La Asunción de la Virgen María

Evangelio del día.La Asunción de la Virgen María. Santa Misa Tradicional

Evangelio según San Lucas 1, 41-50

En aquel tiempo, quedó Isabel llena del Espíritu Santo, y exclamando en alta voz, dijo:

¡Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre! Y ¿de dónde a mí tanto bien que venga la Madre de mi Señor a mí? Pues lo mismo fue llegar la voz de tu saludo a mis oídos, que dar saltos de júbilo la criatura en mi seno. Y bienaventurada tú que has creído, porque se cumplirán las cosas que se te han dicho de parte del Señor.

Y dijo María:

Mi alma engrandece al Señor, y mi espíritu salta de gozo al pensar en Dios, Salvador mío; porque miró la bajeza de su esclava, he aquí que desde ahora me llamarán bienaventurada todas las generaciones. Porque ha hecho en mí grandes maravillas el que es poderoso; y su nombre es santo, y su misericordia se extiende de generación en generación sobre los que le temen.

La Asunción de la Virgen María. Meditación

Al cielo vais, Señora,
y allá os reciben con alegre canto
.

¡Oh quién pudiera ahora
asirse a vuestro manto
para subir con vos al monte santo!

De ángeles sois llevada
de quien servida sois desde la cuna,
de estrellas coronada:

¡Tal Reina habrá ninguna,
pues os calza los pies la blanca luna!
Volved los blancos ojos,
ave preciosa, sola humilde y nueva,
a este valle de abrojos,
que tales flores lleva,
do suspirando están los hijos de Eva.

Que, si con clara vista,
miráis las tristes almas desde el suelo,
con propiedad no vista,
las subiréis de un vuelo,
como piedra de imán al cielo.

Al cielo váis Señora, y allá os reciben con alegre canto.

¡Oh, quien pudiera asirse a vuestro manto, para subir con vos al monte santo!

Fray Luis de León+

Puesto que la Virgen María ha sido Inmaculada, declarado por el Papa Pio IX, como dogma de fe, es decir fue concebida sin mancha de pecado original; era también lógico y necesario que fuese Asunta al cielo en cuerpo y alma.

La razón teológica es profunda y clara. El pecado original trajo la separación de Dios, la pérdida de la visión beatífica y la muerte entre otros. La Vírgen María al no haber sido concebida en pecado, es decir, al haber sido siempre Inmaculada, no perdió nunca la visión beatífica, la ciencia infusa ni podía por lo tanto sufrir la pena de la muerte, ya que esta última fue un castigo por el pecado.

Es por lo tanto justo y necesario que María Santísima no padeciese la muerte y por ello también lógico y necesario que para subir al cielo, lo hiciese en cuerpo y alma sin pasar por la muerte física, es por lo mismo que la Tradición de la Iglesia ha hablado siempre de la “Dormición de la Virgen” antes de su tránsito celestial.

Algunas ‘costumbres piadosas’ que no se corresponden con la teología y que corresponden sólo a ciertos pueblos u opiniones, han llegado a afirmar, que María Santísima habría querido “imitar en todo a su hijo” y que por lo tanto, también quiso imitarle en su muerte. Ante todo, aunque parece piadosa la opinión, nosotros no podemos definir a ciencia cierta, qué es todo aquello que la Virgen María quiso hacer para imitar a su hijo, por la sencilla razón de que nadie de nosotros puede arrogarse el poder ni el conocimiento de lo que siempre hubo en lo más íntimo de sus deseos ni de su conciencia.

Por otra parte, la Virgen María era ante todo humilde y realista, por lo tanto era perfectamente consciente de que es imposible “imitar en todo a su hijo” ya que Él es de naturaleza Divina y ella no lo es. La Virgen María se declara humildemente “sierva del señor” y por lo tanto creatura de Dios, eso establece unos límites teológicos muy claros, una creatura no puede hacer todo lo que su creador ha hecho porque sus naturalezas son infinitamente diferentes.

Es una de las razones, entre tantas, por las cuales la Iglesia nunca ha aprobado los evangelios apócrifos. Algunas de sus aseveraciones, es que la Virgen María murió físicamente, lo cual teológicamente es incorrecto.

Una vez probado que la Virgen María no podía morir físicamente al ser Inmaculada y al no poder realizarlo aunque quisiese, queda claramente probado que ella subió en cuerpo y alma al cielo sin pasar por la muerte, como lo definió en dogma su Santidad Pío XII en el año del Señor 1950: “MARÍA ASSUMPTA ESSE IN COELUM, CORPORE ET ANIMAE.”

Observad bien las palabras usadas en latín en la fórmula de la definición dogmática, “fue asunta al cielo en cuerpo y alma”.
Ya que algunos se atrevevieron a afirmar que subió ‘sólo en espíritu’ ya que su cuerpo ‘había muerto’: la definición es más que clara EN CUERPO Y ALMA. Y subir en cuerpo y alma al cielo significa haberlo hecho con las dotes de un cuerpo bienaventurado: sin estar sometido a la ley de gravedad, con sus prerrogativas de claridad, agilidad, sutileza e inmortalidad.

De ahí que la devoción y firme creencia en la Asunción de la Virgen María al cielo, ha sido especialmente premiada por ella misma para tantos Santos y devotos en la historia de la Iglesia.

San Ignacio de Loyola en su gran devoción a la Asunción de la Virgen, eligió el día de esta festividad en 1534 para realizar los primeros votos de sus compañeros en la capilla de San Dionisio en el Montmartre de París.

A San Antonio de Padua la Virgen María le regaló haber nacido en esta su fiesta de la Asunción.

Santa Teresa de Jesús atestigua y da gracias de haber recibido tantas fuerzas para sobrepasar los sufrimientos de esta vida por la gracia de haber tenido una visión de la Asunción de María.

San Estanislao de Kostka, escribió una carta a San Lorenzo el 10 de agosto, pidiéndole que le concediese la gracia de partir al cielo el día de la Asunción de María. El mismo día diez, se puso enfermo y murió el quince de agosto con 19 años de edad.

San Juan Berchmans muere un 15 de agosto y sube al cielo con María Assumpta.

San Esteban, Rey de Hungría (997-1038+), consagró su país a María Asunta a los cielos y murió el rey, precisamente un 15 de agosto, fiesta de la Asunción. ¿Coincidencia, o un premio y delicadeza de la Virgen María?

San Alonso Rodríguez, tuvo varios éxtasis de la Asunción de la Virgen. Uno de ellos fue en Segovia, donde la gente lo vio por las calles perdido y aturdido por los efectos de la visión.

Nunca olvidemos nuestras devociones a la Madre de Dios, todos los días de nuestra vida fielmente, como aquella promesa que le hizo a Santa Brígida: quien le rece 7 Ave Marías todos los días en honor a sus siete dolores, ella promete venir a recibirnos visiblemente el día de nuestra muerte.

¡Quizás nos conceda venir a buscarnos también en el aniversario de su Asunción!

Ave María+

P. Ricardo Ruiz V.

Para consultas espirituales sobre la homilía (únicamente) pueden dirigirse al Padre Ricardo a través del siguiente correo electrónico: edisanjo2016@gmail.com

Les invitamos a seguir la Santa Misa desde el canal del Padre Ricardo Ruiz, así como distintas meditaciones: Iberia Traditionalis

Esperamos que la meditación en este día de la Asunción de la Virgen María les ayude a crecer en su vida espiritual

Les invitamos a quedarse en nuestra sección de: Espiritualidad

Pueden encontrar los textos de la Santa Misa en el siguiente enlace:El rincón Litúrgico

En la siguiente página tienen la Biblia Straubinger para su consulta: radiocristiandad-Biblia

La Asunción de la Virgen María-MarchandoReligion.es

*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor
Padre Ricardo Ruiz

Padre Ricardo Ruiz

Padre Ricardo Ruíz: 1980 Filosofía y latín en el Seminario Ntra. Señora Corredentora de Buenos Aires; 1986 Teología, Francés en Suiza; 1988 Ordenación sacerdotal, Seminario San Pío X, Suiza; 1988 Primer apostolado de parroquia en San Nicolás du Chardonnet, París, Francia; 1988-1990 Misión Parroquial en Mexico; 1991 - 2000 Madrid. España; 1996-2000 Exorcista "Ad Actum" en Valencia; 2000 - 2001 Parroquia en Wausau, Wisconsin, EEUU; 2000-2001 Capellán Hermanas del Corazón Real de Jesús. María Alm, Austria; 2002 - 2006 Capellán de convento Hermanas De La Presentación, Iowa, EEUU; 2006 - 2018 Casa De Retiros San José. Madrid, España.