• Dom. Ene 23rd, 2022

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

El matrimonio es un viaje para dos. Transportados juntos

PorMarchando Religion

Dic 14, 2021
Expresar el amor mutuo-MarchandoReligion.es

No tomamos la palabra “transportados” en su sentido emocional y arrebatador, no como un paroxismo de exaltación, sino en el sentido de un ascenso en un vehículo hacia un destino determinado.

El matrimonio es un viaje para dos. Transportados juntos. Por Raoul Plus, S.J

Preparación de los textos por Augusto Pozuelos para Marchando Religión

El matrimonio es un viaje para dos. Un viaje. Viajan hacia adelante, disfrutando de la felicidad mutua en la tierra incluso cuando su destino se acerca; y más allá, allá, allá arriba, ambos tendrán la felicidad del paraíso.

¿Tengo mi destino, nuestro destino común, lo suficientemente ante mis ojos …? Santidad aquí abajo, luego muerte; luego, en la próxima vida, ¿la recompensa por nuestros esfuerzos mutuos en la tierra?

Con qué rapidez nos deslizamos sin apenas darnos cuenta de nuestro avance; apenas soy consciente de haber iniciado el camino. Qué lejano parece el final; se me escapa de la vista; Estoy completamente concentrado en lo que está justo delante de mí; no puedo ver el bosque por los árboles. ¿Estoy avanzando? ¿En santidad? ¿En unión con Dios? ¿Con paciencia? ¿En pureza? ¿En caridad? ¿En generosidad?

¿Cuántas preguntas? ¿Realmente me las estoy preguntando a mí mismo? Y si lo hago, ¿cómo debo responderlas, si quiero ser honesto? Pero no estoy solo. Este es un viaje en compañía de otros. Somos varios; somos dos sin contar a los niños. ¿Cómo me comporto con esta empresa, con mis compañeros de viaje?

¿Cómo actúo con la pareja de mi vida? Una caricatura reciente de «antes y después» mostró una serie de imágenes que indican cambios en la actitud hacia el compañero de vida:

Durante el período de compromiso, el joven sostiene el paraguas muy solícitamente sobre la cabeza de su prometida sin tener en cuenta la lluvia que cae sobre él. Poco después del matrimonio, sostiene el paraguas entre ellos para que cada uno reciba una parte igual de las gotas de lluvia. Mucho tiempo después en el matrimonio, el esposo ya no se preocupa por su esposa; sostiene el paraguas sobre su cabeza y deja que su esposa se empape hasta la quedar hecha una sopa.

¿Es eso una realidad o sólo una acusación? El egoísmo recupera rápidamente su imperio. No siempre es mala voluntad; desatención, tal vez, simple y llanamente. Sí, pero ¿no es tan malo? ¿Qué pasó con todas las pequeñas atenciones del noviazgo y los días de luna de miel? ¿Esas innumerables consideraciones delicadas? ¿El pensamiento constante del otro?

Ahí está la raíz de mucho sufrimiento, especialmente para la esposa que es más entusiasta, más cariñosa, más sensible; ella piensa que está desechada. Ella lo deja saber en ocasiones. Oh, no sin rodeos, pero con ese arte sutil que tiene para las alusiones, las implicaciones y los silencios expresivos. Ella podría reprender: «Si estuvieras en tal situación, si estuvieras con tal o tal persona, estoy seguro de que serías tan servicial, tan gentil, tan atento. Pero como sólo soy yo … No tienes que preocuparte, ¿no es así? » Y, poco a poco, la amargura va apareciendo. Para empezar, no fue nada en absoluto. Hicieron algo, materia para la fricción.

Conozco a un sacerdote que quiso conservar hasta los ochenta años como mínimo toda la frescura de su sacerdocio:

“Nunca me dejaré acostumbrar a la celebración de la Santa Misa”. Lo mismo debería poder decir con respecto al sacramento que he recibido, el sacramento del matrimonio: “Conservaré mi amor en toda su frescura. Seré considerado, delicadamente atento. Haré todo lo que esté a mi alcance para avanzar juntos, no sólo en paz, sino también en la luz y la alegría mutua.”

Raoul Plus, S.J. (1882-1958) escribió más de cuarenta libros para ayudar a los cristianos a comprender el amor de Dios por el alma. Sus obras enfatizan el papel vital de la oración en la vida espiritual y muestran cómo se pueden vivir las verdades de la fe.

Pueden leer todos los artículos en nuestra sección de: Familia Tradicional

Les invitamos a ver nuestros debates sobre el matrimonio, la eutanasia, el aborto…en nuestro canal MR


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Marchando Religion

Marchando Religion. Redacción