Covid: Ha muerto monseñor Tierrablanca, vicario apostólico de Estambul

Nuestro Vaticanista nos trae la trágica notica del fallecimiento de Monseñor Tierrablanca

Covid: Ha muerto monseñor Tierrablanca, vicario apostólico de Estambul. Un artículo del blog de Aldo María Valli

Artículo original disponible en https://www.aldomariavalli.it/2020/12/23/covid-morto-monsignor-tierrablanca-vicario-apostolico-di-istanbul/

Traducido por Miguel Toledano para Marchando Religión

“Que nuestro Señor Jesús lo acoja en el Cielo. Los católicos turcos y quienes tuvieron la oportunidad de trabajar con él le recuerdan con gratitud”, escribió ayer por la tarde la Conferencia episcopal turca anunciando la muerte del hombre que fue su presidente desde 2018. La Congregación para las Iglesias orientales respondió en Twitter: “¡Descansa en paz! Nuestro amado hermano monseñor Rubén Tierrablanca González, vicario apostólico de Estambul, ha muerto. El Señor le conceda la paz eterna”. Otras voces de Turquía y Oriente Medio honran la memoria de un pastor jovial, muy atento y abierto al diálogo ecuménico e interreligioso. El obispo contrajo el Covid-19 y se estaba recobrando a comienzos de diciembre en el hospital universitario de Koç. Sus condiciones se hicieron súbitamente críticas y fue internado en cuidados intensivos y entubado, mas finalmente y después de tres largas semanas de sufrimiento, se impuso la enfermedad.

El obispo Rubén Tierrablanca González nació el 24 de agosto de 1952 en México central. Asistió al seminario menor franciscano y posteriormente entró en el noviciado el 22 de agosto de 1970. El 2 de agosto de 1977 pronunció los votos solemnes y el 29 de junio del año siguiente fue ordenado presbítero. Entre 1978 y 1980 fue profesor en el seminario local franciscano y, posteriormente, en 1983 fue enviado a Roma para estudiar licenciatura en Sagrada Escritura en el Pontificio Instituto Bíblico. En 1992 fue nombrado rector de la Pontificia Universidad Antonianum de Roma y a continuación superior de la Curia generalicia en Roma (1997-2003). Desde 2003 era superior de los Frailes menores de Estambul, de la Fraternidad internacional para el diálogo ecuménico e inter-religioso en Turquía, y párroco de Santa María Draperis en Estambul.

El 16 de abril de 2016 el papa Francesco le nombró vicario apostólico de Estambul, administrador apostólico de la Constantinopla griega y obispo titular de Tubernuca. Recibió su ordenación episcopal el 11 de junio siguiente a manos del cardenal Leonardo Sandri, prefecto de la Congregación para las Iglesias orientales. Desde 2018 era presidente de la Conferencia episcopal de Turquía.

Fuente:  Vatican News

“Un hombre dedicado al diálogo interreligioso, sobre todo con la corriente musulmana sufita, con la cual había logrado establecer relaciones estables óptimas. Durante muchos años fue vicario general de mons. Louis Pelâtre y, por tanto, era muy consciente de que la Iglesia en Turquía constituye una pequeña minoría, sin reconocimiento jurídico, pero de gran valor. Le encantaba estar en este país, aun conociendo sus límites”. Así lo recuerda mons. Paolo Bizzeti, vicario apostólico de Anatolia y presidente de Caritas Turquía, pocas horas después de la desaparición de mons. Rubén Tierrablanca González.

Mons. Bizzeti, igualmente afectado con gravedad de Covid-19 en fechas recientes, pero ya en fase de recuperación, confirma haber estado “informado continuamente de las condiciones de mons. Tierrablanca. No obstante, la prolongación del coma farmacológico no fue un signo positivo. Esperábamos – añade – que hubiese una reacción, que le hiciese efecto la nueva medicina experimental aplicada la semana pasada, pero su cuerpo cedió”; el virus se impuso.

“Éramos amigos – recuerda mons. Bizzeti – y cuando iba a Estambul me alojaba en su casa. Era hombre, antes incluso que pastor, sereno, amable y acogedor. Nunca lo vi enfadado, nervioso, y sabía realizar su trabajo con humildad, también como presidente de la conferencia episcopal… ¡era un hombre agradable!”. De Turquía, prosigue el prelado, “amaba su variedad cultural, su historia, su antigua religiosidad. Vino a Estambul con un proyecto de los franciscanos enfocado particularmente en el diálogo interreligioso, del que era artífice y protagonista, aun sin olvidar las dificultades sufridas por los cristianos como minoría. Pero no era un hombre que se atemorizase ante los problemas o dificultades”.

El vicario apostólico de Estambul “era una persona realista, no se hacía ilusiones” y “se centraba en los asuntos sobre los que trabajaba” para favorecer el crecimiento de la Iglesia local. El primero de todos, cuenta mons. Bizzeti, lo constituía la necesidad de “cimentar la vida diocesana, en una realidad en la que todavía hay muchos religiosos procedentes del extranjero, sobre todo de Europa, de Occidente. De ahí su empeño por tratar de cimentar la realidad comunitaria local, de encontrar personas al servicio del vicariado de Estambul. Para los fieles – añade – se trata de un gran dolor por su pérdida pero, al mismo tiempo, somos conscientes de que este hombre ha entrado en el paraíso precisamente durante la vigilia de Navidad”.

Para el vicario apostólico de Anatolia y presidente de Caritas Turquía son “tres los elementos que subsistirán de la misión de mons. Tierrablanca: su condición de hombre de diálogo y colaboración, incluido el aspecto sinodal; la búsqueda incesante del diálogo con las restantes religiones, basada en el respeto y el acogimiento; el deseo de relanzar la dimensión diocesana de la Iglesia en Turquía, incrementando su pastoral y aumentado su responsabilidad”.

Fuente:  AsiaNews

El vicariado apostólico de Estambul (denominado en latín Vicariatus Apostolicus Istanbulensis) es la sede de la Iglesia católica de Turquía, directamente supeditada a la Santa Sede. En 2017 contaba con 15.650 bautizados.

El vicariado apostólico extiende su jurisdicción a los fieles católicos de rito latino residentes en la Turquía europea y en las siguientes provincias de la Anatolia noroccidental: Kocaeli, Düzce, Zonguldak, Bartin, Kastamonu, Çankırı, Kırıkkale, Ankara, Karabük, Bolu, Eskişehir, Sakarya, Bilecik, Yalova, Bursa, Balıkesir y Çanakkale.

La sede del vicariado es la ciudad de Estambul, donde se encuentra la catedral del Espíritu Santo.


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor
Aldo Maria Valli

Aldo Maria Valli

Vaticanista. Entre sus libros más destacados están: Claustrofobia, Sradicati, el caso Vigano, 266. Jorge María Bergoglio, Benedicto XVI el pontificado interrumpido. Pueden leer sus artículos y leer toda la información sobre su obra literaria en italiano en su página web https://www.aldomariavalli.it/