• Sáb. Nov 27th, 2021

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

El sacrificio. El matrimonio y la Eucaristía (III)

PorMarchando Religion

Nov 18, 2021
El encargado de la disciplina en el hogar-MarchandoReligion.es

El MATRIMONIO como un sacramento que debe basarse en el amor al principio y que debe fomentar el amor en quienes lo reciben juntos, espera la presencia mutua de una convivencia respetuosa y devota.

El sacrificio. El matrimonio y la Eucaristía (III). Por Raoul Plus, S.J

De la propia naturaleza del matrimonio se deriva el deber de unión y de procreación. Pero el matrimonio requiere aún más … sacrificio mutuo. Y aquí de nuevo es notable su semejanza con la Eucaristía.

Nuestro Señor instituyó la Eucaristía no sólo para darnos Su Presencia, no sólo para brindarnos los beneficios de la Sagrada Comunión. Por ricos que sean estos beneficios, no constituyen el beneficio culminante. ¿Cuál es la gran riqueza de la Eucaristía?

En el Calvario, Nuestro Señor se ofreció Él solo a Su Padre. Pero por su sacrificio, mereció para nosotros la gracia de ser injertados en Él. Extendido sobre la glorieta ensangrentada del Calvario, las manos, los pies y el costado de Cristo estaban cruelmente marcados; a través de los beneficios de estas aberturas divinas hemos ganado el privilegio de ser injertados a la Vid única, la única Poseedora de la savia santificadora, pues éramos vástagos salvajes desde la época de Adán, ramas privadas de la Vida Divina, listas para el fuego …

Hechos otros Cristos ese día, todos cristianos …Christiani …Recibimos el poder, cada vez que el Señor Jesucristo repite Su oblación sacrificial del Calvario a través de las manos de Su sacerdote para la gloria del Padre y la salvación del mundo, de ofrecerlo con Él. Esta repetición de esa ofrenda es la Misa.

Jesús, el divino Mediador, vuelve a asumir su actitud de Mediador; sostenido entre el Cielo y la tierra por las manos del sacerdote, reitera las disposiciones de la total inmolación del Calvario. En el Gólgota, Él estaba solo para llevar a cabo el sacrificio, el sacrificio sangriento.

Habiendo sido incorporados ese día por Él a Sí Mismo, a Cristo, nosotros, que somos inseparables de Él excepto por el pecado, tenemos la misión, siempre que Cristo renueve Su oblación, de ofrecerla y de ofrecernos a Él.

La participación efectiva en la Misa es estar unidos con la Divina Cabeza y todos los miembros del Cuerpo Místico en la intimidad de la misma oblación renovada.

Jesús nos trae los beneficios de su propio sacrificio; nosotros le traemos la ofrenda de nuestro propio sacrificio.

Es esta parte de la ofrenda la que representan la reliquia del mártir en la piedra del altar y la gota de agua en el vino en el Ofertorio; la unión de dos sacrificios en la unidad de un mismo sacrificio.

El matrimonio tendrá que alcanzar alturas así para tener éxito en satisfacer las máximas exigencias del amor. El esposo debe estar dispuesto a sacrificarlo todo por su esposa; la esposa debe estar dispuesta a sacrificarlo todo por su esposo. De estos sacrificios conjuntos, está hecho el amor; el amor también exige estos sacrificios conjuntos.

¿Qué debo hacer para demostrarle a mi esposa que la amo? ¿Qué obra excelente puedo realizar, qué demostración de destreza, qué acto noble y humilde realizar? Ese es el espíritu de la caballería.

Y la esposa: ¿Qué debo hacer para hacer feliz a mi esposo? ¿Qué le será más agradable? ¿Qué es lo que más le gusta?

Este es el alimento y la condición del amor, el gusto por el sacrificio mutuo.

Raoul Plus, S.J. (1882-1958) escribió más de cuarenta libros para ayudar a los cristianos a comprender el amor de Dios por el alma. Sus obras enfatizan el papel vital de la oración en la vida espiritual y muestran cómo se pueden vivir las verdades de la fe.

Nuestros artículos recomendados: 

El matrimonio y la Eucaristía (I)

Extraña profanación. El matrimonio y la Eucaristía (II)

Les invitamos a ver nuestros debates sobre el matrimonio, la eutanasia, el aborto…en nuestro canal MR


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Marchando Religion

Marchando Religion. Redacción