• Mié. Dic 1st, 2021

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

Fiesta del Corpus Christi

PorPadre Ricardo Ruiz

Jun 20, 2019
Fiesta del Corpus Christi-MarchandoReligion

Evangelio del día. Fiesta del Corpus Christi. Santa Misa Tradicional

Evangelio según San Juan, VI

En aquel tiempo: Dijo Jesús a las turbas de los judíos: Mi carne verdaderamente es comida, y mi sangre, verdaderamente bebida, quien come mi carne y bebe mi sangre, en mi mora y yo en él. Así como vive el Padre que me envió, y yo vivo por el  Padre; así, el que me come, también vivirá por mí. Éste es el pan que ha bajado del celo, No sucederá como a nuestros padres, que comieron el maná, y murieron. Quien coma este pan, vivirá eternamente.

Fiesta del Corpus Christi . Meditación

“Tres jueves hay en el año que brillan más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión.”

La celebración de tan Augusto día para Jesucristo Sacramentado tiene origen en el milagro Eucarístico que se encuentra en Orvieto y tuvo lugar en Bolsena. Fue un caso en el que un sacerdote dudaba sobre la presencia real de Jesucristo en la consagración de la Misa y este pidió alguna señal para acabar con su poca Fe. Este hecho extraordinario fue preparando al pueblo para que tiempo más tarde se solicitara una fiesta eminentemente eucarística.

Ya en el siglo VIII en Lanciano había otro glorioso precedente, cuando un monje Basiliano dudaba sobre la presencia real en la Eucaristía. La forma blanca y el vino se transformaron visiblemente ante sus ojos, en verdadera carne viva y sangre humana. Siglos más tarde se realizaron estudios científicos sobre el milagro y se pudo constatar con gran estupor, que la carne de la forma es humana y pertenece al tejido del miocardio del corazón de un hombre. Así mismo, se probó que la sangre, ya seca, es humana y pertenecen al grupo sanguíneo AB, el mismo que se encontró en la Sabana de Turín, grupo que es el más común en Oriente Medio, según los especialistas en hematología.

Los hechos sucedieron en la iglesia de San Longinos.

Y para más coincidencias providenciales descubrimos que, Según la tradición el centurión Cayo Casio Longinos estaba al mando de los soldados romanos en la Crucifixión de Jesucristo en el Gólgota y fue quien atravesó el costado de Cristo con una lanza. Cuando atravesó a Jesús un torrente de sangre y agua bañó su cara y sanó una infección en los ojos.

“Los judíos, como era el día de la Preparación, para que no quedasen los cuerpos en la cruz el sábado -porque aquel sábado era muy solemne- rogaron a Pilato que les quebraran las piernas y los retiraran. Fueron, pues, los soldados y quebraron las piernas del primero y del otro crucificado con él. Pero al llegar a Jesús, como lo vieron ya muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza y al instante salió sangre y agua” San Juan XIX, 31-34.

Luego se convirtió y fue martirizado. Longinos, significa “lanza”, lonjé en griego. Es canonizado el 2 de diciembre de 1340 bajo el papado de Inocencio VI.

Longinos según la tradición era de Lanciano (ciudad que se encuentra a 45 kilómetros de Pescara Italia) y en Lanciano se produjo este milagro eucarístico más antiguo investigado por la ciencia.

Y también en España ha querido la Providencia que contemos con la presencia de otro milagro Eucarístico que nos alienta a venerar a Jesucristo en el Santísimo Sacramento del Altar. En San Lorenzo del Escorial tenemos la reliquia Eucarística que fue donada a su Majestad Felipe II. En ella se aprecia una forma blanca con tres punciones u orificios con manchas de sangre, las cuales se produjeron en el momento que un protestante pisaba furiosamente la forma blanca en una revuelta anti católica del siglo XIV en la ciudad de Gorkum, Holanda.

Cuenta la historia que cuando el Papa reinante en 1261, Urbano IV, pidió a Santo Tomás de Aquíno y a San Buenaventura confeccionar los textos para la Misa y el Oficio del Corpus Christi, ambos Santos leyeron sus textos que habían compuesto para tan solemne festividad. Santo Tomás leyó su texto delante del Papa y los asistentes.

Inmediatamente sin mediar palabra, San Buenaventura, se puso de pie, se acercó y con gran humildad rompió el escrito que él mismo había compuesto, impresionado por la gran belleza y profundidad teológica de lo que acababa de escuchar del mismo Santo Tomás de Aquíno.

Es por ello que nosotros podemos escuchar entre otros pasajes litúrgicos de la Misa del Corpus Christi, concretamente la secuencia que canta :

Lo consumirán tanto uno solo como miles al mismo tiempo, y sin embargo nunca se agotará .”

Es la Eucaristía que nunca se acaba, simbolizada en el maná del desierto del cual se alimentó el pueblo de Israel durante cuarenta años. Y sin embargo, se cansaron de aquel maná que caía del cielo, se quejaron y pidieron que les fuese cambiado el alimento, porque ya les resultaba tedioso comer “siempre lo mismo”… ¿Qué significa ese hecho histórico aplicado a nuestra vida y a nuestro tiempo?

Pues que el católico que se alimenta cotidianamente de la sagrada comunión, si no lleva a la par una vida de piedad, de obras de Misericordia, si no practica la caridad y la humildad con sus prójimos, si no se instruye en su fe profundamente, de nada le sirve o poco esa ‘comunión diaria’… y es ahí cuando el comulgar ya se convierte en una rutina, ‘solo por cumplir’ y entonces como le sucedió a los judíos en el desierto, también nos cansamos del maná celestial, nos aburre; no porque en él haya carencia, sino porque ya no se le ha recibido con devoción, sino más bien con displicencia y con el aburrimiento de la rutina diaria. ¡Cuántos supuestos católicos vemos en la actualidad que van diariamente a comulgar con esa triste disposición!

Esta fiesta existe para exaltar la importancia del Santísimo Sacramento que se hace presente a través del Sacrificio de la Misa. Se remonta al siglo XIII. La instituyó en su diócesis en el año 1242 el obispo de Lieja ante las insistentes peticiones de la Beata Juliana, Priora de un convento situado a las puertas de la ciudad en el monte Cornillón.

Algunos años más tarde la extendió a la Iglesia universal el Papa Urbano IV antiguo archidiácono de Lieja. A causa de su procesión del Santísimo Sacramento muy pronto se convirtió, la fiesta del Corpus, en una de las más gratas al pueblo cristiano por su fe en la presencia real que eleva Dios en esa solemnidad con su acción de gracias por todos los bienes que le vienen a la Iglesia por medio de este gran Sacramento.

Pero también debemos reflexionar y sopesar especialmente en esta fiesta del Santísimo, ya que tristemente, la enfermedad del modernismo actual, la ha convertido en un puro folklore en muchísimas partes del mundo dónde se festeja con procesiones, con flores y tapices de colores; pero ya no se le tributa el respeto y la veneración que merece.

¿Cómo podemos hablar de la fiesta del Santísimo Sacramento por excelencia cuando se le hacen procesiones y grandes festejos, mientras que al mismo tiempo a su paso nadie se arrodilla nadie le venera, ni siquiera los sacerdotes y los obispos se les ve ya arrodillarse ante este altísimo Sacramento, incluso en plena festividad del Corpus Christi?

Antiguamente veíamos en las procesiones del Santísimo Sacramento que en plena calle, incluso con barro en el suelo y lluvia, ¡TODO EL MUNDO estaba de rodillas! Y ahora si te arrodillas serás visto como un ser anormal y extraño… ¿Es que el Dios del Santísimo Sacramento ya no es el mismo? ¿Es que la religión ha cambiado y ya no es la misma que nos transmitieron los abuelos y nuestros ancestros? ¿Cuál es “la razón” por la cual ya no hay que arrodillarse?

San Pio X dio la respuesta ya hace más de un siglo, cuando advirtió que había ‘hombres’ infiltrados dentro de la Iglesia que tenían un plan, entre otros, que consiste en hacernos tratar a Dios de igual a igual, tan solo como a un amiguete, uno más, de pie y sin necesidad ya de arrodillarse. Esa doctrina no es nueva, ya la proclamó el hereje Arrio en el siglo IV y Martín Lutero, monje apóstata y cismático en el siglo XVI.

Por lo tanto, somos conscientes de que hoy es una gran fiesta para adorar y poner darle su sitio y dignidad al Santísimo Sacramento, pero no olvidando al mismo tiempo que es un día de desagravio para darle consuelo a este Dios que está siendo maltratado y despreciado en tantas iglesias porque ya no se le da el culto que Él merece.

El Emperador Federico II de Prusia, 1712, que no era católico y decide en su búsqueda de la verdadera religión visitar diversas iglesias para comparar los cultos; al ver que en aquellos tiempos los católicos conservaban la posición de rodillas ante el Santísimo Sacramento, declaró:

He descubierto que los calvinistas tratan a Dios como a su esclavo y que los protestantes lo tratan de igual a igual; pero he constatado que los católicos lo tratan como a un verdadero Dios.”

“Tamtum ergo Sacramentum veneremur cernui.”

“Veneremos pues inclinados, a tan excelso Sacramento.”

¡Alabado sea el Santísimo Sacramento del altar!

P. Ricardo Ruiz Vallejo +

Para consultas espirituales sobre la homilía (únicamente) pueden dirigirse al Padre Ricardo a través del siguiente correo electrónico: [email protected]

Les invitamos a seguir la Santa Misa desde el canal del Padre Ricardo Ruiz, así como distintas meditaciones: Iberia Traditionalis

Esperamos que la meditación de la Fiesta del Corpus Christi les reporte innumerables bienes espirituales.

Les invitamos a quedarse en nuestra sección de: Espiritualidad

En la siguiente página tienen la Biblia Straubinger para su consulta: radiocristiandad-Biblia

Pueden encontrar los textos de la Santa Misa en el siguiente enlace:El rincón Litúrgico


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Padre Ricardo Ruiz

Padre Ricardo Ruíz: 1980 Filosofía y latín en el Seminario Ntra. Señora Corredentora de Buenos Aires; 1986 Teología, Francés en Suiza; 1988 Ordenación sacerdotal, Seminario San Pío X, Suiza; 1988 Primer apostolado de parroquia en San Nicolás du Chardonnet, París, Francia; 1988-1990 Misión Parroquial en Mexico; 1991 - 2000 Madrid. España; 1996-2000 Exorcista "Ad Actum" en Valencia; 2000 - 2001 Parroquia en Wausau, Wisconsin, EEUU; 2000-2001 Capellán Hermanas del Corazón Real de Jesús. María Alm, Austria; 2002 - 2006 Capellán de convento Hermanas De La Presentación, Iowa, EEUU; 2006 - 2018 Casa De Retiros San José. Madrid, España.