• Mié. Dic 1st, 2021

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

Por qué voy a Misa vetus ordo

PorAldo Maria Valli

Mar 17, 2021
La Santa Misa...del Viernes Santo-MarchandoReligión

Queridos amigos de Duc in altum, he recibido y comparto con vosotros esta carta.

Carta: Por qué voy a Misa vetus ordo. Un artículo del blog de Aldo María Valli

Artículo original disponible en https://www.aldomariavalli.it/2021/03/08/lettera-ecco-perche-vado-alla-messa-vetus-ordo/

Traducido por Miguel Toledano para Marchando Religión

Por Giovanni Lugaresi

Querido Aldo Maria, como sabes, sigo permanentemente todas las entradas de tu sitio web Duc in altum. Incluidas por tanto las relativas a la liturgia.

Junto con mi esposa frecuento la Hermandad sacerdotal de San Pío X, ¡donde la Misa es la Misa!

Si, en efecto, la Misa (como aprendí de niño y adolescente a través del catecismo) es la renovación del sacrificio en la cruz de forma incruenta con el sacerdote actuando in persona Christi, me parece evidente ante todo que el sacerdote celebrante tiene que estar orientado coram Deo y no coram populo. En el centro de la liturgia está Nuestro Señor, no el sacerdote, ni el pueblo.

Además, es importante tener en cuenta que todo el que celebra la Misa que yo frecuento lo hace de igual modo que sus hermanos en el sacerdocio, con los mismos gestos y las mismas palabras. Los fieles siguen, o pueden seguir mediante un misalito, todas las partes fijas de la Misa; e incluso las partes “variables” figuran también impresas a doble columna, en latín y con su traducción al italiano.

Además, los fieles cantan, juntos, el Credo, el Sanctus, el Agnus Dei (durante la Cuaresma no hay Gloria) y al final de la Misa se cantan himnos marianos, prácticamente desconocidos en las restantes iglesias (con excepción de las abadías benedictinas): Alma Redemptoris MaterAve Regina coelorumSalve ReginaRegina coeli

¿Y en la Misa novus ordo? No hay dos liturgias iguales; porque cada sacerdote, que claramente se siente protagonista, quita, añade, cambia, y encima la gente canta poco. Además, se trata, como en una ocasión observó el gran director de orquesta Riccardo Muti, de “cancioncillas”.

Por tanto, ¿cuál es mi convicción-conclusión? ¿Por qué voy Misa a la Hermandad de San Pío X? Muy fácil: porque aquí, con la vetus ordo, ¡la Misa es auténticamente Misa! No me cabe duda.

Por el contrario, con la novus ordo, no estoy seguro de lo que es. ¿Entretenimiento? ¿Espectáculo? ¿Simple oración comunitaria de la que ha quedado excluido el sacrificio? ¿Narración de acontecimientos?

Me ahorro detalles sobre las distintas “ocurrencias” y “creatividad” de los respectivos celebrantes, porque están a la vista de todo el mundo. La cuestión es que reducen “la renovación del sacrificio en la cruz de forma incruenta” a algo que no se sabe lo que es, pero donde es evidente que no se debe recibir la sagrada forma de rodillas y en la boca, sino de pie y en la mano.

Allí se inclina uno ante el mundo, pero no ante la hostia en la que Nuestro Señor está presente en cuerpo, sangre, alma y divinidad (¿o bien esto ya no es así? ¿Se trata tan sólo de un símbolo?).

Yo he visto arrodillarse, para recibir la sagrada hostia en la boca, a personas enfermas, deterioradas y cojas. ¿Por qué no lo pueden hacer también los fieles en plena salud?

Soy consciente de que estas observaciones proceden de un simple cristiano de a pie, sin demasiada simpatía por el “liturgista” Bugnini (sospechoso de usar delantal y compás), que difundió esta reforma en el mundo católico. Pero vuelvo a decir: para mi fe modesta, simple, pero auténtica, estoy seguro de que la Misa a la que yo voy es Misa; las otras, no lo sé. ¡E in dubiiis, libertas!

Disculpa, querido Aldo Maria, que me desahogue, ¡pero es que ya he visto demasiado! Y que Dios me perdone si exagero.

Un saludo muy cordial,

in nomine Domini

Giovanni Lugaresi

8 de marzo de 2021

Les invitamos a ver nuestro debate sobre el matrimonio, la eutanasia, el aborto…


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Aldo Maria Valli

Vaticanista. Entre sus libros más destacados están: Claustrofobia, Sradicati, el caso Vigano, 266. Jorge María Bergoglio, Benedicto XVI el pontificado interrumpido. Pueden leer sus artículos y leer toda la información sobre su obra literaria en italiano en su página web https://www.aldomariavalli.it/