Marchando Religión

Católica, Apostólica y Romana

Breve catecismo de las madres Peligros de las madres para hijos e hijas-MarchandoReligion.es

Breve catecismo de las madres: Peligros de las madres para hijos e hijas

Nuestro catecismo hoy se adentra en cuales son esos peligros de las madres para salvaguardar el alma de sus hijos, tales como caprichos injustificados

Breve catecismo de las madres: Peligros de las madres para hijos e hijas. Por el presbítero Gabino Chávez

(Preparación de los textos: Augusto Pozuelos)

Peligros de las madres para hijos e hijas

—¿Cuáles son los peligros de las madres?

—Todos los de los hijos: el peligro de que salgan caprichosos, obstinados, soberbios, iracundos; el peligro de que las hijas salgan ligeras, livianas, impúdicas, desenvueltas, presuntuosas, amantes del lujo y de las vanidades; el peligro de que unos y otras, salgan poco amantes, o aun enemigos de la Santa Religión, poco piadosos, y hasta impíos, inmorales e irrespetuosos.

—¿Como se exponen a estos peligros?

—Educando a los hijos según las costumbres del día; mimándolos, acariciándolos en demasía, dándoles una libertad que no les conviene, fomentando el lujo en las hijas, llevándolas al teatro y a  los bailes so pretexto de cultura, y dejándolas familiarizarse con los varones para que tengan trato.

—¡Son demasiados los peligros de las madres!

—Eso no es todo; hay ahora gran peligro en las lecturas: novelas numerosas y malsanas, ensalzando el suicidio, pintando con hermosos colores el adulterio, haciendo mofa de las órdenes religiosas, y escarneciendo lo más sagrado, pululan por todas partes; van de mano en mano de las jóvenes, unas las pasan a otras con insaciable empeño, las ocultan de los ojos de las madres, si es que ellas mismas no se las facilitan y recomiendan, o por lo menos les dan el ejemplo manejando delante de ellas esa clase de libros. (¿Qué diremos hoy del internet, de las redes sociales, de los smartphones, apps, etc?)

—¿Y esos libros los conoce la Iglesia?

—No sólo los conoce, sino que los tiene severamente prohibidos; todas las novelas de los autores de más fama como Dumas, Víctor Hugo, Jorge Sand, los dos Cock, etc., etc., están puestas en el Índice de los libros prohibidos, y es pecado grave el no respetar esa disposición de la Iglesia; y si se trata de libros que además de la moral, atacan al dogma, hay también excomunión para quien los lee o los conserva.

—Pero advierto que todo eso va contra los usos y costumbres actuales, pues hoy se usa dar libertad a los hijos, recomendar en las escuelas que nunca se les castigue con cosas dolorosas, dejarlos tratar con sus iguales, independizarlos desde muy temprano, llevarlos a todo lo que es de diversión y de recreo; en fin, todo lo contrario a lo que se estaba diciendo: ¿cómo conciliar los deberes de la Religión con los usos de la época?

—No hay que intentar tal conciliación, pues dice el Espiritu Santo, que no puede haber ninguna entre Cristo y Belial, ni entre la luz y las tinieblas, (2. Cor. VI. 15.) y Su Santidad Pio IX, dijo, que la Iglesia no podía conciliarse con el progreso y la moderna civilización, (que son pura corrupción.) Lo que se infiere, pues, de esa oposición entre las máximas y costumbres actuales con la ley de Dios, es, que el mundo no ha dejado de ser, como siempre ha sido, uno de los tres enemigos del alma, y que el modo como nos tienta, es trayéndonos los dichos y usos de los mundanos.

—¿Pues qué debe de hacerse?

—Desechar las máximas del mundo y seguir a Jesucristo, no queriendo servir a un tiempo a dos señores, lo que el Evangelio declara ser imposible. (Math. VI. 24.) Y añadiremos que este es tal vez el mayor de los peligros de las madres: el vivir entre los usos y las doctrinas más opuestas al espíritu de Dios, y verlas no obstante puestas en boga, y aún preconizadas como sabiduría y gran adelanto.

Francisco Chávez, Pbro. 1892, con licencia del ordinario

(Preparación de los textos: Augusto Pozuelos)

Todos los artículos de esta serie disponibles en nuestra sección de: Familia Tradicional

Les invitamos a ver nuestro debate sobre la Dirección espiritual


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor