• Jue. Dic 9th, 2021

Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

A la memoria de Carlos Alberto Sacheri

PorFirma invitada

Dic 22, 2020
A la memoria de Carlos Alberto Sacheri-MarchandoReligion.es

Nuestro compañero nos trae el recuerdo de un argentino mártir de Cristo, Carlos Alberto Sacheri, ¿Quieren conocer su historia?

A la memoria de Carlos Alberto Sacheri. Un artículo de Pedro González

El 22 de diciembre de 1974 fue asesinado a la salida de Misa, un brillante filósofo católico argentino, con un prometedor porvenir por delante. Los comunistas no tuvieron reparo alguno en matarlo delante de su mujer y sus siete hijos, y en vísperas de la Navidad. Consciente de que era objetivo del terrorismo rojo, ponía su vida en las manos de Dios, sin dejar de llevar a cabo su labor intelectual, apostólica y combativa al servicio del Gran Rey. Su mejor lección fue su vida coherente con sus principios, rubricada con la sangre derramada a causa de los disparos. Sangre martirial, como reconocieron varios obispos argentinos.

Dos ideas queremos destacar brevemente acerca de este mártir de Cristo Rey:

Como católico verdadero e instruido, sabía muy bien que la profunda crisis que atraviesa la sociedad sólo puede hallar remedio en el Reinado Social de Jesucristo, que es la antítesis del liberalismo. Éste es, en el fondo, el ateísmo práctico, la rebelión contra Dios y sus leyes, erigiendo la voluntad del hombre (en concreto, la voluntad de siniestros grupos de presión ocultos tras los partidos) en criterio que determina lo que es bueno o es malo, lo justo e injusto. Incluso la verdad y la mentira. Algo que jamás ocurrió en la calumniada y denostada Edad Media (calumniada por ser cristiana). Es la voluntad del hombre sobre la de Dios. De ahí la conculcación habitual de la Ley Natural, el desprecio burlesco de la misma, convirtiéndola en una caricatura luciferina. «Seréis como dioses…» (Génesis 3,5). El liberalismo, condenado en repetidas ocasiones por el Magisterio Pontificio, proclama que « la razón humana, sin tener en cuenta a Dios, es el único árbitro de lo verdadero y de lo falso, del bien y del mal; es ley de sí misma; y bastan sus fuerzas naturales para procurar el bien de los hombres y de los pueblos» (Beato Pío IX, en Syllabus, III). Y ese mismo liberalismo es el promotor del laicismo, la secularización social -con toda su lacra inevitable de males de todo tipo-, la destrucción del Reinado Social de Jesucristo.

«La doctrina de Cristo, es, si se observa, la gran salvación del Estado» (Encíclica Inmortale Dei, de León XIII. 1885). «No hay más que un solo remedio: volver a un verdadero cristianismo en el Estado» (Mensaje de Navidad de 1945. Pío XII). «Es necesario que Él reine» (I Corintios 15,25).

Asimismo sabía que la alternativa al socialismo no es el liberalismo. Fue éste quien engendró al socialismo y sus ramas derivadas. El socialismo vendría a ser un liberalismo extremo, un liberalismo que extrae ciertas conclusiones de las tesis que el liberalismo moderado ha asentado previamente. Y como decía el maestro Vázquez de Mella, no se pueden poner tronos a las premisas y cadalsos a las consecuencias.

Sólo es alternativa sólida un orden social fundamentado en la Ley Natural, completada en una nación católica o mayoritariamente católica, con la Ley Divina revelada tal y como la interpreta y enseña la Iglesia que Cristo fundó -la católica; las demás iglesias son invenciones humanas-. Enseñanza que en el terreno político podemos encontrar en el Derecho Público Cristiano, también conocido como Doctrina Social de la Iglesia.

Carlos Alberto, maestro, si estás en la Gloria, como creemos esperanzadamente, alcánzanos la gracia de ser valientes en la defensa de la Realeza Social de Jesucristo, y no retroceder jamás aunque sea con el riesgo de la muerte.

Señor Dios Padre, que nos diste en tu Iglesia y en la tierra argentina a Carlos Alberto Sacheri, laico, padre de familia, filósofo, profesor, patriota, defensor de la fe, escritor y orador, maestro de la doctrina social católica; te pedimos que se lo declare santo, para que sirva como modelo de virtudes y para mayor gloria tuya, y especialmente, por sus méritos, te rogamos por (pedimos por nuestra intención). Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Pedro González

Nuestro artículo recomendado: La cruz y la espada. El Padre Fernando Huidobro, sacerdote y soldado de Cristo

Nuestro programa recomendado en nuestro canal de YouTube MR


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor

Firma invitada

Firma invitada