El aborto y la ley del corazón

El Dr. Mario Guzmán nos habla del ser humano y de las etapas de la vida. Lo decimos continuamente en nuestra página, el aborto es un asesinato

El aborto y la ley del corazón, un artículo del Dr. Mario Guzmán

El desarrollo humano toma lugar en el momento de la concepción con la unión de los dos gametos, el espermatozoide y el óvulo, y culmina en su última etapa que es la senectud.

El periodo del desarrollo prenatal se da desde la concepción hasta el alumbramiento. Este periodo está conformado por tres etapas (Santrock, 2019);

La primera etapa es el periodo gestacional que va del momento de la concepción hasta las primeras cuatro semanas. En esta etapa empieza el desarrollo de la médula espinal, el sistema nervioso, el sistema gastrointestinal, el corazón y los pulmones. El saco amniótico cubre el tejido preliminar de todo el cuerpo. Al ser humano en esta etapa se le conoce como “Cigoto”.

La segunda etapa, es el período embrionario y empieza de la cuarta semana a la semana número ocho. La cara se empieza a conformar con ojos, oídos, boca y dientes rudimentarios. Empieza el movimiento de brazos y piernas. El cerebro se está desarrollando y el corazón se puede detectar con el ultrasonido. Al ser humano en esta etapa se le llama “Embrión”

La tercera etapa, se le conoce como periodo fetal, y va de la octava semana hasta el momento del parto. Brazos, piernas y dedos tienen total movimiento. Las huellas dactilares se hacen presentes. Puede sonreír, fruncir el ceño, succionar y tragar. Se puede distinguir el sexo y orina. En esta etapa al ser humano se le llama “Feto”

Una vez finalizada la etapa fetal, el ser humano seguirá su desarrollo pasando por la etapa de la infancia, la niñez, la adolescencia, la juventud, la adultez y la senectud (Santrock, 2019).

Sin embargo, muchos no lograran sobrevivir al desarrollo prenatal, pues tan solo en EUA se asesinan a alrededor de 3,000 seres humanos cada día a través del aborto (Jones, R., Zolna, M., Henshaw, S. & Finer, L., 2008). A nivel mundial son aproximadamente 153,424 diarios, lo que da un total de 56 millones al año (OMS, 2020). Estos números no tienen en cuenta a todos aquellos seres humanos manipulados y desechados en los tratamientos de Fertilización in vitro, lo cual incrementa la cifra exponencialmente.

Por lo tanto, podemos concluir que la etapa en la que el ser humano es sometido a la más grave de todas las injusticias es en la etapa prenatal. La vulnerabilidad, aunada a los planes eugenésicos de la actual generación, hacen que seamos testigos de la mayor de las masacres que el ser humano jamás haya presenciado. Sin embargo, ante tal gravedad y crueldad, muchos justifican esta masacre llamándole derechos reproductivos, de la mujer o de la salud sexual.

Los eufemismos que utilizamos para llamar a este grave acto no disminuyen su gravedad.

Por lo tanto, todos estamos llamados a revertir esta situación y proteger al ser humano desde la concepción hasta la muerte natural. De esa forma protegeríamos no solo al ser humano en su etapa prenatal, sino también a sus padres de cometer un acto irreparable y de la mayor gravedad, así como a toda la sociedad de detener la barbarie en la que hemos caído.

Las mujeres embarazadas no solucionan su supuesto problema a través del aborto, por el contrario, lo empeoran. El síndrome post aborto puede ser una dolorosa experiencia para muchas mujeres con consecuencias a largo plazo, aunque los grupos abortistas lo nieguen. Así lo atestiguamos quienes trabajamos con las mujeres que han tomado ese camino y después se han arrepentido. Y es que el aborto no impide ser madre, sino que les convierte en la madre de un niño fallecido.

Lo mismo se puede decir para los papás, pues el aborto no es la solución a sus problemas sino la extensión y agravamiento de estos. Un hombre se mide por los retos y las responsabilidades que asume en la vida, no por su negación o destrucción. Un hombre que decide apoyar o promover el aborto de su hijo tendrá que vivir con la realidad de no haber cumplido con su principal responsabilidad, cuidar a su mujer y a sus hijos.

Así pues, en lugar de mentirles a los nuevos padres con la idea del aborto, hemos de apoyarlos, alentarlos y acompañarlos en asumir su responsabilidad ante la vida de su hijo que es consecuencia de sus decisiones y acciones.

Y lo mismo sirve para quienes han abortado, pues de poco ayudará juzgarlos o condenarlos, pero gran apoyo será invitarles a aprender de la decisión que tomaron, a buscar el arrepentimiento y modificar el curso de su vida. Asumir una posición de afrontamiento y no de evasión.

Como ya se señaló, la vida humana empieza en el momento de la concepción y debe ser respetada en todas sus etapas hasta su muerte natural. No hacerlo así nos aleja de la ley natural, de la ley divina y de la ley de nuestro corazón; la del amor y el sacrificio por los demás.

Mario Guzmán Sescosse

El aborto y la ley del corazón-MarchandoReligion.es

Fuentes:

Organización Mundial de la Salud (2020) Preventing unsafe abortion. Recuperado de: https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/preventing-unsafe-abortion

Jones, R., Zolna, M., Henshaw, S. & Finer, L. (2008), Abortion in the United States: incidence and access to services, 2005, Perspectives on Sexual and Reproductive Health, 40(1):6–16

Santrock, J. (2019) Life-Span Development 17th Edition. New yor, Ny. McGraw Hill Education

Les invitamos a quedarse en nuestra página y a conocer a nuestras firmas. Nuestro artículo recomendado


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor
Mario Guzmán

Mario Guzmán

Dr. Mario Guzmán Sescosse es profesor e investigador de tiempo completo en Trinity Christian College en la ciudad de Chicago en EUA. Es doctor en psicología y cuenta con dos maestrías en psicología y psicoterapia, además de la licenciatura en psicología y estudios en filosofía. Es autor del libro "La Transformación del adolescente", de diversas obras científicas y capítulos de libro. Tiene más de 17 años de experiencia como terapeuta. Sus intereses académicos son psicología y religión, psicoterapia, psicopatología y desarrollo humano. Además, está casado y tiene 3 hijos junto con su esposa. https://www.drmarioguzman.com/