Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

El Vaticano se alía, en plena pandemia, con el nuevo orden mundial y la nueva era-MarchandoReligion.es

¿El Vaticano se alía, en plena pandemia, con el nuevo orden mundial y la nueva era?

Mirando los acontecimientos que se avecinan en el vaticano, nuestro articulista nos habla del nuevo orden mundial, los movimientos new age y la cúpula de Pedro, ¿alarmante o para seguir como si nada?

¿El Vaticano se alía, en plena pandemia, con el nuevo orden mundial y la nueva era? Un artículo de José Gabriel Concepción

Conferencia “Explorando mente, cuerpo y alma” (6-8 de Mayo de 2021)

El día 6 de mayo comienza en el Vaticano una Conferencia, la quinta ya, titulada “Explorando mente, cuerpo y alma”, organizado con el Consejo Pontificio de la Cultura, que preside Gianfranco Ravasi, el cardenal modernista, muy identificado con el Estado profundo y sus ramificaciones poderosas en la Iglesia Católica.1 Un príncipe de la Iglesia que se dirigió a los masones como “queridos hermanos” en 2016. Con anterioridad, un “desliz” – negó la resurrección – casi le costó su promoción como obispo.2 También participa en esta Conferencia la Fundation Cura3, la Fundación Ciencia y Fe (STOQ)4 y Stem For Life (SFLF). No son fundaciones neutras desde el punto de vista moral. La Fundación Stem for Life (SFLF), se dedica a la investigación con las llamadas “células madres” (stem cells), que está en muchas de las vacunas contra el Covid. Esta terapia regenerativa tiene una relación directa con el aborto que nadie puede negar. Los embriones y sobre todo el líquido amiótico son ricos en esas “células madres” que se utilizan en las llamadas técnicas regenerativas y en los nuevos medicamentos o vacunas.5

Vaticano news nos ofrece de una forma breve los objetivos de la Conferencia, en la línea de ese inmanentismo que propugna el New Age.

… Explorar los puntos en común entre la religión y la espiritualidad en relación con la salud y el bienestar, examinando también la relación entre mente, cuerpo y alma. El debate también se centrará en el significado más profundo de la existencia humana y buscará áreas de convergencia entre las ciencias humanas y las ciencias naturales. (Vaticano News, 15 de abril de 2021)

El cartel anunciador no invita especialmente al optimismo. La imagen que promociona la conferencia parece estar basada en la famosa representación de Miguel Ángel de la Creación de Adán, pero ya sin la presencia de Dios Padre. En la nueva imagen que nos proponen vemos dos manos, protegidas con guantes desechables, que se acercan. Un canto al superhombre libre ya de ataduras, enaltecido por esa nueva Ciencia, que nos llevará a un nuevo paraíso poscovid. Una exaltación de una ciencia alejada de Dios. Goya lo expresó muy bien en sus Caprichos. “El sueño de la razón produce monstruos”. De hecho, el logotipo de la conferencia es un círculo de personas que se dan la mano, coloreado en los tonos de la bandera del arco iris LGBT y colocado junto a las llaves cruzadas y la tiara papal del Pontífice. El evento se promociona con los mensajes de las redes sociales de “#UniteToPrevent y #UniteToCure”.

Estamos no cabe ya duda a una exaltación New Age o Nueva Era, que, bajo una aparente espiritualidad, promueve un Dios inmanentista,6 que se confunde con la creación. Es de inspiración satánica y muy destructiva del ser humano. Como ocurre en cualquier secta. El Papa Francisco ha condenado reiteradas veces este movimiento, al que no dudó en llamar “panteísta”. El 20 de junio de 2013 fustigó en una homilía al “dios cósmico” de la “moda politeísta”, que llega con “la cultura light”. “Ni Jesús hubiera creído en el dios New Age” de hoy, dijo. “La oración no es magia”, concluyó. Con anterioridad, en el año 2003, el cardenal Paul Paupard, presidente del Consejo Pontificio para la Cultura, afirmó que la New Age o Nueva Era una utopía incompatible con el cristianismo. (La Vanguardia, 3 de febrero de 2003). Pese a estos pronunciamientos no hay una condena formal por una razón evidente. Hay cardenales que apoyan la Nueva Era o New Age. Solo tenemos un documento vaticano sobre este tema, Jesucristo, portador de agua viva. Una reflexión cristiana sobre la New Age7, en cuya redacción participó Benedicto XVI incluso antes de ser Papa, pero, una condena como tal de esta perversa corriente espiritista no existe.

Esta Conferencia es un intento más de normalizar en la Iglesia Católica ese movimiento New Age o Nueva Era, haciéndolo atractivo. Está promovido por parte de miembros activos de la Curia, como el cardenal Gianfranco Ravasi, su promotor, que ha logrado que el Papa cierre por videoconferencia este encuentro. Un intento perverso de mostrar ante la opinión pública que el Papa apoya esta Conferencia, cuyos principios inspiradores de la Nueva Era ha rechazado este mismo Papa de forma reiterada. El arzobispo Carlo María Vinagó, que fue nuncio en Washington, ha caído en esta trampa saducea. Su análisis es, a nuestro entender, exacto, aunque rechacemos sus durísimas acusaciones al Vicario de Cristo.8

Los dicasterios romanos, ocupados por personas en sintonía ideológica con Jorge María Bergoglio, amparadas y promovidas por él) continúan desenfrenadamente en su labor implacable de demoler la Fe, la Moral, la disciplina eclesiástica y la vida monástica y religiosa, en un esfuerzo, tan vano como sin precedentes, por transformar a la Esposa de Cristo en una asociación filantrópica esclavizada a los poderes oscuros muy poderosos . El resultado es la superposición sobre la verdadera Iglesia de una secta de modernistas herejes y depravados que intentan legitimar el adulterio, la sodomía, el aborto, la eutanasia, la idolatría y cualquier perversión del intelecto y la voluntad. La verdadera Iglesia es ahora eclipsada, negada y desacreditada por sus mismos Pastores, traicionada incluso por quien ocupa el Trono más alto. (www.patrickcoffin.media, abril de 2021)

Nuestras sospechas se confirman viendo la relación de los invitados a este evento. Asistirán a esta cumbre solo 2 clérigos que se dicen católicos. Entre los 112 invitados están la hez de este mundo sin Dios: abortistas, antinatalistas y pro LGBGTIQ, que expondrán libremente sus posiciones más disolventes y contraria a la fe católica, con amparo del Vaticano. Veamos algunos ejemplos.

Los oradores incluyen nombres destacados y diversos como los directores ejecutivos de Pfizer y Moderna, el primero de los cuales produce píldoras abortivas; el Director del Instituto Nacional de Salud (NIH) Francis Collins , quien aboga por el uso de tejido fetal en proyectos de investigación; el director de Google Health, David Feinberg; y el Dr. Anthony Fauci del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE. UU., cuyos consejos a los funcionarios gubernamentales desempeñaron un papel importante en el cierre de iglesias estadounidenses el año pasado.

El director de los NIH, Francis Collins, tiene una larga historia de políticas anti-vida, y anteriormente ha aclamado los “beneficios científicos” que provienen de la investigación del tejido fetal , afirmando que dicho trabajo podría realizarse “con un marco ético”.

En la conferencia del Vaticano se une a él el CEO de Salesforce, Marc Benioff, quien se ha alineado firmemente con la élite liberal y globalista al prohibir los correos electrónicos de los republicanos y la campaña de Trump a raíz de las protestas del 6 de enero en el Capitolio, así como prohibir todos clientes incluso de cuestionar las elecciones estadounidenses de 2020. Benioff tiene un historial de promoción de temas LGBT, y Time lo describe como “uno de los ejecutivos más abiertos” en asuntos LGBT.

También hablarán en la conferencia la representante y conservacionista de las Naciones Unidas, Jane Goodall, quien apoya el control de la población ; el activista de la nueva era  Deepak Chopra; el guitarrista de rock Joe Perry; El él líder mormón William K. Jackson; el presidente ejecutivo de la Junta Británica de Académicos e Imanes, Shaykh Dr. Asim Yusuf; la modelo pro-aborto Cindy Crawford; y ex-prefecto deshonrado de la Secretaría de Comunicación, Monseñor Dario Viganò (Michael Haynes, Notired Merida,2021)

En esa lista está Chelsea Clinton, hija del que fue presidente de Estados Unidos Bill Clinton y de Hillary Clinton. Chelsea es una defensora del aborto y lo hace con convicción y recurriendo a todos los medios posibles. Hilarry Clinton ha sido señalada como una fervorosa satanista como aparece en los documentos destapados en el Wikileaks. Mel Gibson, el director de “La Pasión”, reveló hace algunos años, en una entrevista al portal YourNewsWire.com, extraños rituales realizados por algunas celebridades de Hollywood para alcanzar el éxito y lograr que sus carreras destaquen dentro de la industria. Según Mel Gibson, esas celebridades llegan a beber sangre de bebés, sacrificados en esos mismos rituales satánicos (sic). (s 

CHELSEA CLINTON, APÓSTOL DEL ABORTO, ENTRE LOS INVITADOS POR EL VATICANO

 Chelsea etiqueta el movimiento provida como un “movimiento contra el derecho a decidir”. Es una partidaria abierta de Planned Parenthood, el mayor proveedor de abortos en los EE. UU, con más de 300.000 al año reconocidos, unos 900 abortos al día. (Acipensa, 2017 y Baptistpress 2009).  En 2018, Chelsea habló en un evento Rise up for Roe en la ciudad de Nueva York, una reunión organizada por la Liga Nacional de Acción por los Derechos Reproductivos y el Aborto y Planned Parenthood. Aquel encuentro no tenía otro objetivo que oponerse a la confirmación de Brett Kavanaugh ante la Corte Suprema. Al final llegó a jurar su cargo como juez del Tribunal Supremo de Estados Unidos. No sin dificultades pues tuvo que superar una feroz oposición mediática. Tras ser respaldado por la mayoría republicana del Senado y sufrir en carne propia una durísima campaña contra él, en la que participó esta aparentemente candorosa mujer, Chelsea Clinton. Donald Trump, presidente de EE.UU. por aquel entonces, habló de una campaña “de destrucción personal” contra Brett Kavanaugh, basada en mentiras y engaños”, en referencia a la oposición demócrata al nombramiento y las protestas ciudadanas ante el Senado pidiendo que no se confirmara a Kavanaugh tras sus acusaciones por una presunta conducta sexual inapropiada. “Usted, señor, bajo un escrutinio histórico, se demostró que era inocente”, respondió Trump a Kavanaugh (La Vanguardia, 9 de octubre de 2018)

Como vemos, Chelsea Clinton y otros defensores de este genocidio silencioso, que es el aborto, no tienen ningún escrúpulo en destruir a sus oponentes. Todo vale. En el fondo, detrás del aborto, y también en la vacuna anticovid, hay un sórdido negocio, que Chelsea Clinton no ha tenido rubor en reconocer. En aquel evento del año 2018 Rise up for Roe reconoció con entusiasmo que “el aborto legal suma miles de millones de dólares a la economía estadounidense”. (BostonGlobe.com, 21 de agosto de 2018). Chelsea tiene también su lado oscuro, que pudorosamente ocultan los medios informativos, entregados a la causa globalista y del aborto. Son los mismos que atacan con saña a la Iglesia Católica. Chelsea Clinton es vicepresidenta de la Fundación Clinton, una organización plagada de controversias y corrupción , y partidaria de iniciativas globales a favor del aborto.  Una Fundación que está en el punto de mira del FBI y de Fiscales por sospechas de corrupción (El Mundo, 5 de enero de 2018). Pese a esta carta de presentación Chelsea Clinton tendrá en el Vaticano otro foro para defender el aborto, que el Papa Francisco, como sus predecesores, no deja de condenar. No duda en llamar “sicarios” a los médicos abortistas. Lo hizo en el año 2018.

Se podría decir que todo el mal obrado en el mundo se resume en esto: el desprecio por la vida. La vida está agredida por las guerras, por las organizaciones que explotan al hombre —leemos en los periódicos o vemos en los informativos muchas cosas—, por las especulaciones sobre la creación y por la cultura del descarte y por todos los sistemas que someten la existencia humana a cálculos de oportunidad, mientras que un número escandaloso de personas vive en un estado indigno para el hombre. Esto es despreciar la vida, es decir, de algún modo, matar.

Un punto de vista contradictorio consiente también la supresión de la vida humana en el seno materno en nombre de la salvaguardia de otros derechos. Pero, ¿cómo puede ser terapéutico, civilizado, o simplemente humano un acto que suprime la vida inocente e indefensa en su florecimiento? Yo os pregunto: ¿Es justo «quitar de en medio» una vida humana para resolver un problema? ¿Es justo contratar a un sicario para resolver un problema? No se puede, no es justo «quitar de en medio» a un ser humano, aunque sea pequeño, para resolver un problema. Es como contratar a un sicario para resolver un problema.

¿De dónde viene todo esto? La violencia y el rechazo a la vida, ¿de dónde nacen, en el fondo? Del miedo. De hecho, acoger al otro es un desafío al individualismo. Pensemos, por ejemplo, cuando se descubre que una vida naciente es portadora de discapacidad, incluso grave. Los padres, en estos casos dramáticos, necesitan cercanía real, solidaridad verdadera, para enfrentar la realidad y superar temores comprensibles. En su lugar, a menudo reciben consejos apresurados para interrumpir el embarazo, es decir, es una forma de decir: «interrumpir el embarazo» significa «quitar de en medio a uno», directamente. (Audiencia General,10 de octubre de 2018)

Palabras que volvió a repetir nada más ser aprobado el aborto en Argentina, su país natal. Ningún líder mundial, y el Papa ciertamente no lo es, se ha atrevido a llamar a los médicos abortistas “sicarios”. Sostener eso es señalar que detrás del aborto hay una mafia. Desde la fe bien podemos afirmar que tras el aborto hay una secta diabólica. Cada aborto es una Misa negra, donde se ofrece al Príncipe de este mundo la sangre de una víctima inocente. Satanás lo quiere para sí por ese poder que Dios mismo le ha dado por el pecado del primer hombre, Adán.9 Solo el bautismo nos hace hijos de Dios y nos rompe esas cadenas que nos une al pecado y al propio Satanás. Por esa misma razón Satanás, el Maligno, no quiere el bautismo para los recién nacidos. Los niños bautizados son el mejor valladar contra su poder. Sin niños bautizados el poder de Satanás aumentará sin duda. Dios se lo permite para nuestra purificación y perfección espiritual. Son esos designios de la providencia que comprenderemos en el Cielo. Allí veremos en toda su grandeza ese tapiz de la Creación, donde Dios escribe siempre recto, con esos reglones torcidos y pecadores, que somos nosotros.

EL PAPA NOS LLAMA A LA ORACIÓN EN ESTE HURACÁN DEL NEW AGE

Pedro habla por medio de Francisco. No deja de apelar a la oración y que recemos por él. Lo hace de forma reiterada y de forma reciente. El día 14 de abril de este mismo año el Papa nos hizo un llamamiento a la oración, a ese encuentro corazón con corazón con Jesús. Sin oración, nos vino a decir, no hay Iglesia. Ni por tanto auténtica vida cristiana.

Todo en la Iglesia nace en la oración, y todo crece gracias a la oración. Cuando el Enemigo, el Maligno, quiere combatir la Iglesia, lo hace primero tratando de secar sus fuentes, impidiéndole rezar. Por ejemplo, lo vemos en ciertos grupos que se ponen de acuerdo para llevar adelante reformas eclesiales, cambios en la vida de la Iglesia… Están todas las organizaciones, están los medios de comunicación que informan a todos… Pero la oración no se ve, no se reza. “Tenemos que cambiar esto, tenemos que tomar esta decisión que es un poco fuerte…”. Es interesante la propuesta, es interesante, solo con la discusión, solo con los medios de comunicación, pero ¿dónde está la oración? La oración es la que abre la puerta al Espíritu Santo, que es quien inspira para ir adelante. Los cambios en la Iglesia sin oración no son cambios de Iglesia, son cambios de grupo. Y cuando el Enemigo —como he dicho— quiere combatir la Iglesia, lo hace en primer lugar tratando de secar sus fuentes, impidiéndole rezar, e [induciéndola a] hacer estas otras propuestas. Si cesa la oración, por un momento parece que todo pueda ir adelante como siempre —por inercia—, pero poco después la Iglesia se da cuenta de haberse convertido en un envoltorio vacío, de haber perdido el eje de apoyo, de no poseer más la fuente del calor y del amor. (Audiencia General, 14 de abril de 2021)

Una semana después, el Papa nos habló de la necesidad vocal. Dos llamadas a la oración que no podemos pasar por alto. El Papa nos recuerda una vez más que en la oración se entabla un diálogo con Dios, un Dios personal que está muy lejos de ese Dios inmanentista, que defiende los promotores de esta Conferencia de la Nueva Era o New Age, que se organizará en este mes de mayo en el Vaticano

La oración- nos dice el Papa- es diálogo con Dios; y toda criatura, en un cierto sentido, “dialoga” con Dios. En el ser humano, la oración se convierte en palabra, invocación, canto, poesía… La Palabra divina se ha hecho carne, y en la carne de cada hombre la palabra vuelve a Dios en la oración.

Las palabras son nuestras criaturas, pero son también nuestras madres, y de alguna manera nos modelan. Las palabras de una oración nos hacen atravesar sin peligro un valle oscuro, nos dirigen hacia prados verdes y ricos de aguas, haciéndonos festejar bajo los ojos de un enemigo, como nos enseña a recitar el salmo (cfr. Sal 23). Las palabras esconden sentimientos, pero existe también el camino inverso: ese en el que las palabras modelan los sentimientos. La Biblia educa al hombre para que todo salga a la luz de la palabra, que nada humano sea excluido, censurado. Sobre todo, el dolor es peligroso si permanece cubierto, cerrado dentro de nosotros… Un dolor cerrado dentro de nosotros, que no puede expresarse o desahogarse, puede envenenar el alma; es mortal.

Por esta razón la Sagrada Escritura nos enseña a rezar también con palabras a veces audaces. Los escritores sagrados no quieren engañarnos sobre el hombre: saben que en su corazón albergan también sentimientos poco edificantes, incluso el odio. Ninguno de nosotros nace santo, y cuando estos sentimientos malos llaman a la puerta de nuestro corazón es necesario ser capaces de desactivarlos con la oración y con las palabras de Dios. En los salmos encontramos también expresiones muy duras contra los enemigos —expresiones que los maestros espirituales nos enseñan para referirnos al diablo y a nuestros pecados—; y también son palabras que pertenecen a la realidad humana y que han terminado en el cauce de las Sagradas Escrituras. Están ahí para testimoniarnos que, si delante de la violencia no existieran las palabras, para hacer inofensivos los malos sentimientos, para canalizarlos para que no dañen, el mundo estaría completamente hundido.

La primera oración humana es siempre una recitación vocal. En primer lugar, se mueven siempre los labios. Aunque como todos sabemos rezar no significa repetir palabras, sin embargo, la oración vocal es la más segura y siempre es posible ejercerla. Los sentimientos, sin embargo, aunque sean nobles, son siempre inciertos: van y vienen, nos abandonan y regresan. No solo eso, también las gracias de la oración son imprevisibles: en algún momento las consolaciones abundan, pero en los días más oscuros parecen evaporarse del todo. La oración del corazón es misteriosa y en ciertos momentos se ausenta. La oración de los labios, la que se susurra o se recita en coro, sin embargo, está siempre disponible, y es necesaria como el trabajo manual. El Catecismo afirma: «La oración vocal es un elemento indispensable de la vida cristiana. A los discípulos, atraídos por la oración silenciosa de su Maestro, éste les enseña una oración vocal: el “Padre Nuestro”» (n. 2701). “Enséñanos a rezar”, piden los discípulos a Jesús, y Jesús enseña una oración vocal: el Padre Nuestro. Y en esa oración está todo. (Audiencia General, 21 de abril de 2021)

Tiene razón el Papa Francisco. En las sectas, y el New Age o Nueva Era lo es, no se dialoga. No existe el diálogo y la oración es imposible así, y menos, si adoramos a un Dios inmanentista, que se confunde con la creación. Es el Dios que nos quieren imponer en el nuevo mundo poscovid.

QUIEREN ENTRONIZAR OTRA VEZ A SATANÁS

Francisco nos da entender con sus palabras que estamos en una batalla espiritual, tal vez la anunciada en el Apocalipsis, con enemigos poderosos que han escalado los más altos puestos en el Vaticano. Algunos curiales se han atrevido sin pudor que los masones son “sus queridos hermanos”, incluso llegan a negar abiertamente la resurrección, en la que no creen. Entre otros están Gianfranco Ravasi, promotor de esta Conferencia. Son prelados y cardenales satanistas. Todo empezó en el año 1963, en una ceremonia secreta, una misa negra, en la que Satanás fue entronizado en la Capilla Paulina. Lo denunció Malachi Marti en su novela-testimonio “El último Papa”. Nunca ha sido desmentida. Cincuenta y ocho años después llega esta Conferencia que no busca otra cosa que volver a entronizar a Satanás. Ya lo hicieron con la Pachamana, y la masonería eclesiástica quiere repetirlo otra vez más con este delirio globalista y “New Age”, la nueva religión, que nos quieren proponer para esta nueva realidad que nos prometen poscovid. Ciertamente, el sueño de la razón produce monstruos… y a veces nos devoran.

José Gabriel Concepción

1 Así lo define el arzobispo Carlo María Vinagó en su alegato contra esta V Conferencia “Explorando mente, cuerpo y alma” que se celebrará en el Vaticano (6-8 de mayo de 2021)

2 Ha escrito 150 libros, habla una decena de idiomas, incluido el hebreo y el griego antiguo, y en sus mocedades ejerció como arqueólogo en Oriente Medio. Ha escrito que muchos sermones dominicales de los curas son «aburridos» y que «la comunicación de la fe (católica) se puede lograr con solo 140 caracteres». Escribe para ‘Avvenire’, diario de los obispos, pero también para el agnóstico Il Sole 24 Ore, diario económico de la patronal italiana (Confindustria) y otras publicaciones, incluido L’Osservatore Romano’, diario oficial del Vaticano. Fue inicialmente vetado por el Vaticano para ser consagrado obispo por un “desliz” inoportuno, al afirmar que Cristo no resucitó, sino que fue “elevado al Cielo”. En 2016 escribió una carta a los “hermanos masones”, olvidando las penas canónicas que el vigente Código de Derecho Canónico pesan sobre ellos. “Puentes y no muros” debían mantener frente a los masones según el Cardenal. Son las palabras que habrán resonado en la conciencia del biblista italiano Gianfranco Ravasi, elegido por Benedicto XVI para el encuentro con las demás religiones en aquella creación llamada «Atrio de los Gentiles». Ahora no solamente dialoga con las religiones, sino que tiende puentes hacia una sociedad secreta destructiva y anticristiana, la masonería. Así se expresó este príncipe de la Iglesia en una carta abierta en el diario italiano Il sole 24. Los masones respondieron, llamándole sin reparo “venerable hermano”. La Gran Logia de España, máxima entidad de la masonería en nuestro país, ha respondido agradeciéndole ese gesto que califican de «enorme valentía». Para los masones, “Las palabras del cardenal suponen un reconocimiento a la nobleza de nuestros fines”. El último párrafo de la carta no tiene desperdicio: “El cardenal extendió su mano fraterna llamándonos Queridos Hermanos, una condición que alcanza todo ser humano cuando entra en nuestra Orden. El Querido Hermano aprendiz, como en cualquier otra escuela iniciática, aspira a la virtud que reside en la maestría. Las escuelas iniciáticas promueven una auto transformación de quien ya desea ser mejor. Cuando aquel aprendiz sea reconocido maestro de maestros, elegido para dirigir los trabajos en la Logia a la que todos acuden, dejará de ser Querido Hermano. Su nuevo tratamiento, Venerable Hermano, significa lo mismo para la Iglesia que para la Masonería: alguien de una bondad blanca y sin mácula. Ese es el ideal masónico. Venerable Hermano Gianfranco, gracias por un gesto valiente que abre un espacio de posible concordia fraterna. Como todo Venerable, convocad los trabajos”

El Cardenal no fue amonestado y sigue con sus altas responsabilidades en el Vaticano, pese a su edad avanzada, 79 años, pero muy activo como vemos para otras causas que no son, así lo pensamos, para la causa de Cristo y de su Iglesia.

3 Es una Fundación que apoya todas las investigaciones relacionadas con las células madres, la inteligencia artificial o el big data.

4 El Centro de Ciencia y Fe de la Facultad de Teología SEUT (Fundación Federico Fliedner) surge a finales de los años noventa del pasado siglo con el deseo de contribuir, desde el ámbito académico protestante, al estudio de las relaciones entre ciencia y fe.

5 Así lo señaló la, especialista en Bioética sobre el tema de las células madre. “La destrucción de un embrión vivo y viable para obtener sus células madres embrionarias no es un mal menor. Es intrínsecamente malo pues supone la eliminación intencionada de una vida humana con fines utilitaristas.” (Catholic.net – La utilización de células madre para la investigación)

6 El Diccionario de la RAE nos ofrece una definición muy exacta de lo que es el inmanentismo: Teoría según la cual lo representado como contenido de la consciencia es la única

realidad en oposición a lo que está fuera de ella.

7 El documento está publicado en el año 2003 y es de libre consulta Jesucristo portador del agua de la vida: una reflexión cristiana sobre la nueva era (vatican.va)

8 El documento está en inglés en Vatican Covid summit: Archbishop Carlo Maria Viganò Responds – Patrick Coffin Media

9 Así explica José Antonio Sayés, uno de nuestros mejores teólogos, el pecado original y su transmisión a todos los seres humanos. El Catecismo de la Iglesia católica nos ha dado una perfecta síntesis de nuestra fe en el pecado original y la importancia de este santo sacramento del Bautismo

. El pecado original: una verdad esencial de la fe

388 Con el desarrollo de la Revelación se va iluminando también la realidad del pecado. Aunque el Pueblo de Dios del Antiguo Testamento conoció de alguna manera la condición humana a la luz de la historia de la caída narrada en el Génesis, no podía alcanzar el significado último de esta historia que sólo se manifiesta a la luz de la muerte y de la resurrección de Jesucristo (cf. Rm 5,12-21). Es preciso conocer a Cristo como fuente de la gracia para conocer a Adán como fuente del pecado. El Espíritu-Paráclito, enviado por Cristo resucitado, es quien vino “a convencer al mundo en lo referente al pecado” (Jn 16,8) revelando al que es su Redentor.

389 La doctrina del pecado original es, por así decirlo, “el reverso” de la Buena Nueva de que Jesús es el Salvador de todos los hombres, que todos necesitan salvación y que la salvación es ofrecida a todos gracias a Cristo. La Iglesia, que tiene el sentido de Cristo (cf. 1 Cor 2,16) sabe bien que no se puede lesionar la revelación del pecado original sin atentar contra el Misterio de Cristo.

Para leer el relato de la caída

390 El relato de la caída (Gn 3) utiliza un lenguaje hecho de imágenes, pero afirma un acontecimiento primordial, un hecho que tuvo lugar al comienzo de la historia del hombre (cf. GS 13,1). La Revelación nos da la certeza de fe de que toda la historia humana está marcada por el pecado original libremente cometido por nuestros primeros padres (cf. Concilio de Trento: DS 1513; Pío XII, enc. Humani generis: ibíd, 3897; Pablo VI, discurso 11 de julio de 1966).

SOBRE EL BAUTISMO

1213 El santo Bautismo es el fundamento de toda la vida cristiana, el pórtico de la vida en el espíritu (“vitae spiritualis ianua“) y la puerta que abre el acceso a los otros sacramentos. Por el Bautismo somos liberados del pecado y regenerados como hijos de Dios, llegamos a ser miembros de Cristo y somos incorporados a la Iglesia y hechos partícipes de su misión (cf Concilio de Florencia: DS 1314; CIC, can 204,1; 849; CCEO 675,1): Baptismus est sacramentum regenerationis per aquam in verbo” (“El bautismo es el sacramento del nuevo nacimiento por el agua y la palabra”: Catecismo Romano 2,2,5).

I. El nombre de este sacramento

1214 Este sacramento recibe el nombre de Bautismo en razón del carácter del rito central mediante el que se celebra: bautizar (baptizein en griego) significa “sumergir”, “introducir dentro del agua”; la “inmersión” en el agua simboliza el acto de sepultar al catecúmeno en la muerte de Cristo, de donde sale por la resurrección con Él (cf Rm 6,3-4; Col 2,12) como “nueva criatura” (2 Co 5,17; Ga 6,15).

1215 Este sacramento es llamado también “baño de regeneración y de renovación del Espíritu Santo” (Tt 3,5), porque significa y realiza ese nacimiento del agua y del Espíritu sin el cual “nadie puede entrar en el Reino de Dios” (Jn 3,5).

1216 “Este baño es llamado iluminación porque quienes reciben esta enseñanza (catequética) su espíritu es iluminado” (San Justino, Apología 1,61). Habiendo recibido en el Bautismo al Verbo, “la luz verdadera que ilumina a todo hombre” (Jn 1,9), el bautizado, “tras haber sido iluminado” (Hb 10,32), se convierte en “hijo de la luz” (1 Ts 5,5), y en “luz” él mismo (Ef 5,8):

Pueden leer todos los artículos de José Gabriel Concepción en nuestra página

Les invitamos a seguir nuestros debates en nuestro canal de Youtube MR

nuevo orden mundial

*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor