• Mié. Dic 1st, 2021

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

Sexualidad en el matrimonio Cristiano

PorSonia Vázquez

May 27, 2019
Sexualidad en el matrimonio Cristiano-MarchandoReligion.es

Nuestra Sonia se ha pasado por la página de Catapulta y ha encontrado una noticia que le ha dado para un artículo entero, así qué…le damos las gracias a los Catapulta por inspirar tan «bellas canciones de amor». ¡Ay, Señor!

«Sexualidad en el matrimonio Cristiano», Sonia Vázquez

Mi artículo de hoy, que será breve porque el tema no da mucho de sí, se lo dedico a los de Catapulta que son un crak y me han hecho reír un buen rato. Resulta que me encontré en su página el anuncio de un curso para “matrimonios y rejuntes varios” (sic) en la Archidiócesis de Buenos Aires: http://catapulta.com.ar/?p=7589

Hay que decir que el titular de Catapulta no tiene desperdicio y se ajusta a la realidad, el curso no es sólo para casados, sino para amancebados: “El Curso para Matrimonios es para parejas casadas o en cohabitación”.

Voy al inicio para que entiendan como funcionan estos cursos. En principio, no son una creación de una Diócesis, sino que funcionan de manera autónoma en todo el mundo. Aquí tienen el enlace a la página en España: http://spain.alpha.org/blog/2017/11/29/el-curso-de-matrimonios. De lo que se trata es de meter dichos cursos, precisamente en las parroquias y no lo digo yo, lo dice la publicidad de su página:

Cómo alcanzar a parejas en tu comunidad:

  • Promover el curso en tu grupo, parroquia o iglesia con un vídeo divertido.
  • Dar invitaciones y animar a todos a invitar una pareja.
  • Colocar carteles y tarjetas en ubicaciones estratégicas tales como cafeterías, gimnasios, guarderías y bibliotecas etc.
  • Anunciar el evento en la página web de tu iglesia y en las redes sociales.
  • Asegurar que la fecha, la hora, el lugar y la información de contacto estén claros en toda la comunicación.
  • Darle el último esfuerzo una semana antes del curso. Es normal que muchas parejas decidan anotarse en el último momento.

La verdad es que los Catapulta lo comentan tan bien que poco más se puede añadir. No obstante, como el tema es tan bueno, me da para algunos apuntes y entretenernos hoy lunes viendo como se desintegra lo poco que queda de nuestra amada Iglesia, menos mal que «las puertas del infierno no prevalecerán contra ella», menos mal…

El curso está basado en principios Cristianos

La publicidad de estos cursos es altamente atractiva, para acudir no hace falta ser de misa diaria ni dominical: “El Curso para Matrimonios está basado en principios cristianos (no se sabe cuáles, desde luego no es referente a la vida de Gracia), pero lo puede hacer cualquier pareja con o sin una experiencia en la fe o que no necesariamente va a la iglesia.”. Es decir, puertas abiertas tanto para el piísimo como para el que es ateo rematado y su meta es quemar iglesias, oh yeah. Leyendo esto, yo me preguntaba ¿cómo es posible que en este curso puedan “cohabitar” seres tan dispares? Pues muy sencillo, ¿Saben por qué? El tema central es el sexo puro y duro, no el Sagrario, ni la Biblia, no, no va por ahí. El tema es si uno acaricia correctamente o podría hacerlo mejor, por ser delicada en mi expresión ¿Quieren saber cómo se desarrollan estas master class? ¿Será en los locales parroquiales? lean, lean y no se mareen por favor:

“Cada pareja está sentada en una mesa para dos. Cada sesión consta de una cena y/o una bebida, una charla práctica y un tiempo de conversación íntima en pareja. La música de fondo asegura que puedan conversar en completa privacidad.”.

Miren, yo aquí voy a decir mi frase favorita, “queeeeeeé fueeeeerte”.

El punto principal de todo esto, es decir, el groso de estos cursos es colarlos en las parroquias y como ha pasado en Buenos Aires, ¡gol!

La Iglesia está contaminada: Pongan en google simplemente algo así como curso de educación afectivo sexual en la Diócesis y encontrarán que el sexo es un tema común y habitual en las formaciones Diocesanas. Como decía un famoso programa que hubo en España y que en su día nos causó escándalo: «hablemos de sexo».

No hay más que añadir, a mi me da asco y se lo digo así, abiertamente, asco. No obstante esta es mi opinión, sino les gusta no tengo otra, parafraseando a Groucho Marx y sus principios.

Queridos, quiten sus conclusiones y tomen algo para bajar la tensión, sólo falta saber si estos masters los llegará a impartir en un futuro el cura párroco, el diácono permanente o la laica implicada que quiere ser diaconisa. Lo dejamos aquí.

Paren el mundo que yo me bajo, esto no es la Iglesia de Jesucristo. Miren Vds. nuestros padres, en general, tenían familia numerosa y no se divorciaban y no necesitaban que en las Diócesis les dieran curso de sexualidad y eso que antes la gente no convivía previamente y aún así, uf, aprendían solitos y que bien, a juzgar por los resultados, ¿verdad? Bodas de oro…palabra obsoleta hoy en día.

Yo cuando me casé, que ya hace veinte años, recuerdo que en el curso prematrimonial casi me da un vahído cuando con toda naturalidad nos hablaban de los métodos anticonceptivos, más que nada porque yo siempre había escuchado que era pecado…mira tú y claro, aún encima desde aquellas han pasado veinte años…»toda una vida te estaría amando”, dice la canción. ¡ay! Siglo XXI: La Diócesis nos propone sentarnos en una mesa con una copa para hablar de sexo, ¡Quién sabe si dentro de pocos años esa mesa podrá ser el Altar y la copa, el cáliz , ¡Quién sabe!, seguramente no apunto mal.

Hoy en día que sabemos tanto de todo necesitamos que nos formen en sexualidad y aún encima en un ambiente Cristiano, ¡Que bajo hemos caído!

“Instaurare omnia In Christo” (Restaurar todo en Cristo), esto es lo que hace falta. Recemos para que el Señor nos suscite Santos Sacerdotes que formen a los matrimonios en el Amor a Cristo, en la vida de oración, en la abnegación y el sacrificio. El cuerpo humano es muy fácil de conocer, pero a donde nos tienen que llevar es al conocimiento del alma, a la Santidad y a ese camino no se va por la taberna, se va por el Sagrario.

Acabaré mi artículo como lo hace todos los domingos nuestro querido Padre Ricardo, “Ave María”, para que Ella nos enseñe pureza y nos conduzca a Dios.

Sonia Vázquez

Esperamos que este artículo sobre la sexualidad en el matrimonio les haya resultado, por lo menos, interesante y sobre todo les invitamos a quedarse en nuestra página, en nuestra sección de:


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Sonia Vázquez

Soy Católica, agradezco a mis padres su empeño y dedicación en el cuidado de mi alma. Estudié la carrera superior de piano y a la par, la de Informática, en el área de programación. Profesionalmente estuve ligada durante años al sector de las Telecomunicaciones, que me siguen entusiasmando, pero mi pasión es la música a la que, a día de hoy, me dedico profesionalmente y al cien por cien. Trabajo como organista, dirijo varias corales y he impartido conferencias sobre la música Litúrgica. Me he formado en Teología, Música Litúrgica y órgano. Mi meta es Dios, la salvación de mi alma y la de aquellos a los que amo. Estoy felizmente casada, somos una familia en Cristo, en la foto me podéis ver con uno de los miembros de nuestra familia, Pastor. Vivo en Galicia, miña terra nai