Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

¿Quién eres?-MarchandoReligion.es

¿Quién eres?

En este día de la visitación nuestra compañera le hace esta pregunta a Nuestra amada Madre, ¿Quién eres? Si quieren saber la respuesta, les invitamos a leer este artículo lleno de amor

¿Quién eres? Un artículo de Gabriela Gorkin

¿Quién eres? ¡Oh Inmaculada Concepción!

¡María, si yo fuese la

Reina del cielo y tú fueras Teresa,

quisiera ser Teresa para que

tú fueses la Reina del cielo!

(Santa Teresita del Niño Jesús)

Una vez leí algo sobre esta frase de santa Teresita que me impresionó muchísimo quedándome grabada, era sobre este increíble y bellísimo grito de amor. Decía aquel escrito –que lamentablemente ni por casualidad recuerdo el autor– que la osadía de nuestra Amiga Celestial fue muy grande, claro que teniendo en cuenta que muy en serio, muy de verdad, hablaba con Nuestra Señora y que sucede en esas comunicaciones de amor que nacen en el centro del alma, allí donde inhabita la Santísima Trinidad. Teresita lo dijo, con santo y audaz atrevimiento, eso sucede cuando el Espíritu Santo arde en nuestros corazones y nos hace decir locuras de amor y también nos hace hacer locuras de amor, la mayor locura de amor la protagonizó Nuestro Señor muriendo en la Cruz ¡Todo un Dios muriendo muerte de Cruz por ti y por mi!

Treinta y tres días antes de la Fiesta de Nuestra Señora de Fátima, me estuve preparando para renovar mi Consagración a Jesús por María según san Luis María Grignon de Montfort, lo hice siguiendo unos audios del Padre Justo Lofeudo que se sirvió de una variante de ese libro de san Luis María, que dedica cada una de las semanas a hacer el recorrido de la mano de cuatro santos, la segunda con san Maximiliano María Kolbe. No fue la primera vez para mi que escuchaba estos audios, en realidad hace muchos años, cuando todavía no sabía ni se me había despertado el interés por consagrarme según el precioso método de san Luis María, allá por el 2009, me llegaron estos audios, recuerdo grabados por una voz de mujer muy dulce, un poco hasta empalagosa, que me produjo rechazo ¡Es verdad que mi corazón latió más fuerte con san MaximilianoMaría! Pero de a poco los fui borrando, de mi móvil y de mi conciencia… Hasta ahora, que los volví a escuchar… Entonces entré en el misterio hasta donde Dios me dio la gracia y con san Maximiliano me quedé asombrada en la infinita belleza de la Inmaculada Concepción y según mi capacidad también me pregunté ¿Por qué la Madre de Dios y nuestra, se atribuyó ese nombre? ¿Qué significa? Entonces comenzaron a desfilar en mi pensamiento esas estampas de los Sagrados Corazones de Jesús y María,uno al lado del otro, los dos jóvenes, se podría decir de la misma edad, tan iguales… A pesar de que Jesús es Dios y Hombre Verdadero y la Santísima Virgen es Mujer y no Dios. También los Institutos y Congregaciones “de los Sagrados Corazones” como la de san Damián de Molokai…

Sin reparar en lo que pensaba, dejando pasar mis pensamientos como bellos paisajes que se suceden desde la ventanilla del tren, otro día o el mismo, no sé, reflexionaba sobre la idea de que Jesús es el nuevo Adán y María la nueva Eva. No hay duda que como en el Cielo los lazos familiares que mantuvimos en la Tierra se transforman para la Vida Eterna donde seremos como ángeles, así y todo me llamó la atención, porque Adán y Eva fueron esposos y Jesús y María fueron y siguen siendo, Madre e Hijo ¡Maternidad divina y humana la de María! Porque de su vientre purísimo y virginal, nació un bebé, Dios y Hombre Verdadero, Hijo de Dios y de María, mujer verdadera. La maternidad de María es divina y humana, sin duda.

¡Así que Maternidad Divina y Humana la de la Madre de Dios! ¡María, Madre Nuestra, Madre Mía! Eres más bella que el sol te cantamos y el Misterio de la Inmaculada Concepción, con el cual te llamamos como uno de tus nombres te representa fidelísimamente.

¡¡Eres tan semejante a tu Esposo, Dios Espíritu Santo, que yo quisiera que fueses su Encarnación y lo vienes a ser de hecho y si bien Dios seguiría siendo Santísima Trinidad, con todo tendríamos dos Personas Divinas Encarnadas, dos Personas en las que se daría una Encarnación; en una, una propia como tal; y en otra, una Encarnación análoga, que es como dice san Maximiliano María, la Encarnación Creada: María. Más esta analogía al ser voluntad de Dios, donde no hay pecado ni concupiscencia, la diferencia con la Encarnación del Verbo, aunque abismal, es perfecta y vivida como tal.

Tómenme este atrevimiento, como una locura de amor divino. Me río con los ángeles…. algunos hombres o mujeres, dudando o negando la Maternidad Divina de María o que sea Corredentora, o pensando que la mujer no tiene un puesto en “igualdad con los hombres” en la Iglesia y a mí, que soy una mujer débil y miserable, pecadora, de la cual Jesús se enamoró, mi pobre corazón se regocija en estos bellos y consoladores pensamientos. ¿Qué más puedo desear como mujer, siendo María mujer como yo o teniendo en nosotras dado por Dios, la capacidad de acoger una vida nueva, la maternidad física o la espiritual? ¿Se puede pensar en que nos falta algo? ¡Aleluya! ¡Gloria a Dios!

Al Cielo quiero ir Madre ¡Llévame!

Acabó con otra locura de amor de nuestra Amiga Celestial, santa Teresita del Niño Jesús y la Santa Faz:

«Querida Virgen Santísima, me parece que yo soy más dichosa que tú, porque yo te tengo a ti por Madre, mientras que tú no tienes a una Santísima Virgen a quien amar»

Y con una poesía, que es Villancico de Lope de Vega y que ilustra creo que muy bien las Glorias de María ¡Ay Madre! Te quiero conocer y servir mejor…

De una Virgen hermosa

celos tiene el sol,

porque vio en sus brazos

otro sol mayor.

Cuando del Oriente

salió el sol dorado,

y otro sol helado

miró tan ardiente,

quitó de la frente

la corona bella,

y a los pies de la estrella

su lumbre adoró,

porque vio en sus brazos

otro sol mayor.

«Hermosa María,

dice el sol vencido,

de vos ha nacido

el sol que podía

dar al mundo el día

que ha deseado».

Esto dijo humillado

a María el sol,

porque vio en sus brazos

otro sol mayor.

(Lope Félix de Vega y Carpio)

(Quiero agradecer a dos santos sacerdotes que me ayudaron a poner algunos puntos en orden)

Gabriela Gorkin

Notas: “María es la Inmaculada porque, ya desde el primer instante de su concepción, en su alma mora el Espíritu Santo. Y gracias a esta especial presencia del Espíritu Santo, Ella puede llegar a ser la Madre del Verbo.

Evocando las apariciones de Lourdes -que le sirvieron de estímulo e incentivo para comprender mejor las fuentes de la Revelación- observa: «A santa Bernardita, que había preguntado otras veces a la Virgen, le respondió: “Yo soy la Inmaculada Concepción”. Con estas palabras manifestó claramente que era no sólo concebida sin pecado, sino más aún, que era la misma “Concepción Inmaculada”, lo mismo que es distinto un objeto blanco que la blancura, es distinta una cosa perfecta que la perfección» (Ibid., v. III, pág. 516). Inmaculada Concepción es el nombre que revela con precisión quién es María: no afirma sólo una cualidad, sino que delinea exactamente su persona: María es santa radicalmente en la totalidad de su existencia, desde el principio. San Juan Pablo II, La Inmaculada en la visión espiritual del P. Kolbe

La Inmaculada Concepción es divina. Pero no estoy hablando de María, sino del Espíritu Santo. En otras palabras, Kolbe creyó que hay dos “Inmaculadas Concepciones”: María y el Espíritu Santo. María es la Inmaculada Concepción creada y el Espíritu Santo es la Inmaculada Concepción increada. Es decir, antes de que hubiera la Inmaculada Concepción creada (María) existe desde toda la eternidad la Inmaculada Concepción increada, el Único que desde toda la eternidad “procede” de Dios Padre y de Dios Hijo como una

Concepción Increada de Amor y es “el prototipo de cualquier concepción de vida en el Universo”. Entonces “el Padre genera, el Hijo es generado, el Espíritu Santo procede, y esta es su esencia, por la cual se distinguen uno del otro”

https://www.foromariano.es › MATERIAL › Texto

Nuestro artículo recomendado: Querida mamá, que ninguno se pierda

Les invitamos a seguir nuestro canal de YouTube: MR

Los debates de MR-División entre católicos

*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor