• Dom. Dic 5th, 2021

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

Todas las dudas de la Curia Romana sobre el proyecto de reforma

PorAldo Maria Valli

Jul 17, 2019
El cisma alemán-MarchandoReligion.es

Conferencias Episcopales, reforma, nueva constitución vaticana…¿Ya están temblando sólo con estas palabras? Lean el artículo de Aldo María Alli y todavía se asombrarán más de lo que se teje en la Curia.

«Todas las dudas de la curia romana sobre el proyecto de reforma«, Aldo María Valli

Artículo original: https://www.aldomariavalli.it/2019/07/05/tutti-i-dubbi-della-curia-romana-sulla-bozza-di-riforma/

Traducido por Miguel Toledano para Marchando Religión

Praedicate Evangelium, el proyecto de nueva constitución vaticana entregada por el consejo de cardenales al papa,  no sólo prevé que un dicasterio para la evangelización asuma un papel de absoluta importancia, incluso más que la Congregación para la doctrina de la fe, sino que plantea una fuerte centralización, “una consolidación del poder de Roma sin precedentes en la  era moderna”.

La valoración es de la Catholic New Agency, que en un artículo de Ed Condon hace balance de la situación y explica:  en la nueva constitución todos los departamentos vaticanos – actualmente designados como congregaciones, consejos pontificios o secretariados, según su dimensión y alcance – son rebautizados dicasterios y si bien el dicasterio para la evangelización sea enumerado primero, no hay ningún orden de precedencia o prioridad porque todos son considerados jurídicamente iguales entre sí.  Unica excepción la Secretaría de Estado, que conserva su nombre tradicional y asume un papel de absoluta prioridad.

La reforma prevé “el fin efectivo de la capacidad de cualquier departamento de ejercitar la autoridad de gobierno sobre base establemente delegada”.  El proyecto de texto establece de hecho que cada departamento de la curia romana no pueda emanar leyes o decretos generales con fuerza de ley, ni pueda derogar las prescripciones de la ley universal, salvo en caso de explícita aprobación del papa.  Legalmente, esto significa que el papa debe aprobar personalmente cada decisión que salga de un departamento de la curia.

Por eso, escribe Condon, muchos canonistas y funcionarios curiales que han podido ver el proyecto advierten en privado que la reforma podría revelarse como una receta perfecta para provocar el bloqueo administrativo.

“Imaginad si el presidente americano dijese que cada decisión vinculante tomada por un departamento ejecutivo debe pasar a su mesa de despacho y recibir su aprobación personal.  Es imposible, no hay tiempo, no se hará nada”, dijo un arzobispo de la curia a la Catholic News Agency.

Será reforzado el papel de la Secretaría de Estado, el unico organismo que deberá ser dirigido por un cardenal (para los otros dicasterios la reforma prevé que los prefectos puedan ser también laicos) y tendrá competencia para redactar documentos legales de gobierno, incluso constituciones apostólicas, textos de decreto y cartas apostólicas, así como elaborar actos a ser presentados al papa para su aprobación.

Comenta un funcionario de la curia que mantiene el anonimato:  “Il preámbulo de la nueva constitución habla mucho de colegialidad y de subsidiariedad, pero de hecho estamos ante una centralización del poder mediante la Secretaría de Estado.  Nada se podrá hacer sin la aprobación del papa y nada llegará al papa sino a través del secretario de Estado”.

Praedicate Evangelium pone un énfasis notable en los encuentros regulares entre jefes de dicasterio y en la necesidad de la “colegialidad, transparencia y acción concertada”, pero un arzobispo que actualmente tiene un papel curial de alto nivel afirma que todo esto podría conducir a la ineficiencia.  “Es un modelo esencialmente soviético.  Muchas reuniones, muchas discusiones, pero al final será el secretario de Estado el que decida”.

“El papa – explica el arzobispo – no puede decidir todo, y precisamente es éste el motivo por el que existe la curia.  Pero este papa odia los encuentros y el comité de redacción del proyecto lo sabe.  Así se ha creado un filtro para dejar pasar lo que se ha decidido que el papa deberá aprobar, mientras que el resto sencillamente no le llegará”.

Funcionarios curiales cuenta a la Catholic News Agency que la centralización del poder administrativo en la Secretaría de Estado serà “compensada” por un nuevo y ampliado reconocimiento del papel de las Conferencias episcopales nacionales, tanto que incluso el dicastero que sustituirá a la Congregación para la doctrina de la fe deberá reconocer la autoridad doctrinal de la Conferencia  y trabajar en estrecha colaboración con ellos, pero, dice un alto funcionario vaticano, “esta idea que las Conferencias episcopales nacionales tengan una auténtica autoridad en el campo doctrinal es muy peligrosa.  En el caso de la comunión para los divorciados vueltos a casar ya hemos visto mucha confusión”.

El documento está todavía en fase de revisión.  El Papa Francisco ha se ha encontrado con el C 6 en junio para discutir los comentarios y sugerencias recibidos después de que el texto ha sido difundido entre los presidentes de las Conferencias episcopale nacionales, los dicastero de la curia romana, los sínodos de las Iglesias orientales, las conferencias de superiores mayores y las universidades pontificias.

Según fuentes vaticanas, los distintos organismos han producido “páginas de revisiones y sugerencias” y expresado profunda preocupación por la prevista centralización y el papel asignado a las Conferencias episcopales en el campo doctrinal.

Con este proyecto, comentó un representante de la curia, “tenemos un nuevo sistema que parece proyectado exactamente para crear el tipo de problemas que la curia está llamada a resolver”.

Queda por ver cuánto se parecerá la versión final de Praedicate Evangelium a la actual.

A.M.V.

Aquí hablamos de todo, lo hacemos sobre el proyecto de reforma y la Curia hasta del párroco que no creía en la presencia real de Cristo en la Eucaristía y todo, en Marchando Religión

Les invitamos a quedarse en nuestra sección de:


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Aldo Maria Valli

Vaticanista. Entre sus libros más destacados están: Claustrofobia, Sradicati, el caso Vigano, 266. Jorge María Bergoglio, Benedicto XVI el pontificado interrumpido. Pueden leer sus artículos y leer toda la información sobre su obra literaria en italiano en su página web https://www.aldomariavalli.it/