Habla Enrico Crasso: fondos del Óbolo de San Pedro también a los hedge fund

Seguimos informando de todo lo relacionado con los fondos del óbolo de San Pedro y lo hacemos con nuestro vaticanista que nos trae las palabras de Enrico Crasso

Habla Enrico Crasso: fondos del Óbolo de San Pedro también a los hedge fund. Un artículo del blog de Aldo María Valli

Artículo original disponible en https://www.aldomariavalli.it/2020/10/04/parla-enrico-crasso-fondi-dellobolo-anche-in-hedge-fund/

Traducido por Miguel Toledano para Marchando Religión

“Los fondos del Óbolo de San Pedro eran gestionados por los bancos, incluso a través de hedge fund. Lo sabía todo el mundo. Sin embargo, ahora el auditor general del Vaticano (nota de redacción: Alessandro Cassinis Righini) sostiene que estos fondos estaban vinculados a obras de caridad. ¡Pero nunca hablan de los bancos!”.

Esto sostiene Enrico Crasso, de 72 años, romano, residente en el cantón suizo del Ticino, gestor durante ventisiete años del patrimonio reservado de la Secretaría de Estado en Credit Suisse, posteriormente Sogenel y Az Swiss, en una entrevista realizada por el Corriere della Sera y publicada por su redacción en Lugano.

“Cuando Becciu pidió financiación para el edificio de Londres, presentó una carta del cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, en la que se decía que Becciu tenía plenos poderes para disponer de todo el patrimonio de la Secretaría. El edificio fue adquirido contra dicha garantía patrimonial”, afirma Crasso.

“A través de nuestra gestión, también vía Sogenel y Az Swiss, la Secretaría realizó siempre beneficios, que llegaban a superar los costes de los préstamos. La media sobre 300 milioni en el período 2014-2019 fue de un rendimiento anual del 3-4%. Se nos juzgaba por los rendimientos financieros, no sobre la parte inmobiliaria”.

Crasso basa su versión en otros dos hechos. “Algunas inversiones me eran indicadas directamente por ellos”, afirma en referencia a la Secretaría de Estado. “Por ejemplo, adquirimos una cuota del fondo inglés EOS porque eran amigos de monseñor Alberto Perlasca (nota de redacción: se trata del jefe, en aquel momento, de la oficina gestora del Óbolo de San Pedro). Una vez me llegó la indicación de invertir 30 millones en Mikro Kapital: realiza préstamos a pequeñas empresas, se acompaña un informe procedente de un importante bufete de abogados milanés que llega a la Secretaría de manos del jefe de Mikro Kapital, Vincenzo Trani (nota de redacción: presidente de la Cámara de Comercio Italo-Rusa). Lo analizo: habían gestionado un patrimonio de 250 millones en los últimos siete años, cuyo bono producía un rendimiento del 8%”. Como consecuencia, “informamos a Perlasca de que como máximo debía invertir seis millones. Y así se hizo. Tampoco era ningún secreto el bono suscrito para la película sobre Elton John. ¿Pero sabéis qué rendimiento producirá? El 13,5%, pagadero a finales de este año. Por el contrario, Men in Black no ha satisfecho las expectativas”.

Por lo que se refiere al financiero angolano Antonio Mosquito, que propuso a Becciu invertir 200 millones de dólares del Vaticano en una plataforma petrolífera offshore, “era el año 2012, entonces yo gestionaba poco, 30-40 millones de euros”, explica Crasso. “Fui llamado por Becciu, al que conocí personalmente por primera vez y al que no habré visto más de cinco o seis veces. Me dio el encargo de hacer una verificación profesional sobre la propuesta de Mosquito. Hablé del asunto con mi banco, pero al final desde Londres me dirigieron a Raffaele Mincione, a quien no conocía, financiero independiente que operaba con materias primas. Recuerdo una reunión en la Secretaría, en abril de 2014, con toda la familia Mosquito. Expliqué que sin garantías de su parte no podíamos dar la financiación. Llamaron a Becciu, que se limitó a decir ‘lo siento’ a Mosquito. La cosa terminó ahí, sin mayor presión”.

“Nunca he tomado ni dado dinero, ni sobornos, a nadie. ¿El cardenal Giovanni Angelo Becciu? Nunca realizó presión alguna y no hay ninguna cuenta reservada de la familia que hayamos gestionado o favorecido. Yo empecé a trabajar con el Vaticano en 1993, siempre en aras de sus intereses. ¿Y qué recojo ahora? Sólo desechos”, afirma Crasso.

El fondo maltés Centurión (50 millones de la Secretaría), gestionado por Crasso, entre otras cosas asoció al Vaticano con Lapo Elkann y con la película sobre Elton John. “En la Secretaría conocían Centurión y sabían muy bien que había inversiones con Lapo y para la película. Pero después de vuestro artículo de diciembre en el Corriere me dijeron que el Santo Padre había dado indicaciones de liquidar el fondo. Y ahora lo estamos cerrando”.

Fuente:  Askanews


Queridos amigos de Duc in altum, ¿habéis leído mi novela La última batalla? ¡Si aún no lo habéis hecho, os la recomiendo!

Os recuerdo también mis restantes libros más recientes:

Aldo Maria Valli, En la época de Jesús no se pasaba lista. Hombres correctos en los puestos correcctos (Chorabooks, 2020)

Aldo Maria Valli, Aurelio Porfiri, Decadencia. Las consignas de la Iglesia postconciliar (Chorabooks, 2020)

Aldo Maria Valli, No tendrás otro Dios. Reflexiones sobre la declaración de Abu Dabi, con la participación de Nicola Bux y Alfredo Maria Morselli (Chorabooks, 2020)

Aldo Maria Valli, Casos extraños. Historias sorprendentes e inesperadas de una fe vivida (Fe & Cultura, 2020)

Aldo Maria Valli, Las dos Iglesias. El sínodo sobre la Amazonía y los católicos en conflicto (Chorabooks, 2020) 

Aldo Maria Valli (editor), ¿No nos dejes caer en la tentación? Reflexiones sobre la nueva traducción del “Padre nuestro”, con participación de Nicola Bux, Silvio Brachetta, Giulio Meiattini, Alberto Strumia (Chorabooks, 2020)


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor
Aldo Maria Valli

Aldo Maria Valli

Vaticanista. Entre sus libros más destacados están: Claustrofobia, Sradicati, el caso Vigano, 266. Jorge María Bergoglio, Benedicto XVI el pontificado interrumpido. Pueden leer sus artículos y leer toda la información sobre su obra literaria en italiano en su página web https://www.aldomariavalli.it/