Cuando la prostituta del pueblo es el ejemplo a seguir

¿Les resulta fuerte el título? Nuestro articulista nos dice que la prostituta del pueblo es el ejemplo que se nos muestra como modelo, ¿Se refiere a los Católicos? Un vídeo que circula por wasap, es el tema que tratamos.

Cuando la prostituta del pueblo es el ejemplo a seguir. Un artículo de Miguel Serafín

En las últimas semanas ha estado circulando un video entre el clero joven de España. Es promovido por Parroquias OnFire; dura aproximadamente 6 minutos y nos invita a adoptar y aprender de la Iglesia americana (léase de Estados Unidos). El sacerdote que hace el video dice que al compartir esta idea con amigos y otros sacerdotes llegan a la conclusión de que vale la pena que la iglesia europea eche un vistazo a la iglesia americana por diez razones y da las siguientes aquí sintetizadas:

  1. Es Innovadora: Sin Miedo a la novedad. Cambio que es muy bueno para la pastoral. Europa es muy conservadora.
  2. Sueña a lo grande: Son lanzados y sueñan a lo grande. Cáritas con servicio a lo grande. Soñar es arriesgarse.
  3. Rodeada de competencia: Eso ha hecho que aprendan de las otras iglesias.
  4. Sentido comunitario: La comunidad se vive en la iglesia con equipo de acogida. Dan pastas y café. Es muy bonito.
  5. Concentrar iglesias: Menos iglesias en América. Europa debería cerrar iglesias.
  6. Iglesia laical: Los laicos participan más. Estudian teología.
  7. Iniciativa privada: Fundan empresas para la evangelización y es rentable. En lugar de hacer ordenes religiosas hacen empresas rentables.
  8. Cuida la experiencia: Los sermones de los curas americanos no son aburridos. Música que engancha. Experiencia de fe.
  9. Importancia de referentes: Los ídolos, los héroes como el padre Michael Schmitz o el obispo Barron. Influencers católicos con humor y carisma.
  10. Conócela: Vale la pena hacer un tour por la iglesia americana.

Voy a empezar por el punto 10, y dar ese paseo, ese tour que nos recomienda el video por la iglesia americana para hacer unas observaciones; y me atrevo a hacerlo porque conozco la iglesia americana de cerca, por vivir unos buenos años de mi vida y tener nexos estrechos con América.

Sí. La iglesia americana ha sido muy innovadora, (punto 1) ha aplicado al pie de la letra lo que han llamado el “espíritu del Vaticano II” para hacer de la Iglesia una colcha de retazos irreconocible. Nunca en ninguna parte del mundo se habló por ejemplo del “espíritu de Trento”, ni del espíritu de ningún otro concilio, porque los concilios eran dogmáticos y no pastorales como lo fue el V II. La iglesia de América fue de las primeras Innovadoras que aprovechó el espíritu del Vaticano segundo, arremetiendo contra todo lo existente como si todos los concilios anteriores al Vaticano II fueran una enfermedad; y tan pronto como pudo quitó las barandillas que separaban a los fieles del santuario y ante las que la gente se arrodillaba para recibir la Sagrada Comunión, para que la recibieran de pie y en la mano como si fuera obligación.

También fue de las primeras en invertir mucho dinero en la “modernización” de los templos quitando el Sagrario del centro del presbiterio y separó los altares para que los sacerdotes celebraran no de cara a Dios sino de cara al pueblo, convirtiéndolos en “entertainers” y el centro de la celebración dejando a Dios a un lado.

En los años 70´s las monjas americanas son de las primeras en empezar a subir la altura de sus hábitos hasta la rodilla quitando todo sentido de espiritualidad de una religiosa. Ese fue el primer paso para llegar al momento en que estamos hoy: religiosas o monjas ni siquiera usan hábitos distintivos, sino que son irreconocibles en la calle al vestir de la manera de cualquier otra mujer que no se ha consagrado.

Sí. La iglesia americana sueña a lo grande (punto 2) y ha creado Cáritas que mueve mucho dinero y ayuda a los pobres, pero en eso ha dejado su papel principal. La iglesia se destaca por sus ayudas poniéndola en el plano de cualquier otra ONG, y la gente la reconoce por eso, pero no porque sea el medio que Dios dejó para la salvación de las almas.

El presupuesto multimillonario de Cáritas no proviene de aportes de los feligreses sino de fondos federales, por ejemplo, en 2010 recibió bajo el gobierno de Obama, cerca de 5 billones (con b) de dólares que provienen a su vez de impuestos pagados por los ciudadanos. Esto convirtió a la iglesia en un agente gestor del gobierno para distribuir el presupuesto de gasto social. La iglesia se beneficia. Pero esto hace perder a la iglesia su independencia para poder hablar de temas relacionados con la salvación de las almas y deja de hablar del pecado porque teme perder ingresos que le proporciona el partido demócrata, abierto a las uniones de parejas del mismo sexo y al aborto. La iglesia americana hace tiempo que dejó de referirse a esos pecados. Bajo la sombrilla de Cáritas se mueven otras organizaciones católicas que reciben fondos de Cáritas, como por ejemplo la Coalición Sobre Necesidades Humanas, grupo que promueve el aborto y apoya a Planned Parenhood.

La Conferencia Episcopal de Estados Unidos, creó la CRS (Catholic Relief Services) que se ha visto envuelta en escándalos de promoción del aborto, de la anticoncepción y distribución de condones en África, lo cual está en radical oposición a las enseñanzas de la Iglesia de Cristo.

Sí. La iglesia americana ha aprendido de la competencia (punto 3). Tal vez tiene miedo y ha querido parecerse cada vez más a la competencia, abandonando los principios básicos Católicos heredados de Jesucristo y trasmitido por los apóstoles. Adopta estrategias externas como las Cenas Alfa de los protestantes, y ha fracasado porque la gente se marcha con los protestantes y no sólo eso, sino que también ha dejado de predicar principios fundamentales para tratar de atraer porque teme educar a las personas de lo que es pecado por temor a que la gente se marche o para llegar a más personas; se concentra ahora en no herir los sentimientos y por el contrario en estimularlos para que la gente se quede.

Se ha olvidado de corregir a pecadores que promueven pecados graves públicamente, admitiéndolos a la Sagrada Comunión aliándose por ejemplo a candidatos del partido demócrata porque están a favor de la inmigración, mientras esos mismos candidatos promueven abiertamente el aborto en cualquier momento de la gestación y matrimonio del mismo sexo.

Sí. El sentido comunitario es importante en la Iglesia. Somos comunidad, somos comunión. Pero en América, contando excepciones, la estrategia de las parroquias para convencer a que las personas participen es siempre empezando por el estómago. Sí, lo de las pastas es verdad, (punto 4) pero van más allá. Si no hay comida de por medio, es difícil convencer a los parroquianos de que participen en cualquier actividad, porque no se está enseñando el verdadero Evangelio. La gente no participa por convicción, sino porque ve en la Iglesia un evento social más. El evangelio es light sin mensaje de salvación, y la gente no halla una necesidad vital en su parroquia, como lo hicieron los primeros cristianos que arriesgaron sus vidas para poder pertenecer a la Iglesia de Cristo.

Sí. La iglesia americana no va en expansión sino en contracción. Por eso hay la necesidad de concentrar iglesias (punto 5). Pero eso no es positivo como lo quiere mostrar el video. Eso es obvio hasta en el mundo secular de los negocios. McDonalds, por citar un ejemplo, amplió el número de restaurantes cada vez que había más demanda. Quiso tener un restaurante en cada barrio y pueblo porque cada vez más gente quería sus hamburguesas y unos pocos restaurantes no daban abasto para toda la demanda.

Por el contrario, negocios que han desaparecido, empezaron por cerrar sus tiendas poco a poco cuando la demanda fue disminuyendo. Es un signo negativo tener que cerrar no sólo iglesias sino también colegios católicos. Y eso está sucediendo en Europa. Hoy vemos la necesidad de que los fieles, (los verdaderos), tengan que desplazarse a sitios lejanos para poder recibir los sacramentos. Si Europa y España en particular tenía muchos templos para celebrar, era justamente porque el auge de la religión católica iba en aumento. Hoy se van cerrando los templos parroquiales y se pide a la gente que se desplace, pero no porque sea algo bueno, sino porque la situación no deja otra opción. No es viable tener templos abiertos donde la asistencia de fieles es muy baja y porque tampoco hay sacerdotes para cada templo.

Sí. En América hay laicos que están sacando la cara por la Iglesia (punto 6). Como está sucediendo en otras partes del mundo. Los laicos en América han estudiado teología, y algunos (no todos) han ido más allá del liberalismo y teología distorsionada que se está enseñando en las universidades católicas. Estos pocos laicos, gracias a Dios han empezado a confrontar a los obispos y les cuestionan su poca dedicación a la verdadera fe, el abandono a las ovejas que no corrigen y que dejan a merced del mundo secular y a la perdición de sus almas para la eternidad. Han sido los laicos quienes han empezado a crear canales en los distintos medios sociales y han empezado a educar a los fieles que lo único que han recibido durante los últimos 50 años ha sido educación comunista desde los púlpitos, y bisutería barata de mensajes que sólo se quedan en la periferia de los sentidos y de lo bonito que habla el cura.

Sí. La iglesia americana ha abandonado a su juventud con grandes empresas (punto 7) que se dedican a “evangelizar” a la juventud, cuya estrategia consiste en ofrecer música Rock Cristiano inspirados en los protestantes. ¿Quién no se siente emocionado en un concierto cantando y gritando? Es fácil. Eso hacemos en el gimnasio: Muchos ejercicios al ritmo de la música y nos sentimos emocionados y con la adrenalina a tope que acaba en el momento en que el concierto termina, pero que está a kilómetros de distancia de parecer una Misa donde se realiza el sacrificio de Cristo ofrecido a nuestro Creador. Todo es sensorial pero no hay nada de profundidad en estas estrategias que lo único que buscan es agradar para tener adeptos. (Punto 3, 7 y 8).

Claro, porque la experiencia (punto 8) es lo que cuenta. ¿Cómo nos sentimos? ¿Nos aburrimos en la Misa de una hora?, ay pobriños, habrá que hacer algo para dar un poco de almíbar a los sentidos. Por eso los curas en los púlpitos siempre empiezan con un chiste o una anécdota y cuentan historias que no tienen nada que ver con la realidad de la salvación. “Una vez un hombre estaba en el supermercado del cielo comprando un poco de paz, otro poco de amor, …” Y de ahí sacan una homilía agradable al oído pero que no cuenta el esfuerzo que hay que hacer para poder ganar el Reino de los Cielos. Yo mismo cuántas veces domingo a domingo escuché esas historias tan agradables pero que me tenían adormilado y no me enteraba de lo que había que hacer para ser un verdadero cristiano que está basado en el sacrificio y el esfuerzo de cumplir los mandamientos y fortalecernos con los sacramentos. La música estridente de guitarras eléctricas y baterías en algunos templos son la atracción mayor de la Misa, no Cristo, ni el Padre del cielo. Cristo es tan sólo una palabra, un nombre de un hombre bueno que existió hace siglos y que seguimos sus enseñanzas de paz y fraternidad. Algo así como un Gandhi que fue un líder al que seguimos su ejemplo de bondad.

Las celebraciones Eucarísticas en el territorio americano, han llegado al borde de lo absurdo y sacrílego en un aparente competencia por ser cada vez más innovador (punto 1). Sacerdotes disfrazados, payasos, bailes, representaciones semidesnudas, consagración con cerveza, galletas, Coca Cola, trucos de magia, música rock y montones más de aberraciones.

El video finalmente (punto 9) toca el tema de los héroes en la Iglesia, de los ejemplos a seguir. Menciona dos nombres dentro del clero: El padre Michael Schmitz, que es el vivo ejemplo del tipo de sermones con historietas agradables que acabo de mencionar.

El bishop (obispo) Robert Barron. Si ese es el ejemplo de obispo que debe ser nuestro referente, apaga y vámonos. Un obispo modernista que dijo en su día que “tenemos esperanza razonable de que todos los hombres son salvados” en diametral contradicción por lo enseñado por Nuestro Señor en las Escrituras. Esa es la primera muestra de que Barron no es el mejor ejemplo a seguir. Tampoco se caracterizó mucho por defender a Cristo como primordial para la salvación de la humanidad. En entrevista por el popular conservador judío Ben Shapiro; éste le preguntó si Cristo era necesario. Barron se limitó a decir que “Cristo es la vía privilegiada”. Ese es el representante de la Iglesia Católica que tiene miedo a decir que Cristo es La Única Vía. Debió seguir el ejemplo del ministro protestante al que Shapiro le formuló la misma pregunta. Fue el protestante el que dio la respuesta católica: No, no te puedes salvar bajo ningún otro nombre.

Como tampoco Barron ha sido el ejemplo a seguir recientemente después de que grupos de manifestantes derribaran y acabaran con varias estatuas católicas en California. El laicado hizo un llamado a los obispos californianos para que se pronunciaran en defensa de las estatuas y monumentos católicos que estaban siendo objeto de destrucción por manifestantes de BLM. El comentario de Barron fue, “No es el trabajo de los obispos. Depende de vosotros, del laicado de arreglar las cosas en vuestra propia esfera, como lo acaba de decir el Vaticano, ¿no lo sabéis?”

Este es el obispo que han comparado con el beato Fulton Sheen. Por supuesto que los que lo han hecho han sido sus coleguillas de clan como Timothy Dolan, otro modernista. Si alguien ha visto el estilo del obispo Sheen, no andaba por las ramas y llamaba al pan, pan y al vino, vino. Un obispo directo y defensor de la tradición católica sin pelos en la lengua para decir de los atropellos que estos manifestantes han tenido contra los valores católicos. Fue gracias al obispo Sheen que los católicos dejaron de sentirse de tercera categoría entre la sociedad americana y la Iglesia creció en los años cincuenta debido a sus intrépidas intervenciones en radio y televisión, llamando pecado al pecado con fabulosos ejemplos y sin temor a ofender a nadie. Barron el miedicas definitivamente no es el sucesor de Sheen. Y para no ir tan lejos en buenos ejemplos, de sacerdotes con carisma, puedo citar al padre español Jorge Loring (QEPD). Un sacerdote a carta cabal, con gallardía, directo y sin tapujos para defender la Fe, sin apartarse de la buena enseñanza con profundidad, ameno y sencillo. Pero claro, es preferible ir e importar nombres de obispos y sacerdotes modernistas, que es lo que está de moda.

Debo decir que hay excepciones a los comentarios que acabo de hacer. Existen todavía algunos pocos obispos y sacerdotes que se han preocupado por enseñar la verdadera fe católica a las almas que les han encomendado.

Pero como el video habla de La Iglesia de América como si en general fuera el mejor ejemplo a seguir, por eso debí hacer los comentarios pertinentes, porque si Europa quiere mejorar el estado de la condición de su Iglesia católica para resolver los graves problemas que no son pocos ni simples, pues debe adoptar otras estrategias que no sean iguales o peores a las que ya vemos en España por ejemplo.

¿Qué tal empezar por promover la familia? Si América y Europa no hablan del matrimonio tradicional y de la importancia de tener hijos con educación sana de padre y madre, Europa y América se quedarán sin población joven en 15 años. El cuento de que somos demasiados es un mito. La desaceleración de la población es un problema grave y seremos muy pocos en 15 años y la mayoría viejos. Pero la Iglesia de América y Europa no habla de lo grave que es el aborto. Se ha dedicado a callar y complacer al mundo.

La muestra de que la iglesia de América no es ejemplo a seguir está dada por sus cifras. Es posible decir que los ejemplos que he dado son excepciones pero que la actividad católica en general en América es boyante y próspera y por lo tanto digna de copiar.

Nada más alejado de la realidad. La Iglesia en América ha dado muestra del estado nauseabundo. La Iglesia de América ha promovido sistemáticamente el homosexualismo masivo dentro de sus sacerdotes que han dado origen a los abusos sexuales.

La Iglesia en América ha protegido también sistemática e institucionalmente a sacerdotes abusadores, escondiéndolos y cambiándolos de parroquias cuando la gente se quejaba. La Iglesia en América ha pagado millones de dólares en compensaciones y arreglos con víctimas tratando de callar los escándalos. Varios obispos han sido destituidos o tenido que renunciar por estar vinculados con abusos sexuales o haberlos encubierto y mentido.

La Iglesia en América ha estado escondiendo o blindando activos para que cuando lleguen más demandas por abusos sexuales (que llegarán), esos activos no puedan ser tocados.

La Iglesia en América mientras que tiene activos e inversiones intocables, ha estado reclamando subsidios del gobierno que eran destinados como emergencia para pequeñas empresas que están entrando en la quiebra en época de pandemia.

Muchas diócesis se han declarado en banca rota, no sólo para no pagar las demandas por abusos sexuales, sino porque la ley de bancarrotas no necesariamente aplica a que una entidad ya no pueda responder antes sus obligaciones económicas y crediticias, sino que hay una vertiente de la ley, que da una oportunidad para que una entidad haga un alto y se reorganice para no desaparecer. En ese momento la entidad congela todos sus archivos y son intocables. Incluso los archivos que puedan servir como evidencia de abuso sexual y de encubrimiento, por lo tanto, un juez no podría pedir los archivos correspondientes a un sacerdote u obispo abusador o encubridor, porque la ley de bancarrota lo ampara.

La Iglesia en América ha creado un canal de importación de aspirantes homosexuales al sacerdocio desde Suramérica para proveer a las diócesis norteamericanas con estos futuros sacerdotes con base en New Jersey, patrocinado por el hoy excardenal y exsacerdote, el Sr. Theodore McCarrick. Todos sabían del gran poder de este excardenal, pero a la vez todos niegan saber de sus tendencias homosexuales y sus abusos.

¿Es esa la Iglesia la que este sacerdote español en su video quiere replicar en España?

Daría crédito si los resultados de la Iglesia en América fueran satisfactorios, y los hechos expuestos (que son muchos más) serían meras incidencias y casos aislados si los resultados de la Iglesia americana fueran distintos.

Los números no mienten: la gente no se queda en la Iglesia Católica en América. Desde 1970 el porcentaje de católicos ha disminuido sustancialmente. Es gracias a la inmigración de población procedente de latinomérica que se ha mantenido. Es decir que la población norteamericana ha perdido la fe, si no es por los emigrantes, la fe estaría arrojando probablemente cifras negativas. De ahí que los obispos se alíen con el partido demócrata, porque juntos se benefician con la migración: los unos con seguir teniendo fieles en los bancos de las iglesias y los otros con votos. Pero la realidad es que una vez que se llega a América, no todos permanecen en la fe. La primera generación de latinos nacidos en américa pierde la fe de sus padres en gran número.

57% de los latinos se declaraban católicos en 2009. En 2019 sólo el 47%.

El número de sacerdotes en 1975 era cerca de 59.000, para 2017 era de 39.600 y eso es grave considerando que la población ha crecido.

Lo mismo podemos decir de la drástica disminución de vocaciones sacerdotales y de religiosos y religiosas.

Si esto es lo que el obispo de Roma, Francisco, llama una “Iglesia en SALIDA” tiene toda la razón: Todos se están saliendo de la Iglesia.

¿Cuándo van a entender los obispos que la Iglesia crece no cuando se empieza a ablandar el mensaje? Si rebajamos la enseñanza, cuando el sacrificio no es primordial y cuando tratamos de complacer al mundo o copiar a otras religiones la Iglesia irá siempre en declive. Cuando reflejamos una iglesia “guay” el sentido de lo sagrado se pierde inconscientemente.

Cuando nos proponen sacrificio y lo valoramos; cuando las cosas sobrenaturales están por encima de lo natural; cuando ponemos a Dios por encima de todo, es ahí cuando La Iglesia crece.

Por muchas guitarras eléctricas, muchas baterías, muchos conciertos, muchos eslóganes, muchos WhatsApps, muchos chistes, muchas homilías dulces y cursis, por mucho dinero, por mucha ayuda a los pobres, por mucha tecnología, por mucha innovación, por mucha megalomanía, por mucha copia a la competencia, por muchas cenas y pastas y café, por muchas experiencias sensoriales y por muchos referentes guay que aparecen en los medios pero que rebajan el mensaje de Cristo; si no está el mensaje de que no es fácil seguir a Cristo y se rebaja el sentido de lo trascendental, si se rebajan los mandamientos, si se rebaja a Dios, si la vida piadosa no se promulga, si no nos cuentan que podemos ir eternamente al infierno; jamás la Iglesia crecerá.

Es por el mensaje sencillo y simple de Cristo que hay que cumplir la ley a la letra, y practicar fervorosamente los sacramentos, que la Iglesia ha crecido incluso en tiempos tan difíciles como las persecuciones de los primeros siglos. Los cristianos se convertían y arriesgaban sus vidas y la de toda su familia porque entendían que Dios había venido encarnado como ser humano para dejarnos claro que Él es Dios, y nada está ajeno a su voluntad, y para seguirlo no es fácil porque tenemos un enemigo llamado Satanás, y lo entendemos cuando dijo “El que quiera venirse conmigo, que se niegue así mismo, que cargue con su cruz y me siga”. Seguir a Cristo es una cruz, y la parte que no nos gusta es negarnos a nosotros mismos para cumplir la voluntad de Dios, y ahí está la iglesia guay y modernista para aprobar la comunión para casados y vueltos a casar, para decir que los pecados sexuales no son graves, para decir que no hay que hablar del aborto, para decirnos que existe la gran esperanza de que todos vamos al cielo, y que el infierno no existe, y que Jesús no expulsó demonios de las personas, que no hizo milagros, y que Jesús fue un hombre muy guay que complacía a todos, y que todas las religiones son iguales, y que las almas de los malos se difuminan como lo dijo Francisco, y que no hay que juzgar, porque “quien soy yo para juzgar”, cuando la jerarquía de la iglesia está precisamente para juzgar los hechos no a las personas para que éstas justamente corrijan el camino equivocado que puedan llevar.

Entre más complaciente se muestre la Iglesia con el mundo, menos feligreses habrá, porque no ven la necesidad de estar constantes ante un Dios que todo lo permite, y de eso ha dado claramente muestra la iglesia americana cuando sus jerarcas han fallado por los últimos cincuenta años desplomando sus cifras, aunque me temo que justo ese era el resultado buscado por los infiltrados masones marxistas, desalojar por completo los templos y por lo único que en estos momentos están preocupados es en cómo mitigar la falta de ingresos a sus arcas.

El video comenzaba enunciando a América, el país de Trump: Ha sido justamente Trump, un presidente no católico el que ha dado ejemplo a la jerarquía católica de los deberes que deben cumplir los obispos: Trump ha defendido constantemente desde su campaña como candidato y ha cumplido cabalmente, el respeto a la vida humana desde la concepción, cosa que la Iglesia nunca hace. Ha estado protegiendo los valores de la familia tradicional, institución que hace más grande y fuerte no solo la sociedad americana sino la de todo el mundo. Ha protegido los valores católicos, la libertad de religión, la libertad de conciencia ante hechos inmorales como el aborto, ha protegido monjas e instituciones religiosas. Esto por no mencionar los buenos resultados que ha tenido en la recuperación de la economía y las tasas de desempleo más bajas en los últimos 60 años para negros, latinos y mujeres. Pero es justamente por eso que le odian, porque se ha opuesto a la destrucción de la raza humana y se ha opuesto visceralmente contra el aborto, y temen que salga reelegido en noviembre y harán todo lo posible por destruir la economía para culparlo, e incluso puede que impidan que las elecciones se lleven a cabo porque está punteando las encuestas; y dejar que gane por otros cuatro años es un obstáculo para el Nuevo Orden Mundial.

No. La Iglesia Americana no es el mejor ejemplo a seguir, pues lo único que se conseguiría es acelerar el proceso de destrucción de la Iglesia universal.

Miguel Serafín

Les recomendamos quedarse en nuestra página. Nuestra sugerencia:


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor