• Sáb. Nov 27th, 2021

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

¡Viva México! ¡Viva México! ¡Viva México!

PorJorge A. Rangel

Sep 27, 2019
Viva México-MarchandoReligion.es

Méxicano hasta la médula nuestro compañero Jorge, ¿Es el mismo grito de viva méxico el que suena hoy, que el que sonó en sus orígenes? ¿Cuál es el grito que resuena desde Roma hasta la Amazonia?

«¡Viva México! ¡Viva México! ¡Viva México!», Jorge A. Rángel

Cada año a las 11 de la noche del 15 de septiembre, el presidente de México preside una ceremonia con la que se recuerda el inicio de la lucha de independencia de México, grita como lo hizo Miguel Hidalgo y Costilla ( su nombre completo Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla Gallaga Mandarte y Villaseñor), el sacerdote diocesano y señor cura en el pueblo de Dolores, hoy Dolores Hidalgo allá en Guanajuato. El padre de la Patria, como se le conoce, al amanecer del 16 de septiembre de 1810, hizo tocar en repique las campanas congregando a la comunidad, Alzando la voz al pie del campanario incitó a los presentes a tomar y levantarse en armas.

¿Qué gritó el cura Hidalgo?

Dice Manuel Abad y Queipo (1810), obispo asturiano de Valladolid hoy Morelia en Michoacán, que excomulgó a Hidalgo, dice, “¡Viva nuestra madre santísima de Guadalupe!, viva Fernando VII y muera el mal gobierno”.

Diego Bringas (1810), “¡Viva la América!, ¡Viva Fernando VII, ¡Viva la religión y mueran los gachupines”

Ernesto Lemoine Villicaña, historiador que recopiló este anónimo: “¡Viva la religión católica!, ¡Viva Fernando VII!, ¡viva la Patria y reine por siempre en este continente americano nuestra sagrada patrona la santísima Virgen de Guadalupe!, muera el mal gobierno!”

Juan Aldama (1811), insurgente que participó en el proceso de independencia, hermano de Ignacio Aldama: “¡Viva Fernando VII!, ¡viva América!, ¡viva la religión y muera el mal gobierno!”

Servando Teresa de Mier (1813), ex fraile dominico, sacerdote liberal y escritor de numerosos tratados sobre filosofía política en el contexto de la independencia de México: “¡Viva Fernando VII y la Virgen de Guadalupe”

Lucas Alemán (1840), un historiador conservador: ¡Viva la religión!, ¡viva nuestra madre santísima de Guadalupe!, ¡viva Fernando VII!, ¡viva la América y muera el mal gobierno”. A lo que el pueblo respondió: ¡Viva la Virgen de Guadalupe y mueran los gachupines!”

Carlos Herrejón (2011), historiador: “Hijos mios ¡Únanse conmigo! ¡Ayúdenme a defender a la Patria! Los gachupines quieren entregarla a los impíos franceses. ¡Se acabó la opresión! ¡Se acabaron los tributos! ¡Al que me siga a caballo le deré un peso; y a los de a pie, un tostón!”

Hoy se celebra la noche del grito, que conmemora nuestra lucha de independencia, es una lucha importante del calendario cívico nacional, no tiene un protocolo ya que las consignas en el “grito”, a pesar de haber frases tradicionales, como vimos antes, el que lo da “pone de su cosecha” lo que se le antoja. El grito no solo lo da el presidente de México, sino todos los titulares del Poder Ejecutivo en los diferentes niveles de gobierno: gobernadores, presidentes municipales, jefes delegacionales, embajadores. Todos, esa fecha y hora portan una bandera nacional y dirigen a la población reunida la arenga, y todos responden gritando ¡Viva! cual amén a toda frase del voceador.

Después del “grito” se toca la campana, en el caso de de Palacio nacional es una réplica a la que tocó el cura Hidalgo hace 209 años, y posteriormente se ondea la bandera nacional como ondeó alguna vez el estandarte de la guadalupana que encabezó al ejército insurgente. Y todo termina con música mexicana, luces pirotécnicas y una gran verbena popular.

El grito de la cuarta, o el grito de cuarta en la transformación de México

En verdad el grito de nuestro hoy presidente no es el primero, inició sus gritos de transformación en 2006 cuando perdió las elecciones y tras cuarenta y cinco días de plantones y mítines colapsando las calles de la ciudad, amenazó dar su grito como presidente legítimo a los pies del balcón presidencial en el Palacio Nacional. En 2007 Gritó desde el edificio del Ayuntamiento, a un costado de donde los dío el presidente, en 2008 adelantó su grito una hora desde el Zócalo capitalino, 2009 desde el Hemiciclo a Juárez muy cerca del Palacio de Bellas Artes, donde calificó al presidente de “monigote”, 2010 gritó en la Plaza de las tres culturas en Tlaltelolco, 2011 se escuchó en Salamanca Guanajuato, 2012 después de perder por segunda vez las elecciones presidenciales siguió gritando. En 2013 en Chiapas, 2014 en Azcapotzalco, Ciudad de México, 2015 desde Tabasco, 2016 Texcoco, Edo de México, 2017 en la cuna de la Independencia, Dolores Hidalgo, 2018 gritó ya como presidente electo en Ocoyoacac, Edo de México. Gritó, gritó y gritó como el “presidente legítimo“ gritó por todos los que pudieran ayudarle a llegar a ser el Presidente de México. Sólo una pregunta: los gritos desde un templete cuestan, quien pagó?

Dime que gritas y te diré quién eres

Viva la independencia, viva Miguel Hidalgo y Costilla, viva José María Morelos y Pavón, viva Josefa Ortiz de Domínguez, viva Ignacio Allende, viva Leona Vicario, vivan las madres y los padres de nuestra Patria, vivan los héroes anónimos, viva el heróico pueblo de México, vivan las comunidades indígenas, viva la libertad, viva la justicia, viva la democracia, viva nuestra soberanía, viva la fraternidad universal, viva la paz, viva la grandeza cultural de México, viva México, viva México, viva México.

Son 20 arengas, 8 hacen referencia a la independencia, a los insurgentes, 5 recuerdan los sueños del mexicano, frutos del buen gobierno, 6 hablan de México su gente y cultura y 1 a la “fraternidad universal”. Que lejos estamos de lo que los estudiosos e historiadores nos dicen del primer grito, el grito que no dice y no se sabe de quién hay que liberarse, de España?, del mal gobierno? de los enemigos de España? de la Iglesia?

Un grito desde Roma hasta la Amazonia

En México existen otros gritos que se dan y todos responden ¡viva!, como en otras partes del mundo, como el grito del “desarrollo sostenido” que urge poner freno al desarrollo moderno, afirma que no podemos seguir creciendo, pues es crecimiento es negativo. Esto lo afirma la ONU y el ya cercano sínodo.

En tiempos de los insurgentes mexicanos, dentro de los mismos sacerdotes había quienes de manera abierta o privada aceptaban las ideas que llegaron desde la lejana Francia ofreciendo libertad, igualdad, fraternidad. En fin muchas mentiras disfrazadas con palabras agradables, hoy pasa lo mismo, la condición humana siempre limitada, cae constantemente en la tentación del siempre arriba y adelante y nunca retroceder. Mejor callar, mejor ser políticamente correcto, pensar mucho en el futuro terreno y poco en la eternidad donde se vive para siempre en el sufrimiento o en la gloria.

Ya escuchamos durante varios años de la Iglesia con rostro laical, eso ya pasó, preparémonos para escuchar de la Iglesia con rostro amazónico, totalmente ecologista, de los nuevos caminos para la Iglesia y una ecología integral, según esto el problema ecológico es global, mundial, no tiene fronteras y nos afecta a todos. Se afirma que la intervención humana es la que provocó la crisis.

El nuevo referente como hablan hoy los pastores, es la Amazonia, se propone como solución el modelo tribal para un desarrollo sostenido. Es una nueva visión; la Iglesia debe escuchar a los pueblos indígenas y aprender de ellos y no cometer el mismo error que existe desde hace 500 años, los indios son víctimas aún de neocolonialismo disfrazado de progreso, La evangelización de tantos misioneros es uno de los episodios más tristes de la historia, no escucharon la sabiduría ancestral de estos pueblos. No inculturaron el Evangelio. Tenemos mucho que aprender de los ritos ancestrales amazónicos.

Estamos ante una revolución social, cultural y religiosa. Después del Sínodo, dice algún cardenal, nada en la Iglesia será igual. La invitación es a una conversión ecológica que implica un estilo de vida nuevo, debemos superar el individualismo y superar la obsesión del consumo, es un proyecto común y global, todo está conectado.

El sínodo de Amazonia, no es la Iglesia que se reúne para saber cómo desarrollar la fe y catequesis de los indios, al contrario la Iglesia convoca un sínodo para escuchar a los indios y saber de su visión de dios. Hay que romper con el consumo, el mayor pecado, cuidar la madre tierra que es santa y fuente de sabiduría.

Ya está superada la teología conservadora, de la liberación, del pueblo, la teología indigenista muestra la hermandad cósmica de todo lo creado donde dios escondido se vio obligado a manifestarse por segunda vez en Jesús. La encarnación del verbo es la presencia inmanente de Dios en la naturaleza. Hay una dimensión cósmica, ecológica, todo está vinculado.

El pecado individual de antes, fue después social y será pronto ecológico, nuestra tarea es liberar y organizarse, el camino es la austeridad que se opone al consumismo, el modelo las sociedades austeras. La Eucaristía remite al centro vital del universo, la comunidad celebra el amor cósmico. Esto es un proyecto común y global, todo está conectado

Otro grito es el que ofrece este nuevo modelo, el “buen vivir” existe cuando hay comunión, armonía, con el entorno con los demás hombres y con su creador, las metas que se escuchan utópicas, tienen ya medido su alcance, no se logrará el ciento por ciento de lo propuesto por el sínodo por a vuelta de tuerca todo se aceptará en poco tiempo

El paradigma de la ecología integral que presenta una Iglesia con rostro amazónico como modelo para la Iglesia Universal repercutirá en lo que se cree, en lo que se observa y en lo que se reza. Como ha pasado desde hace casi sesenta años. Y cuando todo esto sea realidad, muchos gritarán ¡Viva! sin saber por qué.

Jorge A. Rángel

Nuestro artículo recomendado: Ante la turbulencia que viene; recuerda, advierte y recupera

Les recordamos que Marchando Religión está en las siguientes redes sociales:

FacebookTwitterYoutube


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor