Buenos libros católicos: Un deber de los padres

Los padres deben mostrar a los hijos los buenos libros católicos que hay a su disposición para que no se dispersen y busquen otro tipo de lecturas menos recomendables

Buenos libros católicos: Un deber de los padres

EL HOGAR CRISTIANO: UNA GUÍA PARA LA FELICIDAD EN EL HOGAR
Celestino Strub, O.F.M. Al final del artículo tienen el índice de la obra

Traducido por Augusto Pozuelos

Ahogando la buena semilla

Estoy convencido de que todo católico sincero, en el fondo de su corazón, ama las mejores cosas de la literatura. Es una parte esencial de la mente católica. Pero en muchos casos este amor no se ha desarrollado. Al igual que la buena semilla del sembrador en el Evangelio, ha sido sofocada por la producción más abundante y superficialmente más atractiva de la literatura mundana.

Si desde la primera infancia, los padres permitirían a sus hijos tener solo buenos libros y revistas, sus hijos desarrollarían un gusto que perduraría durante toda su vida adulta. En lugar de hacer eso, muchos padres traen a sus hogares basura, como los periódicos metropolitanos de los domingos y ellos mismos explican las llamadas “bromas” a sus hijos que no pueden leer.

Sin duda, hay muchos entre mis lectores que, por lo tanto, sin mucha culpa, se han vuelto prejuiciosos contra la lectura católica. A ellos les digo: Dale a la lectura católica un juicio justo. Seleccione una cantidad de libros y publicaciones católicas y decida leerlos con exclusión de todos los demás durante un mes. Si lo hace con buena voluntad y una mente abierta, estoy seguro de que al final de la prueba estará tan convencido de los beneficios superiores derivados de la lectura católica, que su único arrepentimiento será que haya sido extraño durante tanto tiempo a esa fuente de pensamiento sano y noble inspiración.

Un deber de los padres

Queridos padres y madres, como ustedes son los principales responsables del tipo de gusto por la lectura que desarrollan sus hijos, permítanme instarles a que tomen como un deber proporcionar un amplio suministro de revistas, libros y periódicos católicos en sus hogares. No puede contentarse con un periódico o revista católica; debes tener al menos tres o cuatro; algo de devoción y algo de carácter misceláneo; y algo, también, para cada miembro de la familia.

Si bien muchas publicaciones periódicas católicas tienen departamentos especiales para los jóvenes, hay excelentes publicaciones católicas dedicadas exclusivamente a lectores juveniles, y una de estas debe ser adquirida por todas las familias que todavía están bendecidas con miembros jóvenes. Y si las suscripciones parecen demasiado caras, recuerde que es una economía falsa matar de hambre la mente de sus hijos mientras gastan más de lo necesario en alimentar y vestir sus cuerpos. Mucho mejor sería reducir un poco los gastos que se hacen en la comodidad y en ropa fina de los niños, que ahorrar algunos dólares al no proporcionar a sus hijos alimentos mentales abundantes y saludables. Además, si deja de comprar periódicos y revistas no católicos, podría permitirse fácilmente comprar en su lugar los católicos.

Buenos libros católicos

Si bien es muy importante hoy en día leer periódicos católicos, el mejor pensamiento católico se encuentra comúnmente en libros, que son el producto de años de estudio y trabajo; libros que han resistido la prueba del tiempo y han sido transmitidos como una preciosa herencia a la posteridad. Para un cumpleaños o un regalo de Navidad, los padres no pueden hacer nada mejor que presentar a sus hijos un buen libro.

Comience temprano dando un libro ilustrado a los niños que aún no han aprendido a leer. Y que sean libros hermosos, bien encuadernados para que duren; y completamente saludables y edificantes, para que valga la pena preservarlos. Si fuera una regla dar a cada niño un libro al año, se establecería gradualmente una biblioteca familiar muy respetable que sería una fuente de placer y de instrucción durante muchos años.

Una gran ventaja de un libro sobre una publicación periódica es que el libro se puede preservar más fácilmente y se leerá una y otra vez; y así su contenido finalmente se convierte en parte integral de la mente del lector.

No solo libros de cuentos

Al comprar libros para el hogar o para sus hijos, deje que los padres no se imaginen que solo los libros de naturaleza entretenida son adecuados. De vez en cuando deberían hacerles un regalo de libros de carácter más sólido: libros de instrucción sobre las verdades de nuestra santa religión; libros que tratan sobre los problemas morales de la actualidad; libros de piedad y devoción que explican cómo incluso los laicos pueden llevar una vida de perfección y de unión más cercana con Cristo. Existe una gran cantidad de literatura religiosa popular, y cada día es más extensa.

El costo tampoco es tal que impida que una familia común tenga un buen suministro en su hogar. Si bien los buenos libros de cuentos católicos también pueden edificar e indirectamente también mejorar el conocimiento religioso de uno, principalmente los libros que tratan expresamente temas religiosos y morales son las principales ayudas que los padres deben aprovechar para inculcar en sus hijos los principios de la verdadera conducta católica y de una piedad sólida.

EL HOGAR CRISTIANO: UNA GUÍA PARA LA FELICIDAD EN EL HOGAR.
Celestino Strub, O.F.M. (Buenos libros católicos: Un deber de los padres)

Buenos libros católicos Un deber de los padres-MarchandoReligion.es

Todos los artículos de esta serie disponibles en nuestra sección de: Familia Tradicional

Nuestra recomendación:

Nuestra recomendación externa: Reglamento de un padre de familia



*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor
Marchando Religion

Marchando Religion

Marchando Religion. Redacción