La guerra cristera, una lucha ignorada (1ª parte)

¿Qué sucedio en México durante los años 1926 a 1929? Nuestro compañero Mexicano, Miguel Cuevas, nos habla de la guerra cristera, la historia completa

La guerra cristera, una lucha ignorada (1ª parte). Un artículo de Manuel Cuevas

En México durante el periodo de 1926 a 1929 se dio la “Cristiada”, una verdadera persecución y represión contra la Iglesia Católica por parte del gobierno federal que encabezaba el Gral. Plutarco Elías Calles, presidente de México, quien se sabe fue un prominente masón con ideas socialistas que buscaba por cualquier medio exterminar la fe católica en nuestro país y así poder implantar un régimen socialista y una dictadura de su grupo, Calles era uno de los generales vencedores de la Revolución Mexicana de 1910,también fue el fundador del partido PNR que cambió sus siglas a PRI (Partido Revolucionario Institucional) que por más de 70 años controló los destinos de México, tenía la idea que su principal obstáculo era la Iglesia Católica y la fe del pueblo.

Durante décadas gobiernos priistas, herederos de Elías Calles enseñaron y ocultaron los hechos históricos de este periodo, se dio un énfasis sobre la Revolución Mexicana y se inculcó un nacionalismo a ultranza, pero sobre la “Guerra Cristera” prácticamente se enmudeció y ocultó todo, solo algunas personas por vivencias propias, de sus familias y algunos investigadores e historiadores documentaron sobre el conflicto religioso en México y lo preservaron para la posteridad.

Es difícil explicar el alcance y motivos que tuvo esta conflagración en la que los Católicos Mexicanos fueron reprimidos y perseguidos por el gobierno Callista, trataré de explicar estos acontecimientos en varios artículos, que no dejan de ser importantes por las implicaciones actuales en el México moderno y en la vida de la Iglesia que peregrina en la tierra.

Antecedentes

Si vamos a hablar del conflicto religioso entre la Iglesia y el Estado mexicano debemos remontarnos incluso más atrás en el tiempo desde los conflictos de la Independencia y posteriormente en el siglo XIX con la llamada Guerra de Reforma en la que se conformaron los bandos liberal y conservador.

Los grupos liberales salieron triunfadores y con un odio jacobino contra la Iglesia católica, a quien veían como antagónica y un factor que podía afectarlos para el control del poder político y social, por eso las llamadas “Leyes de Reforma” plantearon acotar el poder de la Iglesia promulgando la Ley Juárez, la ley Lerdo, la ley de Nacionalización de los Bienes Eclesiásticos (12 de junio 1859) Ley del Matrimonio Civil, Ley del Registro Civil y la Ley Sobre la libertad de Culto , cuando Sebastián Lerdo de Tejada el 25 de septiembre de 1873 promulgó las leyes de Reforma en la Constitución de 1857 estableció el laicismo en todo el país y la separación Iglesia –Estado.

Pero fue durante la Revolución Mexicana cuando al salir triunfador el grupo encabezado por Carranza, Obregón y Calles se proclamó la Constitución de 1917 y con leyes francamente anticatólicas negaron la personalidad jurídica de la Iglesia limitando las actividades de los fieles católicos y la jerarquía, aumentando las tensiones entre el Gobierno que buscaba por todos los medios afianzar su poder y veía el mayor obstáculo en la Iglesia Católica que buscaba defender los derechos que le habían sido arrebatados.

Una vez vencido el porfiriato y el Gral. Victoriano Huerta era lógico que los revolucionarios buscaran acabar con todos los posibles adversarios que estorbaran sus planes, la Iglesia representaba eso para ellos, vencidos Francisco Villa y Emiliano Zapata quedaron como triunfadores Carranza, Obregón y Elías Calles, el primero un poco más los otros mucho más radicales, sabían que para imponer sus ideas y modelo de país deberían exterminar a la Iglesia Católica

En 1914 muchos Obispos se vieron en la necesidad de exiliarse ante la inseguridad y acoso de los revolucionarios anticlericales que para ese momento eran quienes controlaban los ejércitos y grupos de poder en el país, la mayoría de Obispos se exilió a Estados Unidos.

Cuando Venustiano Carranza desconoció el régimen del general Huerta se tenía la idea de que la Iglesia apoyó a este para que usurpara el poder a Francisco I. Madero, era cuestión de tiempo para que los revolucionarios le cobraran factura a la Iglesia en cuanto saliera un vencedor.

Acciones como las del Gral. Francisco J. Mújica, que incineraba imágenes en el marco de una «campaña desfanatizadora» o de personajes anticlericales como Salvador Alvarado, Felipe Carrillo Puerto y el político tabasqueño Tomás Garrido Canabal que buscaban atacar a la Iglesia fueron el inicio de lo que sería después la persecución religiosa en todo el país.

El Papa Benedicto XV envió una carta el 25 de octubre de 1914 al Arzobispo José Mora del Rio en solidaridad con la situación del país y de la Iglesia mexicana.

El 20 de diciembre de 1916 el Congreso Constituyente en Querétaro promulga el Artículo 3° que limitaba completamente a la Iglesia y a los individuos para intervenir en la educación de sus hijos

Art. 3º La enseñanza es libre; pero será laica la que se dé en los establecimientos oficiales de educación, lo mismo que la enseñanza primaria, elemental y superior que se imparta en los establecimientos particulares. Ninguna corporación religiosa, ni ministro de algún culto, podrán establecer o dirigir escuelas de instrucción primaria. Las escuelas primarias particulares sólo podrán establecerse sujetándose a la vigilancia oficial. En los establecimientos oficiales se impartirá gratuitamente la enseñanza primaria”.

La Constitución buscaba consolidar un Estado laico en el que el poder de la iglesia estuviese subordinado al propio Estado, los católicos deseaban que en México se tuvieran valores religiosos y una moral cristiana como base de la sociedad, y por otro lado el gobierno quería construir una nación laica alejada a cualquier doctrina religiosa en caso necesario poder sojuzgarla, basado por supuesto en las leyes a modo y acotando cualquier acto de la Iglesia Católica y sus fieles.

Lógicamente los Obispos mexicanos protestaron y el 24 de febrero de 1917, días después de la promulgación de la Constitución el 5 de febrero, dieron contestación con una carta exponiendo hechos que para decirlo de una forma simple fueron ignorados completamente por las autoridades.

Los Obispos alegaban que aun los pocos derechos que tenían en la anterior constitución de 1857 les habían sido despojados, y se volvió cotidiano sufrir los atropellos cometidos sistemáticamente por los revolucionarios contra la Religión Católica, sus templos, sus ministros, sus instituciones aun las de enseñanza y simple beneficencia no habían terminado y con las nuevas leyes se buscaba para efectos prácticos la desaparición de la Iglesia Católica en el país.

Al estar algunos Obispos exiliados las acciones anticlericales se dieron sin que hubiera freno de parte del gobierno, sin embargo el año de 1919 fue clave para la reorganización de la cúpula de la Iglesia católica. En gran medida Carranza contribuyó mucho a ello, pues dio señales de estar poco dispuesto a forzar el cumplimiento de la ley, lo que generó un ambiente más conciliador respecto de la presencia del clero en el país.

Para principios de 1920, la mayor parte del episcopado mexicano ya se encontraba en sus sedes eclesiásticas para trabajar en un proyecto común: restaurar el orden social cristiano. Ciertamente el exilio y la Constitución de 1917 habían mermado la situación de la jerarquía, la consigna era que se tenían que redoblar los esfuerzos y actuar con mesura pero con decisión, pues los “males” estaban a la vista. El reto principal era consolidar la acción social católica para hacer frente al Estado laico propuesto en el constituyente de Querétaro.

Los años siguientes (1920-1924) la jerarquía eclesiástica buscó detener los avances de la constitución y sus restricciones a los católicos, se buscó incrementar la doctrina social de la Iglesia para que los fieles recuperaran los derechos que anularon las leyes vigentes.

Pero en los hechos el gobierno buscaba de cualquier modo restar la autoridad moral de la Iglesia y estaba dispuesto a todo, por ejemplo cuando Presidente Álvaro Obregón estaba en funciones ocurre un atentado con dinamita el 14 de noviembre de 1921 en la Basílica de Guadalupe para destruir la imagen original de la Virgen, milagrosamente la tilma Guadalupe no presentó daño alguno, pero esa explosión fue el preludio de la futura guerra cristera, el autor material del atentado fue detenido, se dice que el mismo Obregón dio instrucciones para que no se le hiciera ningún daño al presunto culpable que fue liberado “por falta de pruebas”, las protestas de Obispos y laicos no sirvieron de nada y la Iglesia no tuvo un dialogo directo con el gobierno en turno, como se vio en los siguientes acontecimientos.

El 11 de enero de 1923, con motivo de la colocación de la primera piedra del monumento a Cristo Rey en el cerro de “El Cubilete” en Silao Guanajuato, Obregón y el gobierno ordenan la expulsión del delegado apostólico monseñor Filippi. El acto fue considerado como una violación del Artículo 24 Constitucional que prohibía cultos religiosos fuera de los templos, por eso se le expulso del país concediéndole al delegado del Vaticano un plazo de tres días para abandonar México.

Cerro del Cubilete en Silao Guanajuato-La guerra cristera
Cerro del Cubilete en Silao Guanajuato, iniciando la construcción del monumento a Cristo Rey,(11 de enero de 1923)archivo fotográfico de Díaz, Delgado y García

Un año más tarde, el 11 de enero de 1924 el presidente Álvaro Obregón ordena al Procurador General de la República, Eduardo Delhumeau, para que se proceda penalmente contra quienes violaron las Leyes de Reforma con motivo del Congreso Eucarístico celebrado en la Ciudad de México que contravenía lo que estipulaba el artículo Quinto de la Ley del 14 de diciembre de 1874, reglamentaria de las Leyes de Reforma, una más de las agresiones a la Iglesia y sus ministros de culto, todo se recrudeció con la llegada de Plutarco Elías Calles al poder, quién mostró el verdadero rostro del anticlericalismo y un profundo odio jacobino a todo lo que representaba la Iglesia, así que aplicó de forma estricta las leyes y postulados de la Constitución de 1917.

Gral. Plutarco Elías-La guerra cristera
Gral.Plutarco Elías Calles.

El 21 de febrero de 1925, el gobierno de Plutarco Elías Calles promueve la creación de una llamada “Iglesia católica apostólica mexicana” (ICAM), un grupo cismático que buscaba alejarse de la comunión con el Papa y la verdadera Iglesia Católica ,fomentando una Iglesia Nacional, que no fructificó en el país, siendo su líder el mal llamado “Patriarca Pérez Budar” un sacerdote católico rebelde y cismático, conjuntamente con el sacerdote español Manuel Luís Monge, Antonio Benigno López Sierra, Ricardo Treviño, dirigente de la Federación de Sindicatos Obreros del Distrito Federal, filial de la CROM y apoyados por Luis N. Morones, un servil lacayo del jefe máximo como se le decía al Presidente Calles, así ellos con un grupo de seguidores invaden El templo de la Soledad en la Ciudad de México y toman posesión del recinto, al mismo tiempo por indicación de Calles se crearon diversas leyes anticlericales estatales, como las promulgadas en Veracruz y Tabasco, que decretaban que todos los sacerdotes debían estar casados y tener más de 40 años de edad, la persecución buscaba tener todos los medios para exterminar a la Iglesia Católica.

El Patriarca Pérez-La guerra cristera
El Patriarca Pérez dando la comunión a fieles cismáticos (Archivo Casasola)

Eso provoca una reacción de los católicos mexicanos, principalmente laicos apoyados por parte de la jerarquía eclesiástica, que motivó la creación de la Liga Nacional Defensora de la Libertad Religiosa el 14 de marzo de 1925, como una organización cívica y legal que los católicos crearon teniendo como objetivo defender la fe Católica contra la persecución religiosa que el gobierno de forma abierta iniciaba y luchar por los medios lícitos contra la Constitución de 1917 que permitía este clima anticlerical.

Uno de los seguidores más fanáticos de Calles fue el Gobernador de Tabasco, Tomas Garrido Canabal, quien promulga un decreto en 1925 y restringe el número de sacerdotes que pueden oficiar en Tabasco además de una intensa campaña anticlerical, desaparición y muerte de sacerdotes, clausura de todas las iglesias en Tabasco, obligar a los sacerdotes a casarse, violación de religiosas y la prohibición del uso de la cruz en las tumbas y buscar en todas las casas símbolos religiosos bajo pena de cárcel, un preámbulo a la persecución que haría el gobierno federal durante la guerra cristera.

Tomás Garrido-La guerra cristera
Tomás Garrido Canabal

Así todo estaba servido para que estallara el conflicto, motivado y querido por el gobierno, finalmente la promulgación de la “Ley Calles” o también llamada “Ley de tolerancia de culto”, una ley complementaria que articulaba el artículo 130 de la Constitución mexicana de 1917 que, entre otras restricciones, limitaba las “libertades” de la Iglesia Católica en México. Los artículos 3º, 5º, 24, 27 y 130 de la Constitución de 1917 fueron censurados por la Iglesia y eso fue lo que detonó el conflicto.

La nueva disposición entraría en vigor el 31 de julio de 1926, como respuesta, Los Obispos emitieron una “Carta pastoral colectiva del episcopado mexicano” el 25 de julio de ese mismo año, para suspender los cultos en toda la República Mexicana en el momento en que el Decreto entrara en vigor.

Esta ley buscaba limitar el número de sacerdotes a uno por cada seis mil habitantes, la necesidad de una licencia expedida por el Congreso de la Unión o los estados para poder ejercer el ministerio sacerdotal, la necesidad de estar registrados ante el gobierno municipal del lugar donde el sacerdote oficiara el culto religioso y también reformas al código penal para establecer condenas por el incumplimiento de alguna de las nuevas leyes.

Todo esto provocó la reacción de miles de católicos que se vieron afrentados , reprimidos y que en legítima defensa empuñaron las armas para defender sus creencias y su fe, lo que no había logrado la mesura y los medios legales que tenían los católicos motivó una verdadera guerra contra el gobierno federal que buscaba exterminar la fe católica.

Esto solo es el comienzo, la conflagración iba a ser desgraciadamente un baño de sangre

Manuel Cuevas Ramírez

*Las fotografías del artículo pertenecen todas al dominio público

BIBLIOGRAFÍA:

1.- “La Cristiada”. Jean Meyer. Siglo XXI editores, 4ª edición 1976

2.- “La Cruzada por México” Jean Meyer, Tiempo de Memoria, Tusquets editores, 1ª edición enero de 2008.

3.- Soberanes Fernández José Luis y Oscar Cruz Barney (Coords.) Los arreglos del presidente Portes Gil con la jerarquía católica y el fin de la guerra cristera. Aspectos Jurídicos e históricos. [Serie Doctrina Jurídica, núm. 718]. México, UNAM-IIJ, 2015.

4.- https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1405919313712800

5.- http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0188-77422017000200151

6.- https://www.memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1917-PPMCnst.html

7.- https://www.memoriapoliticademexico.org/Efemerides/12/20121916.html

8.- http://www.vatican.va/content/benedict-xv/it/letters/1914/documents/hf_ben-xv_let_19141025_pontificatum-secreto.html

9.- https://www.memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1917DAR.html

10.- https://www.memoriapoliticademexico.org/Efemerides/1/130123-VyT.html

11.-https://www.academia.edu/36174938/Nuevas_luces_sobre_la_expulsi%C3%B3n_del_Delegado_Apost%C3%B3lico_Ernesto_Filippi_en_1923

12.- https://portalacademico.cch.unam.mx/repositorio-de-sitios/historico-social/historia-de-mexico-2/HMIICultura_Vida/Iglesia.htm

13.- http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0185-39292009000100009

14.- http://www.vatican.va/content/pius-xi/en/encyclicals/documents/hf_p-xi_enc_19370328_firmissimam-constantiam.html

15.- http://www.vatican.va/content/pius-xi/it/encyclicals/documents/hf_p-xi_enc_19261118_iniquis-afflictisque.html

16.- http://www.vatican.va/content/pius-xi/en/encyclicals/documents/hf_p-xi_enc_29091932_acerba-animi.html

17.- http://acjm.50webs.com/hist/historia.html

18.- https://con-temporanea.inah.gob.mx/del_oficio/cesar_valdez_num9

19.- http://memoriapoliticademexico.org/Efemerides/3/14031925-LigaDR.html

20.- http://www.revistarelaciones.com/index.php/relaciones/article/view/398/1105

21.- https://www.garatu.com.mx/Trabajo2/A10/

22.- https://www.memoriapoliticademexico.org/Efemerides/2/21021925.html

23- https://bibliaytradicion.wordpress.com/2011/06/27/en-que-consistio-la-infame-ley-calles-de-1926/

24.- https://books.openedition.org/cemca/3003?lang=es

25.- https://www.gob.mx/agn/articulos/agnrecuerda-el-inicio-de-la-guerra-cristera?idiom=es

26.- http://www.lagos.udg.mx/noticia/la-ley-calles-en-el-nonagesimo-aniversario-de-su-promulgacion

27.- https://www.mexicodesconocido.com.mx/la-ley-calles-la-censura-de-la-religion-en-mexico.html

28.- http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1870-719X2016000200165&fbclid=IwAR0Cv0KglbhSa-XdA2NEfLaMJaNRF22wVg883qfCJyO_s_fYCtrDMuLur-8#fn30

29.- https://www.memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1925-I-TC-PG-PEC.html

30.- https://www.memoriapoliticademexico.org/Efemerides/3/14031925-LigaDR.html

31.- http://memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1926-PCOM-CT.html

32.- https://www.memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1926MSM.html

33.- https://www.memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1926-GFA.html

34.- http://www.vatican.va/content/pius-xi/la/apost_letters/documents/hf_p-xi_apl_19260202_paterna-sane-sollicitudo.html

35.- https://www.memoriapoliticademexico.org/Efemerides/2/03021926.html

36.- https://www.memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1926-P-EM.html

37.- https://www.memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1926-RefC.html

38.- https://www.memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1926-CAM-EM-C.html

39.- https://www.memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1926-L-FMCR.html

40.-https://www.memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1926-boicot-LDR.html

41.-https://www.memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1926-PCOM-CT.html

42.-https://www.memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1926-D-PEC-AC-VS-C.html

43.-http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1870-719X2016000200165&fbclid=IwAR0Cv0KglbhSa-XdA2NEfLaMJaNRF22wVg883qfCJyO_s_fYCtrDMuLur-8#fn30

44.-https://www.memoriapoliticademexico.org/cronologia.html?fbclid=IwAR3WRGsvRkgzxBgmNzlmC2pWvLy6nBVZE-FkWgU3rEaOLPmucYxAcVauDiE

45.-https://www.proceso.com.mx/512521/cuando-los-obispos-mexicanos-enganaron-al-papa/amp?fbclid=IwAR3Ce8fipjVRE90R8kpFn2Nu6pkQ7a1hEPDmS1RWDEyCesCN21bEscxDLfM

46.-http://www.vatican.va/content/pius-xi/la/apost_letters/documents/hf_p-xi_apl_19260202_paterna-sane-sollicitudo.html

47.- http://memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1928-ConstCrist.html

48.- http://memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1928-1929-LDVFA-PV.html

49.- http://memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1926-EscPan.html

50.- http://memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1926-MCD-E.html

51.- http://memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1926-PEC-CAM.html

52.- http://memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1926-PPEC-SC.html

53.- http://memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1926-RefC.html

54.- http://memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1926-boicot-LDR.html

55.- http://memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1926IQA.html

56.- http://memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1926PEC-CEpis.html

57.- http://memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1926PEC-PEpis.html

58.- http://memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1926PLR.html

59.- http://memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1926SEP-Puig.html

60.- http://memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1928-P139.html

61.- http://memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1928MAN.html

62.- http://memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1929-PCA-M-EG.html

63.- http://memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1929-GC-PGE.html

64.- http://memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1929-EU-Inf-HH.html

65.- http://memoriapoliticademexico.org/Textos/6Revolucion/1929MNR.html

Le recomendamos nuestra sección de Autores


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor
Manuel Cuevas-Miles Christi

Manuel Cuevas-Miles Christi

Católico,mexicano, felizmente casado y con tres hijos, Médico Ortopedista de profesión, vive y trabaja cerca de la Basílica de Guadalupe en la Ciudad de México. Colabora con algunos foros de formación y de apologética católica en redes sociales. Preocupado por su salvación y la de sus hermanos, fiel a Dios y al Magisterio infalible de la Iglesia Católica.