¡No hay vidas que no sean dignas! El León que rugía a Hitler

¿Quién podrá mantener la confianza en su médico? Palabras de von Galen en este artículo que nos recuerda que no hay vidas que no sean dignas.

«¡No hay vidas que no sean dignas!» El León que rugía a Hitler. Un artículo del blog de Aldo María Valli

Artículo original disponible en https://www.aldomariavalli.it/2021/03/24/non-esistono-vite-indegne-il-leone-che-ruggiva-in-faccia-a-hitler/

Traducido por Miguel Toledano para Marchando Religión

Por Giuliano Guzzo

A pocos días de la legalización de la eutanasia en España, que se convierte así en el séptimo país del mundo que aprueba una ley relativa a la «muerte dulce», el 22 de marzo se celebró la memoria del beato Clemens August von Galen (1878–1946). Probablemente se trata sólo de una coincidencia, mas sin duda es una buena ocasión para recordar a este cardenal alemán, que precisamente se pronunció sobre la eutanasia en términos de extraordinaria claridad y bastante actuales hoy en día.

No obstante, antes de concretar este punto recordemos quién era von Galen; hijo de una noble familia alemana, finalizados sus estudios fue ordenado sacerdote en 1904. Tras una larga carrera eclesiástica, alcanzó la púrpura eclesiástica, sin por ello perder este pastor su inmenso carisma, absolutamente fuera de lo común y particularmente valeroso; hasta el punto de que ha pasado a la historia con el título de «León de Münster».

En efecto, no se puede negar que evitara el modo directo, en sus homilías, de arremeter contra el régimen nazi. Pero, atención, no esperó para ello a la caída del nazismo – como hacen actualmente aquéllos a los que les gusta quedar bien, antifascistas mimados en un momento en el que ya no hay fascismo -, sino que lo hizo cuando Hitler todavía se encontraba sólidamente en el poder. Hasta el punto de que en junio de 1943 nada menos que el New York Times definió al obispo de Münster como «el más obstinado opositor al programa nacionalsocialista».

Por parte del régimen, no se limitaron a quedarsele mirando. Al contrario: aun sin referirse a él expresamente, se pronunciaron advertencias amenazadoras contra von Galen procedentes nada menos que de Goebbels en persona, y se realizaron cientos de arrestos contra los que difundían sus sermones. A pesar de ello, el «León» nunca cesó de rugir, en general contra la ideología nazi pero, muy en particular, contra la eutanasia, que los secuaces de Hitler ejecutaban sobre los discapacitados. A este respecto, es memorable esta homilía de von Galen en agosto de 1941.

«Si, incluso en una única ocasión, aceptamos el principio del derecho a matar a nuestros hermanos», tronó, «entonces también, en el ámbito de los principios, se hace admisible el homicidio para todo ser improductivo, como por ejemplo los enfermos incurables, los que quedan inválidos y nosotros mismos, cuando seamos viejos. ¿Quién podrá mantener la confianza en su médico? Éste podrá pronunciar condenas de muerte». Palabras durísimas, que en nuestra época generan una cierta vergüenza incluso entre los católicos que, especialmente en asuntos éticos, hacen prevalecer una aproximación posibilista.

La sensación, de hecho, es que para no fomentar «divisiones» – como si Jesús fuese un tipo majete que pone a todo el mundo de acuerdo – en las cuestiones bioéticas se impone últimamente una línea soft, pero tan soft que roza la irrelevancia. Por eso, merece la pena redescubrir la figura del beato von Galen, al que le bastaba salir de casa para encontrarse con Hitler en persona; y no a radicales ni a ningún periodista dispuesto a tenderle una trampa. Sin embargo, no se privaba de proclamar la verdad íntegra sobre el hombre. Ya podíamos seguir teniendo “Leones” así.

Fuente: giuliano guzzo.com

Les invitamos a ver nuestros debates sobre el matrimonio, la eutanasia, el aborto…en nuestro canal MR


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor
Aldo Maria Valli

Aldo Maria Valli

Vaticanista. Entre sus libros más destacados están: Claustrofobia, Sradicati, el caso Vigano, 266. Jorge María Bergoglio, Benedicto XVI el pontificado interrumpido. Pueden leer sus artículos y leer toda la información sobre su obra literaria en italiano en su página web https://www.aldomariavalli.it/