• Mié. Dic 1st, 2021

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

Espías sobre el terreno para aplicar «Traditionis custodes» y atacar a los desobedientes

PorAldo Maria Valli

Ago 9, 2021
Espías sobre el terreno para aplicar Traditionis custodes y atacar a los desobedientes-MarchandoReligion.es

Espías sobre el terreno para aplicar «Traditionis custodes» y atacar a los desobedientes. Un artículo del blog de Aldo María Valli

Os propongo el siguiente extracto del artículo de lifesitenews.

Articulo original disponible en https://www.aldomariavalli.it/2021/08/06/spie-in-campo-per-attuare-traditionis-custodes-e-colpire-i-disobbedienti/

Fuentes vaticanas: el Papa Francisco utilizará un «sistema de espionaje» para suprimir la misa tradicional.

Por Maike Hickson

En conversaciones con varias fuentes -todas ellas expertos vaticanos o miembros del Vaticano que han querido permanecer en el anonimato- LifeSite ha sabido que se espera que el Papa Francisco ponga en práctica su motu proprio Traditiones custodes, destinado esencialmente a suprimir la misa tradicional en latín, con la ayuda de un sistema de espionaje y especialmente del jefe de la Congregación para los Religiosos, el cardenal João Braz de Aviz. Bras de Aviz tiene una historial de dura persecución de las comunidades religiosas de orientación tradicional, en particular los franciscanos de la Inmaculada Concepción.

En su motu proprio de 16 de julio (art. 7), el papa confía a la Congregación para los Religiosos, así como a la Congregación para el Culto Divino dirigida por el arzobispo Arthur Roche, la tarea de supervisar la aplicación de sus instrucciones.

El arzobispo Carlo Maria Viganò, en su nueva respuesta al motu proprio Traditionis custodes del 16 de julio, también habla de persecución de las comunidades de fieles que se está produciendo tanto por Braz de Aviz como por parte del papa Francisco. Se refiere en este caso al hecho de que el Papa Francisco haya puesto ahora a las comunidades que mantienen viva la misa tradicional en latín bajo la autoridad directa de Braz de Aviz, «como triste preludio de un destino ya sellado».

“No olvidemos -continúa Viganò- el destino de las florecientes órdenes religiosas, que fueron bendecidas con numerosas vocaciones nacidas y cultivadas gracias a la odiada liturgia tradicional y a la fiel observancia de su regla».

Dos fuentes han confirmado a LifeSite que el Papa utilizará un «sistema de espionaje» o «red de espionaje». Como escribió una fuente procedente del Vaticano: «Utilizarán el sistema del espionaje. Dondequiera que haya personas demasiado entusiastas informarán a Roma de que en algún lugar se está celebrando el rito antiguo, o acusarán a los obispos que no intervengan». La información recopilada por estos «espías», continúa la fuente, se utilizará contra aquellos obispos que ya son considerados antipáticos de todos modos.

«El mayor daño lo harán el cardenal Braz de Aviz y su secretario», continúa la fuente. Acusarán a la gente de «estar en contra del Concilio Vaticano II o del Papa».

Un experimentado observador del Vaticano que pide permanecer en el anonimato afirma lo siguiente: «Creo que el Papa castigará de todas las maneras posibles a cualquier obispo que lo desafíe directamente. Ha utilizado sus redes de espionaje con buenos resultados a lo largo de su carrera y nunca ha dejado de hacerlo». Esta fuente cree que el Papa también podría utilizar las acusaciones de encubrimiento de abusos sexuales como herramienta para silenciar a los obispos resistentes.

Esta fuente teme que los obispos de nuestros días tengan ya un talante débil desde un principio y, por tanto, puedan caer fácilmente. «Ahora mismo tenemos una enfermedad mental en la Iglesia que hace que los débiles mentales quieran demostrar su lealtad cometiendo un suicidio ritual».

Esta fuente señala, como ejemplo, a las comunidades religiosas que ya han aplicado con entusiasmo las directrices papales, aunque hayan llevado a la destrucción de sus comunidades, convirtiéndose así en «enemigos de sí mismos para demostrar su obediencia». Esta fuente señala que no sólo Braz de Aviz, sino también su secretario está detrás de muchas medidas duras tomadas contra las comunidades buenas.

Un observador del Vaticano dijo a LifeSite que por ahora, durante el verano, «no pasará nada» y que es difícil decir lo que sucederá. Pero está claro que «el Vaticano es un régimen autoritario y es obvio que Bergoglio quiere eliminar la misa tradicional.» Este papa, continúa la fuente, «tiene un odio ideológico profundamente arraigado» contra esta Misa, y es «un hombre de poder agresivamente autocrático que no acepta oposición.»

«Por eso», continúa este experto del Vaticano, «me imagino que tenemos que prepararnos».

También el padre Claude Barthe, uno de los organizadores de la peregrinación anual Summorum Pontificum, que atrae a miles de católicos a Roma, ha expresado algunas advertencias. Dijo en una entrevista que el nuevo motu proprio Traditionis Custodes «es obviamente muy doloroso. Dificultará la difusión de la misa tradicional. Se iniciarán nuevas persecuciones».

Barthe ha afirmado que las comunidades religiosas que antes estaban bajo la protección de la Comisión Ecclesia Dei resultarían ahora «afectadas».

«También ellos están en el punto de mira… El documento lo dice claramente, la carta del Papa lo indica cínicamente. Se trata de destruir la celebración tradicional de la Misa asegurando que no haya más sacerdotes para celebrarla.»

El experto francés en liturgia continúa describiendo lo que sucederá bajo la nueva dirección de Braz de Aviz: «La Congregación para los Religiosos, dirigida por el cardenal Braz de Aviz, está muy alineada con Francisco y se pondrá a trabajar para poner las cosas en el orden deseado. Por ejemplo, harán visitas canónicas a los seminarios para comprobar que la enseñanza que allí se imparte es conforme al Vaticano II, y para asegurarse de que estudian y celebran la nueva liturgia. En resumen: el objetivo será desalentar las vocaciones. Cuando objetamos: pero ustedes harán que se agoten las vocaciones en estos institutos, nos responden: pero no necesitamos a esta gente, no sirven para nada. (¡Esta fue la respuesta verídica de cierta persona que no nombraré!)».

En cuanto a la cuestión de qué debemos hacer para prepararnos, hemos sabido por el obispo Athanasius Schneider que espera que muchos sacerdotes y laicos tradicionales continúen con la liturgia y las devociones tradicionales en la clandestinidad. Queda por ver qué implicará esto concretamente.

Monseñor Viganò, en su valoración sobre la situación actual tras el motu proprio, escribió que «los obispos, los sacerdotes y los clérigos incardinados en las diócesis o en las órdenes religiosas saben que pende sobre ellos la espada de Damocles de la destitución, de la renuncia al cargo eclesiástico y de la privación de su sustento».

Fuente: lifesitenews


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Aldo Maria Valli

Vaticanista. Entre sus libros más destacados están: Claustrofobia, Sradicati, el caso Vigano, 266. Jorge María Bergoglio, Benedicto XVI el pontificado interrumpido. Pueden leer sus artículos y leer toda la información sobre su obra literaria en italiano en su página web https://www.aldomariavalli.it/