He aquí quien trabaja por la autodisolución de la Iglesia

Una entrevista a nuestro querido Aldo María en la cual nos habla de la autodisolución de la Iglesia, ¿quién está detrás de todo esto? ¡Lean!

Entrevista en “Libero” / He aquí quien trabaja por la autodisolución de la Iglesia

Artículo original disponible en https://www.aldomariavalli.it/2020/01/18/intervista-a-libero-ecco-chi-lavora-per-lautodissoluzione-della-chiesa/

Traducido por Miguel Toledano para Marchando Religión

Queridos amigos de Duc in altum, he sido entrevistado por el diario Libero. Son muchos los temas afrontados en el coloquio con Gianluca Veneziani.

Mientras se está consumando un enfrentamiento de época entre las alas tradicionalista y progresista de la Iglesia, Aldo Maria Valli, experto vaticanista de la Rai, ha publicado un libro, La última batalla (publicado en italiano por Fede & Cultura, 236 páginas, 19 euros), que es al mismo tiempo una novela distópica y una fotografía inquietante de la situación actual del Vaticano.

En la Iglesia que Ud. describe está prohibido santiguarse, hablar del paraíso, rezar a la Virgen y llamarse católico.

«Es una realidad que tenemos ya ante nuestros ojos. Hoy tenemos un papa reinante que usa el mismo lenguaje del mundo y sostiene le tesis del pensamiento dominante. En más de una ocasión el papa ha evitado impartir en público la bendición con la fórmula trinitaria para no herir la sensibilidad de no creyentes y miembros de otras confesiones. Todo esto está en evidente contraste con el mandato evangélico de anunciar el mensaje de salvación de los textos. Se trata de una traición a la fe».

Ud. en el libro imagina el nacimiento de una Eurasia islamo-cristiana. ¿Nuestro continente se arriesga a una sustitución tanto étnica como religiosa?

«Ciertamente sí. Los dos procesos proceden al paso. Si además se tienen en cuenta los aspectos demográficos se ve a lo que nos dirigimos. El diálogo parece ser el nuevo dogma imperante. ¿Pero diálogo con vistas a qué? También en este caso debemos mirar el mandato de Jesús: “Id por todo el mundo, predicad el Evangelio a toda criatura”. Aquí sin embargo vemos el diálogo entendido como expolio progresivo de nuestro patrimonio religioso y cultural».

En su libro, los sacerdotes pueden casarse también con otros hombres. ¿No considerar ya irrenunciable su celibato significa abrir la puerta a la unión entre sacerdotes homosexuales?

«Esta parece la vía por la cual quiere encaminarse una cierta Iglesia modernista. Pero se trata de un suicidio. El ejemplo viene de las Iglesias protestantes: se han plegado al mundo, se han identificado con el pensamiento dominante y ¿cuál es el resultado? La irrelevancia. Y es verdaderamente increíble que, incluso teniendo este ejemplo negativo, una cierta parte de la Iglesia católica quiera emprender este recorrido de autodisolución».

Ratzinger se ha expresado a favor del celibato sacerdotal definiéndolo como “irrenunciable”. A su juicio, ¿está asumiendo el papel de antipapa?

«Lo quisiera o no, y ciertamente no lo quería, ante una parte de los católicos ya está siendo identificado como antipapa. Era inevitable. La presencia de dos papas comporta una serie de consecuencias devastadoras. ¿Quién es verdaderamente papa emérito? ¿Qué papel tiene? Sobre la cuestión específica del celibato sacerdotal, al igual que sobre muchísimas otras cuestiones, estoy de acuerdo con Benedicto XVI, pero la presencia de un papa emérito la considero una desgracia para la Iglesia. Da pie a diferencias, equívocos, contraposiciones».

El texto de Benedicto XVI se ha convertido en una obra polémica. De las cartas enviadas por el cardenal Sarah resulta que Ratzinger tenía conocimiento de la forma en que sería publicado. Y sin embargo el secretario del papa emérito ha pedido retirar su firma de la publicación. ¿Acaso está en curso una tentativa de hacer aparecer a Ratzinger como senil?

«Me parece evidente que el cardenal Sarah se ha comportado correctamente. Por otra parte, ¿qué interés habría tenido en engañar de alguna manera al papa emérito? La retirada de la firma ha sido evidentemente planificada con fuertes presiones procedentes de Santa Marta (nota de redacción: la residencia de Bergoglio). El intento por parte del bando progresista es claro: demostrar que el papa emérito es manipulable y desacreditar a Sarah en cuanto cardenal papable. Diría que la operación, sin embargo, ha triunfado».

¿El caso está de verdad cerrado, como ha dicho Bergoglio en Repubblica, o entre Francisco y Benedicto XVI hay una fractura insanable?

«El caso no está cerrado y no puede estar cerrado. Creo que el discurso en general es salir del caso específico para valorar la presencia conjunta de dos papas que se ha demostrado ingestionable. Fuera se presentarán siempre dos papas en amor y compañía pero no es así, porque son dos perfiles completamente distintos y por tanto estaremos siempre expuestos a una divergencia insanable. Sin entrar en la aberración, para un papa, de tener como portavoz a Scalfari».

En breve se inaugurará el camino sinodal de la Iglesia alemana, en el cual se discutirá del celibato sacerdotal, del diaconado femenino, de la comunión para los divorciados; 500 años después de Lutero, ¿llegan de Alemania nuevos deseos de cisma?

«Alemania está jugando un papel central en el proceso de autodisolución de la Iglesia católica. Sin embargo el aniversario de la reforma luterana ha sido usado en esta óptica como abrazo mortal con el protestantesimo. Como en el caso de otras palabras-talismán, como diálogo y discernimiento, la palabra ecumenismo hoy es utilizada para poner a la Iglesia católica en liquidación».

Ud. comenzó a manifestar perplejidad sobre el magisterio de Bergoglio después de la encíclica Amoris laetitia. Después hizo una elección valiente: publicar la memoria del ex-nuncio Carlo Maria Viganò sobre los escándalos sexuales y de pedofilia en la Iglesia. ¿Cuáles han sido las consecuencias por haber osado, como vaticanista, cantar a contracorriente respecto al coro que incensaba a Bergoglio?

«He vivido un trabajo interior, en el plano humano y profesional. Pero la elección de dar crédito a monseñor Viganò y de publicar su informe ha terminado por darme mucha serenidad. Me he sentido parte del lado justo. Y aunque ya no desarrolle el papel de vaticanista de la Rai, estoy contento de haber dado ese paso. He ganado en libertad».

En otro libro suyo, Cómo terminó la Iglesia, Ud. habla del fin de la Iglesia llevada hacia adelante por una serie de papas todos de nombre Francisco. ¿Otra profecía?

«Tengo la clara impresión de que una parte de la Iglesia, incluidos sus líderes, trabaja para lograr el fin del cristianismo, o por lo menos para llegar a un cristianismo diluido, reducido a mero sentimentalismo. Bajo la égida de la “elección pastoral” se está destruyendo la doctrina, y es claro que sin doctrina no puede haber pastoral alguna. Estamos frente a líderes de la Iglesia que trabajan para que la Iglesia sea puesta en liquidación y transformada en algo distinto, quizás una delegación del mundialismo».

En general, ¿cuál es la mayor crítica que cabe hacer a Bergoglio?

«En dos palabras, pienso que Francisco ha introducido el relativismo en el magisterio, con la moral del caso por caso, que es el enemigo mortal del pensamiento católico, y la idea de que todas las religiones al final valen igual. Además lo ha hecho utilizando la ambigüedad, lo que hace al ataque aún más insidioso».

Entrevista a cargo de Gianluca Veneziani

la autodisolución de la Iglesia-MarchandoREligion.es

Les recordamos que en nuestra página pueden leer todos los artículos de Aldo María en los que nos habla tanto de la autodisolución de la Iglesia como de todos los temas de actualidad que tanto nos interesan. Nuestro artículo recomendado:


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor
Aldo Maria Valli

Aldo Maria Valli

Vaticanista. Entre sus libros más destacados están: Claustrofobia, Sradicati, el caso Vigano, 266. Jorge María Bergoglio, Benedicto XVI el pontificado interrumpido. Pueden leer sus artículos y leer toda la información sobre su obra literaria en italiano en su página web https://www.aldomariavalli.it/