El amor: ¿Por qué esa misteriosa atracción?

¿Por qué una mujer desea a un hombre? ¿Por qué un hombre desea a una mujer? ¿Cuál es la explicación de esa misteriosa atracción que atrae a los dos sexos? ¿Alguien podrá alguna vez explicarlo? ¿Alguien podrá agotar el tema?

El amor: ¿Por qué esa misteriosa atracción? Por Raoul Plus, S.J

(Preparación de los textos: Augusto Pozuelos)

Un hecho es cierto: Incluso aparte del aspecto fisiológico del problema, el hombre feminizado, no atrae a una mujer; ella se burla de él, lo encuentra ridículo. Así también la mujer masculina, pierde su poder de atracción sobre el hombre y termina por perderlo por completo.

El hechizo secular que cada sexo lanza sobre el otro está íntimamente ligado a la fidelidad con la que cada uno cumple exactamente su función. Si la mujer copia al hombre y el hombre copia a la mujer, puede haber camaradería, pero el amor no se desarrolla. En realidad, no son más que dos caricaturas, la mujer degradada al rango de un hombre y un hombre de segunda categoría, y el hombre al rango de un maniquí disfrazado de mujer.

Cuanto más femenina es el alma y el porte de una mujer, más agradable es para un hombre; cuanto más masculino es el alma y el porte de un hombre, más agradable es para una mujer.

No queremos decir que entre dos pobres especímenes de ambos sexos nunca habrá ningún atractivo casual o incluso duradero. Pero difícilmente podemos, si acaso suceda, llamarlo amor.

Si el hombre y la mujer no son más que dos variedades del mismo sexo, una especie de sexo neutro, la fuerza que crea el amor desaparece. Normalmente, como decimos en teoría eléctrica, deben existir cargas opuestas antes de que broten chispas. Ponga en contacto dos cargas idénticas y no habrá efecto; se debe utilizar electricidad de polaridades opuestas; entonces y solo entonces habrá reacción.

En el ámbito del amor, la regla general es la misma. De hecho, el hombre y la mujer son dos mundos diferentes. Y así debe ser, para que el eterno secreto que cada uno de ellos encierra se convierta en objeto del deseo del otro y estimule la sed de una exploración cautivadora.

Ese es el extraño poder del amor. Traer dos secretos cara a cara, dos mundos cerrados, dos misterios. Y sólo porque involucra un misterio, da lugar a fantasías ilimitadas de la imaginación, a ensueños que van por delante de la realidad. De modo que Uno finalmente ama todo hacia donde rema. Ya sea que aquello hacia lo que uno rema sea una isla encantada o simplemente crea que lo es, ¡qué éxtasis! Viene el encuentro, la consagración de la unión por matrimonio; cada uno aporta al otro lo que el otro no posee. En el uno, delicada modestia y seductora reserva; en el otro, la valentía conquistadora. Ha nacido una pareja. El amor ha cumplido su prodigio.

Sin embargo, cuán cierto es que habiendo dicho todo esto, no hemos dicho nada. La realidad del amor es insondable. ¿Será quizás porque es la obra maestra más hermosa de Dios?

El amor: ¿Por qué esa misteriosa atracción? Preparación de los textos: Augusto Pozuelos

Raoul Plus, S.J. (1882-1958) escribió más de cuarenta libros para ayudar a los cristianos a comprender el amor de Dios por el alma. Sus obras enfatizan el papel vital de la oración en la vida espiritual y muestran cómo se pueden vivir las verdades de la fe.

Pueden leer todos los artículos en nuestra sección de: Familia Tradicional

Les invitamos a ver nuestro debate sobre el matrimonio, la eutanasia, el aborto…


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor
Marchando Religion

Marchando Religion

Marchando Religion. Redacción