Así ha decidido el Vaticano alejar a Enzo Bianchi de Bose

Nos lo cuenta nuestro vaticanista, por qué ha querido el Vaticano alejar a Enzo Bianchi de Bose, el cual deberá abandonar la comunidad que fundó

Así ha decidido el Vaticano alejar a Enzo Bianchi de Bose, su criatura, un artículo de Aldo María Valli

Texto original disponible en https://www.aldomariavalli.it/2020/05/27/cosi-il-vaticano-ha-deciso-di-allontanare-enzo-bianchi-da-bose-la-sua-creatura/

Traducido por Miguel Toledano para Marchando Religión

Queridos amigos de Duc in altum, así es como VaticanNews anuncia la decisión tomada por el Vaticano, por la cual el fundador de la comunidad monástica de Bose, Enzo Bianchi, deberá abandonar el monasterio. Llama la atención el tono extremadamente seco, que se advierte desde el mismo título.

Enzo Bianchi deberá abandonar el monasterio de Bose

Enzo Bianchi, fundador de la comunidad de Bose, así como otros miembros de dicha comunidad, deberán abandonarla y trasladarse a otro destino, decayendo todos sus cargos. Lo establece un decreto firmado por el cardenal Secretario de Estado Pietro Parolin, aprobado expresamente por el Papa Francisco, que se produce después de un “prolongado y atento discernimiento” y después de que el pasado mes de enero concluyese una visita apostólica. De ello informa un comunicado aparecido en el sitio web de la Comunidad de Bose.

“Como ya anunciamos en su momento, a resultas de serias preocupaciones – dice la nota – procedentes de diversas partes a la Santa Sede, que señalaban una situación tensa y problemática en nuestra Comunidad por lo que se refiere al ejercicio de la autoridad del fundador, a la gestión del gobierno y al clima fraterno”, Francisco dispuso una visita apostólica. La llevaron a cabo los padres Guillermo León Arboleda Tamayo, abad Presidente de la Congregación Benedictina Sublacense-Casinense, y Amedeo Cencini, consultor de la Congregación para los religiosos, así como la madre Anne-Emmanuelle Devéche, abadesa de Blauvac.

“Teniendo en cuenta la relevancia eclesial y ecuménica de la Comunidad de Bose, tanto en el nivel nacional como internacional, y la importancia de que la misma continúe desarrollando el papel que se le reconoce, superando graves malestares e incomprensiones que podrían debilitarlo e incluso anularlo, con la visita apostólica el Santo Padre ha querido ofrecer ayuda a dicha Comunidad bajo la forma de un tiempo de escucha por parte de algunas personas de probada confianza y sabiduría”. La visita apostólica se desarrolló del 6 de diciembre de 2019 al 6 de enero de 2020 y, al término de la misma, “los visitadores consignaron a la Santa Sede su relación, elaborada sobre la base de los testimonios libremente aportados por todos los miembros de la Comunidad”.

“Después de prolongado y atento discernimiento y oración – sigue explicando la nota – la Santa Sede ha adoptado sus conclusiones en forma de decreto singular de 13 de mayo de 2020, firmado por el cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado de Su Santidad y aprobado de forma expresa por el Papa”. Las decisiones han sido comunicadas a los interesados a lo largo de los últimos días por el padre Amedeo Cencini, nombrado Delegado pontificio con plenos poderes ad nutum Sanctae Sedis, acompañado por el Secretario de la Congregación para los religiosos, el padre José Rodríguez Carballo, y por el arzobispo de Vercelli, monseñor Marco Arnolfo.

La comunicación de la decisión, informa la comunidad de Bose, “se efectuó con el máximo respeto posible a la discreción debida a los interesados. Sin embargo, puesto que después de la notificación del decreto, el anunciado rechazo de las medidas por parte de algunos destinatarios ha determinado una situación de confusión y ulterior malestar”, se ha estimado necesario precisar que las medidas se refieren a fray Enzo Bianchi, fray Goffredo Boselli, fray Lino Breda y a la hermana Antonella Casiraghi, los cuales “deberán separarse de la Comunidad monástica de Bose y trasladarse a otro destino, decayendo todos sus cargos actualmente en vigor”.

Además, mediante carta del Secretario de Estado al Prior y a la Comunidad, “la Santa Sede ha trazado un camino de futuro y de esperanza, indicando las líneas maestras de un proceso de renovación, que confiamos infundirá un impulso renovado a nuestra vida monástica y ecuménica. En este tiempo de preparación a Pentecostés – concluye el comunicado – invocamos una renovada efusión del Espíritu sobre todos los corazones, para que doble lo que es rígido, caliente lo que es gélido, enderece lo que está desviado y ayude a todos a hacer prevalecer no el sentimiento personal sino su acción”.


Aquí se encuentra el texto completo en italiano de la nota Speranza nella prova [Esperanza en la prueba] publicada en el sitio web del Monasterio de Bose.

Como ya anunciamos en su momento, a resultas de serias preocupaciones procedentes de diversas partes a la Santa Sede, que señalaban una situación tensa y problemática en nuestra Comunidad por lo que se refiere al ejercicio de la autoridad del Fundador, a la gestión del gobierno y al clima fraterno, el Santo Padre Francisco dispuso una visita apostólica, confiada al Rev.do P. Abad Guillermo León Arboleda Tamayo, OSB, al Rev.do P. Amedeo Cencini, FDCC y a la Rev.da M. Anne-Emmanuelle Devéche, OCSO, Abadesa de Blauvac.

Teniendo en cuenta la relevancia eclesial y ecuménica de la Comunidad de Bose y la importancia de que la misma continúe desarrollando el papel que se le reconoce, superando graves malestares e incomprensiones que podrían debilitarlo e incluso anularlo, con la Visita Apostólica el Santo Padre ha querido ofrecer ayuda a dicha Comunidad bajo la forma de un tiempo de escucha por parte de algunas personas de probada confianza y sabiduría.

La Visita Apostólica se desarrolló del 6 de diciembre de 2019 al 6 de enero de 2020 y, al término de la misma, los Visitadores consignaron a la Santa Sede su relación, elaborada sobre la base de los testimonios libremente aportados por todos los miembros de la Comunidad. Después de prolongado y atento discernimiento y oración, la Santa Sede ha adoptado sus conclusiones – en forma de decreto singular de 13 de mayo de 2020, firmado por el cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado de Su Santidad y aprobado de forma expresa por el Papa – las cuales han sido comunicadas a los interesados hace algunos días por el Rev.do P. Amedeo Cencini, nombrado Delegado pontificio ad nutum Sanctae Sedis, con plenos poderes, acompañado por S.E. Mons. José Rodríguez Carballo, Secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedad de Vida Apostólica, y por SE Mons. Marco Arnolfo, Arzobispo Metropolitano de Vercelli.

Tal comunicación se efectuó con el máximo respeto posible a la discreción debida a los interesados. Sin embargo, puesto que después de la notificación del decreto, el anunciado rechazo de las medidas por parte de algunos destinatarios ha determinado una situación de confusión y ulterior malestar, se estima necesario precisar que las medidas arriba mencionadas se refieren a fray Enzo Bianchi, fray Goffredo Boselli, fray Lino Breda y a la hermana Antonella Casiraghi, los cuales deberán separarse de la Comunidad monástica de Bose y trasladarse a otro destino, decayendo todos sus cargos actualmente en vigor.

Además, mediante carta del Secretario de Estado al Prior y a la Comunidad, la Santa Sede ha trazado un camino de futuro y de esperanza, indicando las líneas maestras de un proceso de renovación, que confiamos infundirá un impulso renovado a nuestra vida monástica y ecuménica.

En este tiempo de preparación a Pentecostés invocamos una renovada efusión del Espíritu sobre todos los corazones, para que doble lo que es rígido, caliente lo que es gélido, enderece lo que está desviado y ayude a todos a hacer prevalecer la caridad que nunca habrá de faltar.


Datos sobre Enzo Bianchi y Bose

Enzo Bianchi, natural de Asti y nacido en 1943, es un monje laico, diplomado en contabilidad y que posteriormente cursó estudios de economía en la Universidad de Turín.

Escritor y divulgador prolífico, ha publicado numerosos libros y colabora en La Stampala RepubblicaL’Osservatore romanoAvvenireFamiglia cristiana y, en Francia, La Croix y La Vie.

Durante quince años ha dirigido la revista Parola spirito e vita y es miembro de la redacción de la revista internacional de teología Concilium.

En 2004 formó parte de la delegación enviada a Moscú por el papa Juan Pablo II para restituir el icono de la Madre de Dios de Kazán.

En 2008 y 2012 participó como experto nombrado por el papa Benedicto XVI en las Asambleas generales del Sínodo de los obispos dedicadas a la Palabra de Dios y a la Nueva evangelización.

En 2013, con ocasión de su septuagésimo cumpleaños, fue publicado el volumen La sabiduría del corazón, que recopila testimonios de obispos y personalidades del mundo católico y ecuménico nacional e internacional.

El 22 de julio de 2014 fue nombrado por el papa Francisco consultor del Pontificio consejo para la promoción de la unidad de los cristianos.

En 2018 participó como oyente nombrado por el papa Francisco en la Asamblea general del Sínodo de los obispos dedicada a los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional.

Presidente entre 1978 y 2000 de la Fundación para las ciencias religiosas fundada en Bolonia por don Giuseppe Dossetti, participa actualmente en su consejo de administración como miembro vitalicio.

La Comunidad de Bose (ayuntamiento de Magnano, provincia de Biella) tiene unos ochenta miembros, entre hombres y mujeres. Otras comunidades de la misma orden monástica se encuentran en Jerusalén, Asís, Ostuni, Cellole de San Gimignano (Siena) y Civitella San Paolo (Roma).

La Comunidad de Bose nació por iniciativa de Enzo Bianchi en 1965, a la finalización del Concilio Vaticano II,  con la misión de promover el diálogo ecuménico.  Entre los primeros hermanos se encontraba un pastor protestante.

El 11 de noviembre de 2018, con ocasión del quincuagésimo aniversario del inicio de su vida comunitaria, el papa Francesco envió una carta a Enzo Bianchi definiendo la comunidad monástica como “una fecunda presencia en la Iglesia y en la sociedad”.

Pertenece al monasterio de Bose la editorial Qiqajonque publica textos de patrística, estudios bíblicos, teológicos y litúrgicos, además de obras de tradición hebraica y espiritualidad ortodoxa.

Entre sus autores, además del mismo Enzo Bianchi, figuran Martin Buber, Gianfranco Ravasi, Barbara Spinelli, Erri De Luca, Abraham Heschel, Dag Hammarskjöld, Thomas Merton, Rowan Williams, Alexis Jenni, Christian BobinAlexandre Jollien.

Nuestro artículo recomendado:


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor
Aldo Maria Valli

Aldo Maria Valli

Vaticanista. Entre sus libros más destacados están: Claustrofobia, Sradicati, el caso Vigano, 266. Jorge María Bergoglio, Benedicto XVI el pontificado interrumpido. Pueden leer sus artículos y leer toda la información sobre su obra literaria en italiano en su página web https://www.aldomariavalli.it/