• Mar. Dic 7th, 2021

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

Los derechos de la madre tierra: Una religión al estilo COP

PorCecilia Gonzalez

Jul 4, 2019
derechos de la madre tierra-MarchandoReligion.es

¿Han escuchado hablar de los derechos de la madre tierra? ¿Saben Vds. lo que es el COP? No se preocupen, si nunca han escuchado estas siglas, Cecilia les desvela lo que quieren decir y la relación que tiene todo esto con el sínodo de la Amazonia.

«Los derechos de la madre tierra: Una religión al estilo COP», Cecilia González

Hace años, cuando era demasiado tibia para darme cuenta lo podrido que andaban los acuerdos y organismos de la ONU, yo soñaba trabajar en el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) o algo similar.

En 1992, cuando en Brasil se firmó el Convenio sobre la Diversidad Biológica, tengan certeza que yo me emocioné y hasta lo veía con muy buenos ojos. La promesa era: la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos. Para mi eso era un sueño.

¿Cómo funciona este Convenio?

Conocido por su abreviación, el CDB tiene un órgano rector que es la Conferencia de las Partes (COP) o en inglés MOP (meeting of the parties). Esta autoridad suprema de todos los Gobiernos que han ratificado el tratado se reúne cada dos años para examinar el progreso, fijar prioridades y adoptar planes de trabajo. A la fecha son 193 países que son miembros de este convenio. Se lo ha adoptado como el principal instrumento para el desarrollo sostenible a nivel mundial.

La Secretaría del Convenio sobre la Diversidad Biológica (SCDB) tiene su sede en Montreal, Canadá. Su principal función es ayudar a los Gobiernos a aplicar el CDB y sus programas de trabajo, organizar reuniones, redactar borradores de documentos, coordinar la labor del Convenio con la de otras organizaciones internacionales, así como recopilar y difundir información (ONU, 2019).

Algo que rige este Convenio es el principio precautorio, muy amado sobre todo por las partes europeas. Bajo el mismo, cuando haya peligro de considerable reducción o pérdida de diversidad biológica, la falta de certeza científica absoluta no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas que impidan o minimicen dicho peligro.

¿Qué hacen cada año o dos las partes en las COP?

Las partes se reúnen y tratan una agenda de temas definida para cada reunión. Generalmente son unos 5 a 8 temas puntuales, que ya se iban trabajando previamente en grupos de discusión en línea, foros y reuniones intermedias. Antes las COP duraban 1 semana, ahora duran 2, ya que en el mismo tiempo se abordan otros convenios “satélites” que se desprenden del CDB (Protocolo de Cartagena sobre bioseguridad, Kyoto y París sobre cambio climático, Nagoya – acceso a recursos genéticos, etc.).

Durante el tiempo que dura la COP, los distintos temas en agenda son tratados en sala plenaria o en grupos de contacto o “amigos” del presidente. Este último formato es para temas muy controversiales o de urgencia.

El 2014, mientras fui parte del aparato público, me tocó asistir a una COP y ser parte de un grupo “amigos del presidente de la COP” con el tema de financiamiento disponible para implementar el Marco Nacional de Bioseguridad con fondos GEF 6. Durante 2 días, me reuní con los representantes de unos 10 países más a discutir el tema. Esto sucedía, después de las sesiones plenarias o en los recesos. Recuerdo que fuera de 2 países “conflictivos”, ese trabajo se realizó de manera rápida.

En realidad tampoco es que sea el país parte de la convención el problemático. Es la persona que ha sido designada y que tiene la autoridad para tomar decisiones. En este sentido, pasan cosas por demás extrañas. El representante de un país X, no necesariamente debe ser ciudadano del mismo. Basta que el gobierno apruebe que fulano sea representante acreditado, y uno se topa con nacionales de otros países, tomando palabra por otro país. Buen enredo ¿verdad?

Hipotéticamente, cada país ha discutido los temas de la agenda, previo desarrollo de la COP. Esto no sucede en todos los países, al menos no en el caso del mio. Así que la posición, al menos al evento sobre Bioseguridad de OGM, era la de un grupo de “ideólogos” con tendencia pachamamista y mucha mitología.

Sínodos para resolver “agendas pendientes”

Entendiendo cómo funcionan este tipo de reuniones de las convenciones mundiales y observando cómo se han desarrollado el nuevo formato de los sínodos, con agenda previa incluida, es complicado no hallar un paralelismo entre ambas maneras de proceder.

Sobre todo en este sínodo “pan-amazónico”, donde el documento previo exalta las maravillas de esta región “indómita”, llena de diversidad y donde también surgió el CDB. ¿Coincidencias?.

No es casualidad, que a través de los años, si bien el eje principal de discusión en las COP del CDB era el medio ambiente, la naturaleza, especies, diversidad biológica, de pronto el artículo 8j del CDB cobró vida propia (Participación y Pueblos indígenas) y a raíz del mismo se han firmado y creado otros acuerdos y hasta leyes triviales como la de Bolivia “Ley de los derechos de la Madre Tierra”. Es más, en las COP se usa esa expresión como algo ya normal y ¡oh sorpresa!, el instrumentum laboris que es la base para las discusiones este próximo octubre, también ya adopta de manera plena la patraña esta.

El tema del “buen vivir” o como le dicen en mi país “vivir bien”, parte de la agenda comunista que desplegaron los chamanes intelectuales en Ecuador y Bolivia, también es parte medular de este documento.

Hace años, ya amenazaron desde el Vaticano, aquellos que buscan desbaratar lo que quedaba en pie, que la Iglesia ya no debería ser jerárquica y pues la “sinodalidad” o las COP/MOP “religiosas”, parece que serán el nuevo estilo de “innovar” en la fe.

El paralelismo entre el funcionamiento de los acuerdos de la ONU y como empieza a funcionar esta modalidad de sínodos y que cada conferencia episcopal haga como le parezca, ya casi se une en una misma recta. No sorprenda que un día no muy lejano, la COP/MOP de la Nueva Religión Mundial, con representantes de cada país y de las falsas religiones, se encuentre cada cierto número de meses para discutir sobre “paz y justicia”. De hecho, casi se puede esperar que al sínodo pan-amazónico, asistiran los “sabios chamanes originarios” de estas tierras con su pseudo-sabiduría.

¡Que Dios tenga piedad de nosotros y no dejemos de hacer penitencia y oración continua!

Se debe evitar toda familiaridad con los que se esconden bajo la máscara de la tolerancia universal, el RESPETO a todas las religiones.

Papa León XIII, Encíclica Custodi Di Quella Fede, 8 de diciembre de 1892.

Cecilia González

Esperamos que este artículo sobre los derechos de la madre tierra le haya parecido interesante. Les recomendamos otro artículo de Cecilia: Desprendimiento por amor a Dios

Les invitamos a quedarse en nuestra sección de:


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Cecilia Gonzalez

Cecilia González Paredes. Biotecnóloga ambiental, boliviana que viaja cada que pueda a donde haya Santa Misa, ya que no cuenta con ella en su país. Madrina de 7 niños y jóvenes, viviendo felizmente en castidad y celibato. Trabaja en divulgación de la ciencia, capacitación a productores y combatiendo mitos y mentiras que la gente sin educación científica divulga.