¡Hoy salió el sol!

El Dr. Mario Guzmán nos habla de un hecho que nos devuelve la esperanza, salió el sol…¿Se animan Vds. a mirar a través de esta ventana?

¡Hoy salió el Sol!

6:30 a.m. el reloj despertador no perdona y puntualmente activa el sonido aturdidor que irrumpe un surrealista sueño de corderos y venados paseando en medio de la gran ciudad. Abro los ojos, mi esposa ni se inmuta con el sonido de la alarma, ella tiene un don para dormir. La luz incandescente encuentra su camino entre las cortinas de la habitación, su brillo es tal qué lastima mis ojos y de pronto caigo en cuenta “¿Luz incandescente? ¿Acaso hoy salió el sol?” Abro un poco la cortina y toda la habitación se ilumina, no doy crédito a lo que veo, las nubes grises se han ido, la lluvia se ha detenido y la nieve se ha derretido, por fin ¡hoy salió el Sol!

Cambio mis planes, y en lugar de hacer ejercicio en el frío y obscuro sótano de mi casa decido ir a correr a la reserva forestal. Me siento como animal que ha sido liberado de su jaula. Y es que el Gobierno nos ha tenido por 18 días encerrados en casa, pero ejercitarse al aire libre no solo está permitido, sino indicado pues encerrados y bombardeados de noticias negativas incrementa el estrés y con él disminuye el sistema inmunológico. Pero es difícil hacerlo cuando el clima se aferra al invierno, pero ¡hoy salió el Sol!

Ejercitarse en el exterior se ha convertido en una prescripción contra el COVID-19 pero sobre todo contra la epidemia de miedo que el virus ha traído.

Llegado a la reserva forestal vi una imagen que desde hace seis meses no veía. El pasto recuperó su color verde, las flores retoñaron, el lago lucía cristalino, plácido y sin hielo. Las aves cantaban por todas partes y los patos machos peleaban entre ellos para obtener una oportunidad de apareo con las hembras. La vida volvió a resurgir, atrás quedaban los fríos y nublados días del medio oeste americano, la esperanza de que la primavera y el verano se harán presentes fortalecieron mi ánimo y corrí por 45 minutos en medio de tanta vida y belleza. Y es que ¡hoy salió el Sol! La vida es buena.

Mañana quizá no sea así, en la planicie de Illinois el clima cambia de un momento a otra. Tal vez vuelva el frío, la nieve y lo que más pesa, el cielo gris. Quizá sea así, pues siempre ha sido así. El invierno llega con tiránica presencia, nublando no solo los cielos, pero también los corazones. Y cuando hartos estamos de su imposición, el sol vuelve a salir y ¡hoy salió el Sol!

Y así como incesantemente el invierno y la primavera se hacen presentes y después desaparecen alimentando el ciclo de la vida y de la muerte, así también las pandemias llegan y se van, así la humanidad disminuye y después florece.

Así fue antes, así es hoy, así será después. Las tinieblas parecen ejercer su dominio, pero el Sol siempre sale y ¡hoy salió el Sol!

El coronavirus se irá y otro virus llegará, otra guerra estallará y otra catástrofe natural se hará notar. Pero ahí también la esperanza volverá, el miedo cederá y la humanidad florecerá.

Así ha sido siempre, así volverá a ser. Es la pascua y la resurrección de la vida. No importa qué tan obscuro, frío y desalentador sea el invierno, ¡el Sol volverá a salir! O acaso ¿no ha vencido a la muerte? ¿No creemos en su resurrección?

“Pues del mismo modo que en Adán mueren todos, así también todos revivirán en Cristo” (1 Corintios 15, 22)

Y, ¡hoy salió el Sol!

Por Mario Guzmán Sescosse

Hoy salió el sol.MarchandoReligion

Nuestro artículo recomendado en la sección de firmas:


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor
Mario Guzmán

Mario Guzmán

Dr. Mario Guzmán Sescosse es profesor e investigador de tiempo completo en Trinity Christian College en la ciudad de Chicago en EUA. Es doctor en psicología y cuenta con dos maestrías en psicología y psicoterapia, además de la licenciatura en psicología y estudios en filosofía. Es autor del libro "La Transformación del adolescente", de diversas obras científicas y capítulos de libro. Tiene más de 17 años de experiencia como terapeuta. Sus intereses académicos son psicología y religión, psicoterapia, psicopatología y desarrollo humano. Además, está casado y tiene 3 hijos junto con su esposa. https://www.drmarioguzman.com/