Queridas mujeres

¿Podemos hablar de una guerra entre hombres y mujeres? ¿Son todos los hombres iguales? Queridas mujeres, la respuesta la tienen en este artículo

Queridas Mujeres, un artículo del Dr. Mario Guzmán Sescosse

Gracias por alzar la voz y exigir el fin de la violencia. Gracias por su hartazgo y por buscar que todas las mujeres estén libres de violencia. Como hombre celebro su búsqueda de una sociedad más justa, inclusiva y pacífica.

Sin embargo, he visto publicaciones, videos y memes donde esta indignación se dirige a los hombres y no al Gobierno. Publicaciones que con un lenguaje soez y violento buscan promover la guerra entre los sexos y crear una mayor división entre las mujeres y los hombres. Muchos de esos mensajes bajo el concepto de “violencia de género” distorsionan la realidad de lo que la gran mayoría de hombres y mujeres vivimos a diario: el amor, el respeto, la unidad y la solidaridad.

Y es que sin duda hay hombres que han lastimado y agredido cobardemente a muchas mujeres, y dichos hombres merecen experimentar las consecuencias legales de sus actos. Pero no son los hombres en general los que hacen eso, sino hombres en particular que lo hacen por su desquiciada forma de ver la vida y su incapacidad de valorar la hermosura que hay en las mujeres. La gran mayoría de los hombres no somos así, lo que nosotros buscamos y hacemos día con día es amarlas, respetarlas, protegerlas, admirarlas, aprender de ustedes, ver la vida como ustedes nos enseñan a hacerlo desde el amor, la entrega y la generosidad. Pero sobretodo, lo que hacemos es darle gracias a Dios por estar a nuestro lado, por ser las madres de nuestros hijos, por enriquecer nuestras vidas y el mundo de una forma que los hombres jamás podríamos hacerlo.

Ustedes son el motor de la inmensa mayoría de los hombres. Nos mueven a ser mejores y a darlo todo por ustedes. Las mujeres no son los enemigos de los hombres, mucho menos nuestros subalternos o los sujetos de nuestra opresión. Ustedes son nuestra razón de ser y por ello arriesgamos la vida en las guerras para protegerlas, por eso somos los primeros en meternos entre los escombros de los desastres para salvar sus vidas, por eso día con día salimos a trabajar para que con nuestro esfuerzo ustedes y nuestros hijos tengan lo que necesitan y nosotros seamos merecedores de su amor y compañía.

Las invito entonces a que no se dejen engañar por el mensaje feminista que incita al odio y a la venganza, pero sobre todo que no representa la realidad. El enemigo no es el hombre, sino el corrupto e inepto Gobierno de México que ha traído miseria y desolación a millones y millones de familias. El incompetente Gobierno que en el 2019 permitió el asesinato de más de 38,000 personas de los cuales el 90% fueron hombres.

Como pueden ver, la violencia no solo es contra ustedes, es contra todos. Y si bien todos hemos de oponernos a quienes no valoran y respeten a las mujeres, también todos hemos de oponernos al verdadero responsable de tanta violencia, y ese no son los hombres en general, sino el Gobierno incompetente y corrupto que no imparte justicia contra hombres y mujeres que actúan indebidamente y que al mismo tiempo no promueve el bienestar social necesario para todos.

Por lo tanto, queridas mujeres, gracias por alzar la voz y movilizarse, pero no le hagan el favor al Gobierno quien se lava las manos mientras grupos ideológicos contrarios a la vida y la familia buscan culpar al hombre y no a los verdaderos responsables de la descomposición social; a los políticos que han destrozado al país.

De mi parte hago un llamado a todos los hombres a dar la vida por las mujeres, a amarlas y a respetarlas, a agradecer con nuestro esfuerzo y dedicación su hermosa presencia en nuestras vidas. Pues sin ustedes, mujeres, nuestra vida carece de sentido. Pero permítanme también hacerles a ustedes la invitación de no comprar y promover el discurso de odio contra los hombres pues ese discurso no les provee de esperanza solo de amargura.

No lo olviden, la consigna ha de ser contra el Gobierno y contra los hombres y mujeres que actúan criminalmente, pero no contra la inmensa mayoría de los hombres que las amamos, que las respetamos y que lo damos todo por ustedes.

Un abrazo solidario para todas.

Por Mario Guzmán Sescosse

Esperamos que este artículo, “queridas mujeres”, les haya resultado interesante. Les invitamos a conocer a nuestras firmas. Nuestro artículo recomendado:

Les recordamos que Marchando Religión está en las siguientes redes sociales:

FacebookTwitter


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor
Mario Guzmán

Mario Guzmán

Dr. Mario Guzmán Sescosse es profesor e investigador de tiempo completo en Trinity Christian College en la ciudad de Chicago en EUA. Es doctor en psicología y cuenta con dos maestrías en psicología y psicoterapia, además de la licenciatura en psicología y estudios en filosofía. Es autor del libro "La Transformación del adolescente", de diversas obras científicas y capítulos de libro. Tiene más de 17 años de experiencia como terapeuta. Sus intereses académicos son psicología y religión, psicoterapia, psicopatología y desarrollo humano. Además, está casado y tiene 3 hijos junto con su esposa. https://www.drmarioguzman.com/