• Mié. Dic 1st, 2021

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

“Traditionis custodes”. Los superiores de los institutos tradicionales van a realizar un balance de la situación

PorAldo Maria Valli

Ago 30, 2021
Traditionis custodes”. Los superiores de los institutos tradicionales van a realizar un balance de la situación

Noticias que traemos directamente del blog de nuestro compañero vaticanista, Aldo María Valli sobre Traditionis custodes y la tan comentada noticia de estos días:

Traditionis custodes”. Los superiores de los institutos tradicionales van a realizar un balance de la situación. Un artículo del blog de Aldo María Valli

Artículo original disponible en https://www.aldomariavalli.it/2021/08/28/traditionis-custodes-i-superiori-degli-istituti-tradizionali-faranno-il-punto/

*La fotografía pertenece al artículo original. MR declina toda responsabilidad

Traducido al español por Miguel Toledano para Marchando Religión

Por Edward Pentin

Los superiores generales de los institutos apostólicos que celebran exclusivamente el Santo Sacrificio de la Misa según la forma tradicional del rito romano se reunirán la próxima semana para discutir el nuevo decreto del Papa Francisco que restringe el uso antiguo de la sagrada liturgia.  El encuentro se produce a resultas de la publicación en julio de Traditionis custodes (Custodios de la Tradición), carta apostólica de Francisco publicada motu proprio, limitando la celebración de la forma más antigua del rito latino.

El Padre Andrzej Komorowski, superior general de la Hermandad Sacerdotal de San Pedro (FSSP), anuncia que los superiores van a reunirse rápidamente «para intercambiar opiniones y ver lo que podemos hacer juntos». Añade que la idea surgió de los superiores locales de los institutos tradicionales de Francia poco después de la publicación de Traditionis custodes. 

Aunque se ha especulado sobre nuevas restricciones del Vaticano a estos institutos, el padre Komorowski subraya que la reunión prevista para la próxima semana se basa en informes que, aunque no hayan sido confirmados, han hecho que la reunión sea «más urgente e incluso pudiera haberla acelerado».

La Hermandad de San Pedro es la mayor de los tres institutos internacionales de vida apostólica, de carácter tradicional, que celebran la misa en la forma extraordinaria del Rito Romano, la forma de la misa universalmente utilizada durante los casi quinientos años anteriores a la reforma del papa san Pablo VI. Los otros dos institutos son el Instituto de Cristo Rey Sumo Sacerdote (ICRSP) y el Instituto del Buen Pastor (IBP).

Con la publicación el 16 de julio pasado de Traditionis custodes, el Papa Francisco ha impuesto importantes restricciones a la celebración de la misa tradicional en latín, yendo en dirección contraria a los anteriores decretos papales que habían liberalizado la misa celebrada antes de las reformas litúrgicas posteriores al Concilio Vaticano II y restringiendo su práctica. En particular, se ha otorgado a los obispos «competencia exclusiva» para autorizar la misa y se les ordena que busquen lugares alternativos para los grupos que la practican, sin crear nuevas parroquias.

De acuerdo con Traditionis custodes, la responsabilidad de los institutos tradicionales ha sido transferida de la Congregación para la Doctrina de la Fe a la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, cuyo prefecto, el cardenal brasileño João Braz de Aviz, durante su época como arzobispo de Brasilia, estaba considerado “enemigo” de la forma más antigua de la Misa.

El papa ha afirmado haber tomado su decisión por considerar que las reformas liberalizadoras de la forma antigua de la Misa a cargo de san Juan Pablo II y Benedicto XVI habían sido aprovechadas para crear división.  También se mostró «apenado» por el hecho de que el uso del misal de 1962 haya dado lugar a abusos, «a menudo caracterizados» por el rechazo del Concilio y de las reformas litúrgicas que le siguieron.

El motu proprio de Francisco ha provocado consternación entre los seguidores de la misa tradicional en latín, que consideran injustificada la represión de la antigua liturgia sagrada y especialmente haberlo hecho de forma tan injustificadamente rápida y dura.  Pero hasta ahora sólo una pequeña minoría de obispos ha suprimido total o parcialmente la celebración del rito latino tradicional en sus diócesis; la mayor parte ha permitido continuar sin restricciones.

Según recientes especulaciones, el Vaticano prevé prohibir a los institutos tradicionales recibir candidatos al sacerdocio hasta que hayan recibido respectivamente una visita canónica o apostólica por parte del Vaticano.

Los críticos de Traditionis custodes sostienen que el Vaticano emitirá un documento, posiblemente ya durante el mes que viene, en relación con la general aplicación de Traditionis custodes, que podría endurecer sus restricciones.

En sus comentarios efectuados al National Catholic Register con fecha de 25 agosto, el padre Komorowski supone que la visita tendría lugar “al tratarse de un procedimiento normal» y puesto que la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica «no conoce nuestros institutos y probablemente quiere conocernos mejor».  Pero sobre la posible restricción en la aceptación de nuevos candidatos, dijo que se trata «hasta ahora sólo de rumores de Internet», que no proceden de «una fuente oficial», y por lo tanto es «muy difícil tener una estrategia clara sobre cómo responder» en este momento.  Añadió que, en cualquier caso, el motu proprio no ha tenido «ningún efecto inmediato hasta ahora» y no espera ningún cambio por parte de los obispos que están a favor de la misa tradicional.

Él y sus compañeros superiores de los otros dos institutos -explica el padre Komorowski- no han sido convocados al Vaticano, como algunos han especulado.  «No hemos sido informados de dicha reunión en Roma.  Hasta ahora no hemos tenido ningún contacto oficial ni informal con la Congregación».

Ni la Sala de Prensa de la Santa Sede ni el cardenal Braz de Aviz han respondido a la petición del National Catholic Register solicitando una confirmación o desmentido de la noticia. Pero un alto funcionario del Vaticano ha comentado a NCR que piensa que tales restricciones a candidatos al sacerdocio son improbables, que es «demasiado pronto» para publicar un documento sobre el tema, y que los informes deben atribuirse a «especulaciones desafortunadas».

La preocupación por los posibles movimientos del Papa Francisco en el sentido de restringir los institutos tradicionales se remonta a 2016, cuando la Congregación para el clero publicó una nueva Ratio Fundamentalis Institutionis Sacerdotalis, incluyendo los principios básicos de la formación sacerdotal.

El entonces prefecto de la Congregación, cardenal Beniamino Stella, ha afirmado que el documento proponía una sola formación sacerdotal que debía aplicarse a todos los institutos de vida apostólica, incluidos los tradicionales agrupados “en la Pontificia comisión Ecclesia Dei, fundada por san Juan Pablo II en 1988 en parte para dar cabida a estos institutos.

Otros indicios surgieron en 2019 cuando Francisco suprimió la Pontificia comisión Ecclesia Dei.  Su secretario, el arzobispo Guido Pozzo, fue enviado como ecónomo del coro de la Capilla Sixtina y no fue sustituido, mientras que las tareas de la comisión fueron asumidas por una «sección especial» de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Tras la publicación de Traditionis custodes, tres de los cuatro funcionarios que trabajaban en esa sección han sido despedidos y se ha comenzado a trabajar en la transferencia de responsabilidades y archivos de la sección a la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica y a la Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, proceso que debe completarse.

El motu proprio de Francisco llega en un momento en el que los institutos tradicionales han mostrado un importante crecimiento durante al menos las dos últimas décadas, a contracorriente del resto de la Iglesia, con un número cada vez mayor de vocaciones y una creciente participación en la misa.

En noviembre de 2020, la Hermandad Sacerdotal de San Pedro, fundada en 1988, contaba con 330 sacerdotes, lo que supone el triple de 2001, así como 162 seminaristas.  En mayo de 2020, el Instituto Cristo Rey, fundado en 1990, contaba con 120 sacerdotes, cien seminaristas y presencia en doce países, mientras que el año pasado, el Instituto del Buen Pastor, fundado en Roma en 2006, tenía 48 sacerdotes en diez países.

«Estos institutos gozan de una alta asistencia de jóvenes y familias jóvenes», observa un sacerdote tradicionalista afincado en Roma.  «Estas personas, de todas las procedencias y edades, se sienten inmediatamente atraídas por la catolicidad pura y transparente de la misa en toda su sencillez, con el fin de alabar a Dios y promover la vida interior, conscientes de la necesidad de abandonar el pecado y vivir en estado de gracia y reparación en compañía de los santos de Dios.»

Pero el Papa Francisco ha publicado Traditionis Custodes después de «considerar cuidadosamente» los resultados de una encuesta de nueve puntos que la Congregación para la Doctrina de la Fe envió a los obispos el año pasado para evaluar la aplicación de Summorum pontificum, el motu proprio de Benedicto XVI de 2007 que liberalizaba la Misa tradicional.

Dicha encuesta, que se cree contiene diversos relatos de los abusos e instrumentalizaciones que Francisco menciona en la carta que acompaña al motu proprio, nunca se ha hecho pública y es poco probable que se haga.  El alto funcionario del Vaticano ha declarado a NCR que la encuesta está «en posesión del Santo Padre, sub secreto [bajo secreto pontificio] y no tenemos acceso a ella».

El padre Komorowski calificó de «supuestos» los abusos y malentendidos mencionados por el Papa Francisco, ya que él personalmente tenía poca noticia al respecto.

«Puedo entender que siempre y en todas partes hay algunos fieles e incluso sacerdotes que no siempre hablan con mucha diplomacia», pero a la Hermandad «no se le ha pedido de ninguna manera que dé nuestra opinión, por lo que estamos ante una situación muy desagradable».

Asimismo, el Vaticano debería consultar a los institutos tradicionales para ver si tienen alguna idea sobre cómo aplicar el motu proprio. «Si nos piden nuestra opinión sobre todas estas cuestiones, estaremos encantados de ayudar».

Mientras tanto, el padre Komorowski explica que la Hermandad sacerdotal intenta mantener la confianza.  «Debemos seguir siendo positivos. Sólo queremos vivir nuestro carisma y permanecer fieles a nuestras constituciones aprobadas por la Santa Sede. Así que, si algo aparece con el fin de cambiar nuestro carisma y nuestras constituciones, debe hacerse de manera correcta, mediante un capítulo general y respetando la voluntad de los fundadores y miembros. Debemos verdaderamente tratar de seguir centrados en nuestras actividades apostólicas, rezar y tener esperanza, como hemos hecho hasta ahora, en que la Divina Providencia nos ayude a superar esta crisis».

Fuente:  National Catholic Register


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Aldo Maria Valli

Vaticanista. Entre sus libros más destacados están: Claustrofobia, Sradicati, el caso Vigano, 266. Jorge María Bergoglio, Benedicto XVI el pontificado interrumpido. Pueden leer sus artículos y leer toda la información sobre su obra literaria en italiano en su página web https://www.aldomariavalli.it/