La profesora Heereman sobre el abuso de poder: hay Sacerdotes que no respetan sus límites

Nuestro corresponsal Miguel Toledano nos trae a nuestra página a una teóloga excepcional, la profesora Heereman, la cual habla sobre la vocación Sacerdotal y los seminarios

LaLa profesora Heereman sobre el abuso de poder: hay Sacerdotes que no respetan sus límites, un artículo de Miguel Toledano

El pasado 30 de enero, el periódico católico alemán “Die Tagespost” publicó una interesante entrevista a la profesora Nina Heereman, a cuenta del problema sinodal en el ámbito germánico. En su intervención, la jurista y doctora en teología por la Universidad suiza de Friburgo diserta sobre el abuso de poder en el seno de la Iglesia.

Al comienzo del texto, la Dra. Heereman recuerda que, en efecto, los sacerdotes culpables de estas prácticas ejercen un abuso de poder verdaderamente escandaloso para la sociedad. Para ella, la fuente del problema se halla en dos elementos fundamentales: la inexistencia de una verdadera vocación y su formación en el seminario.

Merece la pena que nos detengamos brevemente en ambas, porque la autora renana se distingue de la mayoritaria estrategia sinodal para enfocar en estos dos problemas el origen del fenómeno abusador en el sacerdocio.

En cuanto a la primera, en su expresión original en idioma alemán, la profesora habla de “Auswahl”, es decir, elección, o selección, de los sacerdotes. En el caso del abusador, ¿ha accedido al sacramento del orden una persona con verdadera vocación? ¿Se ha realizado el debido contraste de la personalidad y comportamiento del individuo para poder confiarle el cuidado espiritual de los fieles? ¿O por el contrario el abusador se ha colado a través de un procedimiento más o menos burocrático que no distingue al rufián? Conozco algún caso de seminarista expulsado hasta de dos centros y acogido con “todos los sacramentos” en un tercero, a partir del cual se produjo una retahíla de abusos sin fin. Y en el que los superiores todavía están mirando ad Orientem

La segunda de las lacras que menciona la Dra. Heereman es la formación, “Ausbildung” en el texto de su intervención. Naturalmente, los años del seminario pueden formar al candidato, ayudando a inspirar en él las condiciones para el buen ejercicio del sacerdote; o por el contrario, pueden deformarlo, si el contenido de esa preparación es deficiente. Una vez más, tengo que decir que existen centros de formación de jóvenes seminaristas que padecen tales carencias, en ocasiones ajenas al conocimiento de las autoridades de la Iglesia, que en lugar de hombres de Dios convierten su materia prima en gallos de corral, dispuestos a atropellar lo que se les ponga por delante.

En realidad, dice la teóloga de Krefeld, el poder del sacerdote es intrínsecamente bueno, porque procede de Dios. Pero, ciertamente, en el seno de la Iglesia se dan diversas formas de abuso cuando el sacerdote no lo utiliza para santificar, enseñar y servir a los fieles.

Propiamente, continúa la Prof. Heereman, sólo el obispo goza de poder rector (munus regendi). El poder legítimo de los sacerdotes es mucho menor. Por lo tanto, el titular episcopal tiene la obligación de ejercitar seriamente y no eludir dicha responsabilidad, tanto en la proclamación del Evangelio como en la tolerancia de los abusos por parte de los sacerdotes, toda vez que ello constituiría una falta de liderazgo por su parte.

El poder de la Iglesia es diferente del poder del mundo. En el Nuevo Testamento, Nuestro Señor nos enseña que los romanos abusaban de su autoridad sobre el pueblo; en la Iglesia, el poder es un servicio, como servidor lo fue el Hijo del Hombre (Mc 10, 42-45). El sacerdote “pierde” su vida por servicio a los demás, según el testimonio de los cuatro evangelios y el de las cartas de San Pablo.

Es importante tener en cuenta, subraya la prestigiosa teóloga, que el poder del clero es puramente sacramental. Todo ejercicio de poder que va más allá es equivalente al de los ladrones y delincuentes (Jn 10, 8). Cuando el sacerdote no sana, enseña y guía no es un verdadero pastor del Evangelio. El sacerdocio existe para servir a los bautizados. No hay dos niveles en la Iglesia, en el que unos sean los jefes y los otros los esclavos.

Desgraciadamente, hay sacerdotes que no respetan sus límites. Como en el supuesto de los líderes religiosos judíos, deben situarse bajo el yugo de la Torá, no más allá de él. Al pueblo fiel se le otorga el carisma profético de ejercitar este control, sobre el que Santa Hildegarda formuló importantes revelaciones para el caso de las mujeres.

En conclusión, es necesario recuperar el espíritu del Evangelio para que los fieles -mujeres y hombres, jóvenes y viejos por igual- vuelvan a la Iglesia y se invierta la tendencia de los últimos cincuenta años, en los que el pueblo ha abandonado la Fe por multitudes.

A los efectos de que nuestros lectores puedan conocerla y, en su caso, seguirla de forma más pormenorizada, añadiremos que la Dra. Heereman es, en la actualidad, Profesora Asistente de Sagrada Escritura en el Seminario de San Patricio y en la Universidad de la diócesis de San Francisco, en los Estados Unidos, así como en el Pontificio Instituto Bíblico de Roma.

Adicionalmente, ha creado el canal de Youtube titulado “Mini Kat”, en el que desde hace dos años difunde una breve catequesis diaria con más de dos mil abonados germanoparlantes. Se centra fundamentalmente en las lecturas dominicales y en las de las demás fiestas litúrgicas. En un principio, la Profesora Heereman las publicaba a través de la red social Whatsapp de forma mas restringida, con destino a sus alumnos y amigos; tal fue el caso de la playlistCuaresma”, que grabó en Roma a lo largo y ancho de las distintas iglesias conocidas como las cuarenta estaciones del viacrucis. Posteriormente, pero todavía en 2018, volvió a grabar en Roma la playlist Tiempo de Pascua”, como preparación al domingo de Pentecostés de aquel año. Actualmente, la mayor parte de sus grabaciones tienen lugar en su residencia profesional en California.

Bas du formulaire

Miguel Toledano Lanza

Domingo cuarto después de Pascua, 2020

La profesora Heereman sobre el abuso de poder hay Sacerdotes que no respetan sus límites

Les recordamos que en nuestra página tienen los mejores artículos de actualidad. Nuestra propuesta es la siguiente:


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor
Miguel Toledano

Miguel Toledano

Miguel Toledano Lanza es natural de Toledo. Recibio su primera Comunión en el Colegio Nuestra Señora de las Maravillas y la Confirmación en ICADE. De cosmovision carlista, esta casado y es padre de una hija. Es abogado y economista de profesión. Ha desempeñado distintas funciones en el mundo jurídico y empresarial. En la actualidad es subdirector de un colegio internacional en Bruselas. Ha sido secretario general de la Fundación Nacional Francisco Franco y afiliado del partido político Alternativa Española. Es fiel asistente a la Misa tradicional desde marzo de 2000. Ha publicado distintos artículos en diferentes medios.