual para cada uno: cuando el marido pide a la mujer que se entregue a él, ella debe conceder el pedido. Pero hay un deber recíproco. Cuando ella le hace el mismo pedido, él también debe concederlo.

El deber de subordinación se aplica sólo en lo que respecta a la dirección del hogar. No le da al esposo el derecho de imponer ninguno de sus caprichos a su esposa. De hecho, si llegara a hacer exigencias contrarias a la ley de Dios, ella tiene el deber de resistirle con toda dulzura pero también con la firmeza necesaria.

Bien entendido, entonces, la sumisión de la esposa a su esposo no es en absoluto degradante. Además, obedecer no es nunca descender sino ascender.

Dejemos que el esposo y la esposa no se esfuercen tanto por igualarse como por ser dignos el uno del otro. Que el esposo ponga en el ejercicio de su autoridad la reserva y la prudencia que ganan confianza; y que la esposa se esfuerce por ser una mujer consumada, no masculina sino femenina.

El carácter interesante del hogar no es un hombre, una mujer, sino la pareja; no un individuo, sino la familia, el desarrollo armonioso de la célula familiar; no la dualidad como tal, sino el avance en común de los dos.

Raoul Plus, S.J. (1882-1958) escribió más de cuarenta libros para ayudar a los cristianos a comprender el amor de Dios por el alma. Sus obras enfatizan el papel vital de la oración en la vida espiritual y muestran cómo se pueden vivir las verdades de la fe.

Nuestro artículo recomendado: La maternidad

Pueden leer todos los artículos en nuestra sección de: Familia Tradicional. Les invitamos a compartirlos en las redes sociales

Les invitamos a ver nuestros debates sobre el matrimonio, la eutanasia, el aborto…en nuestro canal MR

Los debates de MR-División entre católicos

*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Marchando Religion

Marchando Religion. Redacción