Los dos Papas, la confusión y los derechos de los fieles

Confusión, caos, los derechos de los fieles…¿Qué está provocando esta situación de la presencia de los dos Papas simultáneamente? La respuesta nos la trae nuestro gran vaticanista, Aldo María.

Los dos papas, la confusión y los derechos de los fieles“, un artículo de Aldo María Valli

Artículo original disponible en https://www.aldomariavalli.it/2020/01/16/i-due-papi-la-confusione-e-i-diritti-dei-fedeli/

Traducido por Miguel Toledano para Marchando Religión

Queridos amigos de Duc in altum, está disponible en radioromalibera mi nueva contribución para la sección La viga y la paja. La podéis escuchar aquí.

Aquí debajo tenéis la transcripción escrita.

A.M.V.

Los hechos relativos al libro sobre el celibato del sacerdocio escrito por el cardenal Sarah con la contribución del papa emérito Benedicto XVI están teniendo relevancia en la prensa de todo el mundo. Son muchas las preguntas que surgen y quizás con el tiempo lograremos aclarar algo de lo que por el momento parece un gran embrollo. Hay, sin embargo, un par de preguntas de fondo que no pueden ser eludidas. La primera se refiere a la presencia simultánea de dos papas y la segunda al derecho de los fieles a recibir un mensaje claro y una enseñanza honesta. Dos cuestiones que, obviamente, están conectadas.

Acerca de la presencia simultánea y convivencia de dos papas, es evidente que el experimento del papa emérito está fracasando tristemente. Periódicamente, por un motivo u otro, la palabra del emérito y la del reinante se superponen, se contraponen o quizás sean contrapuestas por observadores interesados.

Sabemos que desde el punto de vista canónico la figura del papa emérito presenta muchas zonas de sombra y de duda. A nosotros, que no somos canonistas, nos basta observar que ha producido enorme confusión, y ciertamente no había necesidad de ello, dado que la confusión es ya notabilísima.

Alguien ha dicho que para eliminar el problema habría una solución muy fácil: el papa emérito podría literalmente morir para el mundo, es decir, desaparecer y no hablar más, como si estuviese muerto. Pero el hecho es que tenemos un papa emérito vivo y, admitido incluso que lograse desparecer y mantener una reserva absoluta, sería siempre posible la aparición de voces, noticias y valoraciones de su círculo de colaboradores y amigos. Y siempre serían posibles las interpretaciones y las instrumentalizaciones.

Digámoslo con franqueza: la figura del papa emérito es más bien incómoda. Personalmente aprecio mucho a Ratzinger y a menudo me encuentro en sintonía con sus valoraciones, pero ello no evita que me dé cuenta de lo ambiguo y fuente de confusión que puede ser el papel del papa emérito.

Y aquí llego a la segunda cuestión, es decir, el derecho de los fieles a recibir una enseñanza clara y honesta por parte de los pastores.

Ya he dicho que no soy canonista y que soy incapaz de razonar en términos estrictamente jurídicos, pero no puedo por menos de recordar que el Código de derecho canónico (Libro II, El pueblo de Dios; Primera parte, Los fieles cristianos. Obligaciones y derechos de todos los fieles) establece: “Los fieles tienen derecho a recibir de los sagrados Pastores la ayuda derivada de los bienes espirituales de la Iglesia, especialmente de la palabra de Dios y de los sacramentos”.

He aquí, negro sobre blanco, un derecho fundamental del fiel católico. Pero yo me pregunto ¿en qué medida este derecho está asegurado en un momento como el actual, en el que de hecho surgen de los pastores valoraciones diversas si no opuestas, y en el cual ni siquiera está clara la distinción entre el pastor supremo reinante y el papa emérito?

Dice a continuación el Código: “Los fieles, conscientes de su propia responsabilidad, han de observar con cristiana obediencia lo que los sagrados Pastores, en cuanto que representan a Cristo, declaran como maestros de la fe o disponen como rectores de la Iglesia”.

Vale, pero si los maestros de la fe hablan de forma ambigua, o dicen cosas palpablemente en contraste con la fe que nos ha sido transmitida durante generaciones, ¿cómo debe comportarse el fiel? ¿Hasta dónde puede llegar la obligación de obediencia?

Pensamos, sólo por dar dos ejemplos a cuál más llamativo, en ciertos contenidos de Amoris laetitia o de la Declaración firmada por Francisco en Abu Dhabi. ¿Cómo pretender que un fiel pueda obedecer a lo que es palpablemente contrario a la fe católica y a la recta doctrina?

Demasiado a menudo olvidamos lo que el Código establece en otro canon, a saber, que “los fieles tienen derecho a manifestar a los Pastores de la Iglesia sus propias necesidades, sobre todo espirituales, y sus propios deseos” y que “de modo proporcionado a la ciencia, a la competencia y al prestigio del que gozan, los mismos tienen derecho, e incluso a veces el deber, de manifestar a los sagrados Pastores su pensamiento en lo que respecta al bien de la Iglesia; y de darlo a conocer a los restantes fieles, salvaguardando la integridad de la fe y de las costumbres y el respeto a los Pastores, teniendo además presente el bien común y la dignidad de las personas”.

Repito: la referencia al Código me sirve aquí no porque me guste proceder basándome en la lógica de los cánones, sino para mostrar explícitamente las cuestiones, muy graves, que se nos presentan a todos en esta hora tan delicada.

Aldo Maria Valli

Situción extrema con los dos Papas. Les recordamos que en nuestra página pueden leer todos los artículos de Aldo María. Nuestro artículo recomendado:


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor
Aldo Maria Valli

Aldo Maria Valli

Vaticanista. Entre sus libros más destacados están: Claustrofobia, Sradicati, el caso Vigano, 266. Jorge María Bergoglio, Benedicto XVI el pontificado interrumpido. Pueden leer sus artículos y leer toda la información sobre su obra literaria en italiano en su página web https://www.aldomariavalli.it/