• Mié. Dic 1st, 2021

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

La Gracia de Dios: hogares sobre roca sólida

PorLeonardo Olivieri

Nov 17, 2020
La Gracia de Dios hogares sobre roca sólida

Finalizando el libro de Celestino Strub, hoy vemos como la Gracia de Dios se manifiesta en el hogar Cristiano

La Gracia de Dios: hogares sobre roca sólida

EL HOGAR CRISTIANO: UNA GUÍA PARA LA FELICIDAD EN EL HOGAR
Celestino Strub, O.F.M.

Traducido por Augusto Pozuelos

Una voz en el desierto

No creas, querido lector, que no me doy cuenta (y, ¡oh, qué doloroso!) de que, al hacer esta súplica, la gran mayoría me considerará irremediablemente atrasado, y que hago un esfuerzo inútil para cambiar el rumbo corriente de nuestra era moderna. Pero, ¿se libró alguna vez una batalla más gloriosa por un principio, o alguna vez se adoptó una posición más heroica en defensa de lo correcto, que cuando el defensor se enfrentaba a abrumadoras dificultades?

Si, como San Juan Bautista, no soy más que la voz de quien llora en el desierto, al menos tengo el consuelo de estar en buena compañía. Y si, como los primeros apologistas cristianos que alzaron la voz en protesta contra los emperadores perseguidores, puede parecer que estoy tratando de evitar lo inevitable, nuevamente encuentro consuelo en el hecho de que la Iglesia que los apologistas defendieron todavía existe y ejerce su poder e influencia benignos, mientras que el imperio todopoderoso que la perseguía es desde hace mucho tiempo un montón de ruinas.

La gracia de Dios sigue siendo poderosa

Es verdad, la Iglesia es obra de Dios, y su preservación, su difusión y sus conquistas se han logrado más por el poder de Dios que por la sabiduría y el poder del hombre. Pero también lo es la familia, y especialmente la familia cristiana, obra de Dios; y si ha de cumplir la misión que Dios le ha dado en el hogar cristiano, necesita menos de los medios humanos que de los divinos. Y ahí radica precisamente mi esperanza.

La gracia de Dios todavía está activa y todavía es poderosa; y es únicamente a través de Él y no «por las palabras persuasivas de la sabiduría humana», que espero lograr algo bueno a través de estas páginas. Todavía hay almas bien intencionadas en este mundo perverso; almas que quieren hacer lo mejor que pueden; naturalmente almas cristianas que anhelan algo mejor, más elevado, más noble. Es a éstos especialmente, y más particularmente aún, a las esposas y madres jóvenes a quienes me dirijo con la esperanza de que, al leer estas instrucciones y consejos, la gracia de Dios las inspire de nuevo con un fuerte deseo y una determinación ferviente para hacer de sus hogares modelos de lo que debería ser un hogar cristiano.

Que establezcan sus hogares sobre la roca sólida de la religión; que cultiven la oración, fomenten la buena lectura, conserven un ambiente católico en sus hogares y promuevan la vida hogareña y, por la bendición de Dios, sus hogares se convertirán en verdaderos baluartes de la Fe, escuelas de virtud, moradas de paz, felicidad y amor, que los ángeles de Dios se deleitarán en visitar, y que Dios mismo contemplará con placer y bendecirá con un anticipo de los gozos del Cielo.

EL HOGAR CRISTIANO: UNA GUÍA PARA LA FELICIDAD EN EL HOGAR.
Celestino Strub, O.F.M. (Clubs de los padres y reuniones de chicas)

Todos los artículos de esta serie disponibles en nuestra sección de: Familia Tradicional

Les invitamos a ver nuestro debate sobre la Dirección espiritual


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Leonardo Olivieri

Tradicionalista Catolico, Licenciado en Ciencia Potitica por la Universidad de Buenos Aires, posgrados en ecomonia e integracion regional. Además músico.