• Dom. Dic 5th, 2021

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

El matrimonio y la Eucaristía (I)

PorMarchando Religion

Nov 3, 2021
Matrimonios mixtos-MarchandoReligion.es

¿Qué relación tiene el Sacramento del matrimonio y la Eucaristía? Nadie está obligado a casarse pero si lo hace debe cumplir con las obligaciones matrimoniales

El matrimonio y la Eucaristía (I). Por Raoul Plus, S.J

Una joven antes de casarse le escribió a su futuro esposo pidiéndole que fuera a la Sagrada Comunión con ella tan a menudo como fuera posible; “La Eucaristía es el sacramento de los que están comprometidos para contraer matrimonio porque es el Sacramento del Amor”.

Tan impresionado quedó el joven por su pensamiento y tanto bien obtuvo de él, que grabó la frase en su lápida cuando se la arrebató una muerte prematura.

Matrimonio y Eucaristía … Qué verdad es, que ambos son sacramentos de amor. ¿Qué requiere el amor?

El amor se expresa en estas tres necesidades: la necesidad de la presencia del amado, la necesidad de unión, la necesidad del intercambio de sacrificios. Cada uno de los dos sacramentos satisface esta triple necesidad.

Necesidad de presencia. En la Eucaristía: «Este es Mi Cuerpo». Dios, presente en nosotros en su naturaleza divina por la gracia santificante recibida en el bautismo, encontró el medio para unir consigo una naturaleza humana: «El Verbo se hizo carne».

Estaba seguro de que bajo esa nueva forma encontraría la manera de hacerse presente a la humanidad. Por tanto, la Eucaristía.

En el matrimonio: No hace falta mencionar el anhelo que tiene la pareja de estar juntos. Si hablan, será solo para decirse lo felices que son de estar cerca el uno del otro. Puede que no digan nada, pero luego, en el profundo silencio que los envuelve, sus almas se unirán, se comunicarán e intercambiarán lo mejor de sí mismos.

El silencio entre amantes es a menudo más elocuente que las palabras.

Aunque al comienzo del matrimonio, estar juntos es una alegría pura y no hay necesidad de instar a los recién casados ​​a la convivencia, puede suceder que a la larga surjan disgustos; el encanto de estar juntos se desvanece tal vez porque los defectos se manifiestan más fácilmente que en el pasado o porque el concepto del matrimonio, que era demasiado romántico en la pareja, no los preparaba para las posibles fallas en el otro o simplemente porque un hombre nunca será otra cosa que un hombre y una mujer nunca más que una mujer, es decir, dos seres limitados que no pueden evitar descubrir, tarde o temprano, sus mutuas limitaciones.

Nadie está obligado a casarse. Pero una vez casados, la convivencia es un deber.

El Derecho Canónico establece: «Los cónyuges deben observar la comunidad de la vida conyugal». San Alfonso dice aún más específicamente: «Los casados ​​están obligados a convivir en una casa para compartir la cama y la comida».

La separación con respecto a los dos últimos puntos puede, por razones justas, permitirse en ciertos casos.

Se necesitan razones graves para que los esposos y las esposas no vivan bajo el mismo techo; siempre es de temer el peligro del escándalo y, bajo la presión de las tentaciones que puedan surgir, también el peligro de transformar la simple separación de cuerpos en un divorcio real.

Raoul Plus, S.J. (1882-1958) escribió más de cuarenta libros para ayudar a los cristianos a comprender el amor de Dios por el alma. Sus obras enfatizan el papel vital de la oración en la vida espiritual y muestran cómo se pueden vivir las verdades de la fe.

Nuestro artículo recomendado: Superioridad de la mujer

Les invitamos a ver nuestros debates sobre el matrimonio, la eutanasia, el aborto…en nuestro canal MR

Todos los artículos dedicados a la familia los pueden encontrar en nuestra sección: Familia Tradicional


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Marchando Religion

Marchando Religion. Redacción