Las cruzadas. Destruyendo mitos

Como bien dice Manuel en su artículo, en internet hay mucha información, pero esta, no siempre es fiable. En este artículo descubrirán todo lo referente a las cruzadas. Les invitamos a leerlos, a formarse y a difundirlo

Las cruzadas. Destruyendo mitos, Manuel Cuevas

¿Realmente sabemos sobre ellas?

En esta era del internet y medios de comunicación al alcance de cualquier persona, un teléfono celular, una tableta o computadora nos da acceso a millones de datos de información, sin importar raza, sexo, edad, estado social, preparación académica, hace que las redes sociales vengan a revolucionarlo todo y es cuando vemos que muchas de las leyendas negras sin sustento se afianzan en la imaginación popular dando por hecho cosas que muchas veces no son ciertas.

Muchas personas no se preocupan por investigar la veracidad de una noticia o dato y dan por hecho cosas que son mitos o fantasías, por no decir que en muchas ocasiones son burdas y vulgares mentiras.

Durante la Edad Media, las Cruzadas constituyeron una serie extraordinaria de actos de fe que dominaron los escenarios europeos durante tres siglos, resultantes de diversos impulsos que no necesariamente respondían a un mismo propósito: En su declaración de principios se decía que tenían por objeto rescatar la posesión de las regiones donde nació el Cristianismo.

Historiadores alemanes como Wilken, Von Sybel, Röricht o Hagenmeyer y los franceses Michaud o Riant consideraron el fenómeno de las Cruzadas como una manifestación de la profunda religiosidad de la gente en la Edad Media, para ellos fue un movimiento sincero de los Cristianos occidentales encaminado a liberar la ciudad de Jerusalén y otros Santos Lugares de la ocupación musulmana, la historiografía moderna cree que fue mucho más complejo como menciona el historiador Gibbson quien pone de relieve que los factores económicos y sociales fueron también impulsores de las cruzadas, la situación económica de las clases populares, los intereses comerciales de las ciudades estado.

No menos importante fue el papel desempeñado por la Iglesia y los Papas verdaderos patrocinadores de las cruzadas por razones religiosas, que elevaron su prestigio político frente a los monarcas europeos. No obstante las Cruzadas no pueden considerarse como simples “guerras de religión” ya que no buscaban ni la conversión forzada ni la eliminación de los infieles como si lo hacía y sigue haciendo el Islam.

Es necesario aclarar lo que sí se puede comprobar y afirmar sobre las Cruzadas y lo que es un mito o mentira en torno a estas, por eso pondré primero algunos puntos para tratar de aclarar a quien desconoce lo elemental del tema, y luego los mitos en torno a las cruzadas que más frecuentemente se escuchan, hay muchísima información con bibliografía imparcial y seria que vale la pena conocer para quien quiera profundizar en ello.

1.- ¿Qué fueron las cruzadas?

Las Cruzadas fueron campañas militares, de carácter religioso, que tenían la finalidad de reconquistar Tierra Santa. Lugares donde vivió, predicó, padeció, murió y resucitó Nuestro Señor Jesucristo. Eran el principal objetivo de las peregrinaciones cristianas. En el siglo VII los musulmanes árabes conquistan Palestina, en el siglo XI, los turcos, convertidos a la religión musulmana, quedan como dueños, e hicieron difíciles y peligrosas las peregrinaciones cristianas. La respuesta del papa Gregorio VII al grito de auxilio del emperador romano de Oriente, Miguel VII, para rescatar los santos lugares, es el origen de las Cruzadas, pero fue El emperador Alejo I quien pide ayuda al Papa Urbano II y este convoca oficialmente la 1er cruzada.

2.- ¿Qué período abarcan las cruzdas?

Inician en el siglo XI en 1095 y terminan en el siglo XIII en 1270.

3.- ¿Cuántas cruzadas hubo?

Se consideran por la mayoría de los historiadores como 8 las cruzadas o expediciones militares, aunque algunos historiadores mencionan 9, la única Cruzada que se puede considerar exitosa pues cumplió con la liberación de Jerusalén de manos de los musulmanes fue la primera, pondremos a manera de lista datos de ellas.

1ª Cruzada (1096-1099) Se decide en el Concilio de Clermont por el Papa Urbano II, se consideran dos grupos, la popular que fue guiada por “Pedro el Ermitaño” que acabo en un fracaso y exterminio de los mismos y la de los nobles, con Godofredo de Bouillón al frente, más organizada y que tuvo éxito al derrotar a los musulmanes y recuperar la ciudad Santa de Jerusalén.

2ª Cruzada (1147-1149), predicada por San Bernardo de Clairveaux,dirigida por el emperador Conrado III y el rey de Francia Luis VII, sitio Damasco sin éxito y volvió a Europa sin conseguir más.

3ª Cruzada (1189-1192) predicada por el arzobispo Guillermo de Tiro, conducida por el emperador Federico Barbarroja , el rey de Inglaterra Ricardo Corazón de León y el rey de Francia Felipe Augusto, pretendió liberar Jerusalén, del dominio de Saladino que la había conquistado, solo recuperaron San Juan de Acre y una tregua con Saladino para permitir a los Cristianos peregrinar a los Santos Lugares.

4ª Cruzada (1202-1204) Dirigida por Balduino, Conde de Flandes, fueron desviados de su intención inicial por los contendientes al trono del imperio Bizantino.

La llamada “Cruzada de los Niños” o Cruzada infantil es el nombre dado a un conjunto de hechos históricos mezclados con relatos fantasiosos que ocurrieron en el año 1212. Esta combinación dio lugar a varios informes con varios elementos en común: un hombre llevando a un gran grupo de niños y jóvenes menores a marchar al sur de Italia con el objetivo de liberar Tierra Santa (Jerusalén) y que desemboco en la muerte de los niños o su venta para ser esclavizados (fueron vendido como esclavos cuando llegaron a Alejandría).No tiene mayores sustentos históricos comprobables como las otras Cruzadas.

5ª Cruzada (1217-1219) fueron conducidos por Juan de Brienne, rey nominal de Jerusalén, terminó en Egipto sin lograr ningún objetivo de importancia.

6ª Cruzada (1228-1229) Fue conducida por el emperador Federico II, que había sido excomulgado, solo consiguió un pacto con el Sultán de Egipto en el que le daban posesión de Jerusalén por diez años.

7ª Cruzada (1248-1254) Dirigida por San Luis, rey de Francia, quien fue derrotado y capturado en Damietta Egipto y tuvieron que pagar un cuantioso rescate para su liberación, San Francisco de Asís participó como misionero en esta cruzada llegándose a entrevistar con el Sultán de Egipto, pero no logró la paz que buscaba entre cristianos y musulmanes.

8ª Cruzada (1270) dirigida nuevamente por San Luis, rey de Francia se dirigió a Túnez en el norte de África y la sitió, murió víctima de la peste que diezmó a los cruzados, fue la última expedición considerada como Cruzada de facto.

9ª Cruzada (1271-1272) Dirigida por el Príncipe Eduardo de Inglaterra para navegar hacia Acre en lo que se conoce como la novena cruzada. La Novena Cruzada fracasó en gran parte porque el espíritu de las cruzadas estaba ya casi extinto y por el creciente poder del sultán Baibars y de los Mamelucos en Egipto. También anunciaba el inminente colapso de los últimos reinos o baluartes cruzados a lo largo de la costa mediterránea.

4.- ¿De dónde proviene el nombre de cruzada?

Como puede verse con claridad, la palabra cruzada viene de «cruz». Es el signo de los cristianos y la referencia que hizo Urbano II a la empresa que iba a dar comienzo en 1095, para quien acudió a este llamado a defender los Santos lugares concedió indulgencia plenaria de los pecados y garantía de vida eterna a cuantos se alistaran bajo el estandarte de la Cruz .El propio Papa entrega a un legado o representante suyo un estandarte para que lo lleve en el combate, llamado vexillum crucis o vexillum sancti Petri, estandarte de la cruz o de San Pedro.

Las palabras del Evangelio, citadas por el Papa: «El que no toma su cruz y me sigue no es digno de mí», se convirtió en un símbolo para los cristianos. Dos bandas de tela roja cruzadas en el hombro derecho se convirtieron en el signo que identificó a los caballeros. De aquí su nombre: cruzados.

5.- ¿Cuál era el grito de los cruzdos?

Urbano II, durante un concilio celebrado en la ciudad de Clermont en 1095, exhortó con ardientes palabras la liberación de Tierra Santa, principalmente Jerusalén. El entusiasmo fue enorme y el gentío gritó: «DEUS VULT!» (¡Dios lo quiere!). Entonces se unieron números cristianos dispuestos a rescatar Tierra Santa de manos de los infieles. «Estas palabras, dijo Urbano II, tan unánimes, como inspiradas por Dios, serán vuestro grito de guerra y vuestra consigna en la batalla.» El espíritu de las cruzadas había nacido.

6.- ¿Quién fue el Papa Urbano II?

Es recordado como el Papa que inició las cruzadas, hizo un llamamiento a los reyes, príncipes y soberanos de Europa para liberar el Santo Sepulcro que había caído en manos de los turcos, convertidos al Islam, pues las peregrinaciones a Tierra Santa se realizaban con gran dificultad. El Papa respondía de esta manera al grito de ayuda que el emperador Alejandro Comneno le había pedido. Urbano II había nacido en Chatilon sur Marne (Francia). Antes de ser proclamado Papa en 1088, vivía como monje benedictino en la abadía de Cluny. Continuó con las reformas eclesiásticas iniciadas por Gregorio VII. Luchó contra la simonía, la compra-venta de cargos eclesiásticos y la investidura de laicos. En cuanto a la relación que estableció con España hemos de hacer constar que animó a los cristianos en la Reconquista. Felicita a Alfonso VI cuando toma la ciudad de Toledo y nombra obispo primado al de la ciudad conquistada, heredera de la sede visigótica. Al rey Alfonso le da el título de «emperador de todas las naciones de España por la gracia de Dios»

7.- ¿Qué influencia tuvo San Bernardo en las cruzadas?

Santo y Doctor de la Iglesia, (Doctor melifluo) Fue uno de los grandes personajes y columna de la Iglesia en tiempos de las Cruzadas. Reformó la Orden del Císter y fundó numerosos monasterios; el primero de ellos fue el de Claraval, del cual fue abad. Aunque su vida la dedicó a la oración y la contemplación, no dudó en salir de sus soledades para predicar las Cruzadas. Era venerado por todos como un gran profeta y predicador. Participó, bajo la petición de los cruzados, en la redacción de las normas de la Orden de los Templarios. No había rey y prelado que no respetara la palabra y la sabiduría de Bernardo en aquella sociedad agitada por un espíritu encendido en defensa del cristianismo.

8.- ¿Qué eran las órdenes militares?

Las Órdenes Militares son el resultado de una espiritualidad ascética y monacal unida a la lucha armada contra los enemigos de la religión cristiana. Son monjes y soldados que buscan rescatar Tierra Santa. Estos caballeros profesaban las normas y reglas de todo monje y además se dedicaban con una total entrega a la guerra contra los infieles. Los monjes guerreros nacieron para las Cruzadas. No sólo luchaban contra los enemigos, sino que también se preocuparon de proteger a los peregrinos, darles cobijo y asistirles cuando caían enfermos.

Las más famosas Órdenes religiosas militares fueron la de los Caballeros Templarios, la de los Hospitalarios, la Orden teutónica, aunque hubo más como las Ordenes de Malta, Calatrava, Santiago por mencionar las de mayor relevancia.

9.- ¿Cuáles son los frutos de las cruzadas?

Si tenemos en cuenta el objetivo de las Cruzadas, es decir, la liberación de Tierra Santa y el Santo Sepulcro, hemos de decir que fueron un fracaso, pues al finalizar estas campañas religioso-militares los cristianos no poseyeron ningún lugar en Palestina. Sin embargo, no todo fue negativo. De no haberse llevado tales empresas los musulmanes hubieran seguido avanzando hacia Europa y posiblemente hubieran terminado dominando todo el Mediterráneo. Por otra parte, en la península Ibérica se continuó la Reconquista. De no haber sido así, hoy muy probablemente toda Europa sería de confesión musulmana. Comercialmente los países europeos abrieron nuevas rutas y mercados en Oriente, lo que reactivó la economía y la industria. De esta dinámica mercantil nació la burguesía y con la adquisición de derechos, antes en manos de nobles y clero, se fue transformando la sociedad feudal que dio paso hacia estados más modernos. Culturalmente fue una época muy rica. Prosperaron las ciencias, el conocimiento de la geografía, la náutica, las matemáticas, la medicina, la literatura, el descubrimiento de pueblos y culturas distintas, la filosofía, etc. El contacto con bizantinos, sabios musulmanes y judíos, avivó el conocimiento de los clásicos griegos y se comenzaron a utilizar los números árabes. Desde el punto de vista religioso y espiritual, los cristianos vivieron con intensidad la penitencia y la fe. Se dispusieron a morir en nombre de Cristo. La devoción por la pasión, la cruz y el calvario se convirtieron en devociones populares hasta llegar a la práctica del vía crucis. Florecieron los hospitales y las obras de misericordia. Es la era dorada de las Órdenes Militares y el espíritu caballeresco y cristiano.

10.- ¿Quiénes son los musulmanes?

Es una palabra que en árabe quiere decir «el creyente». Se refiere a los fieles que siguen la religión Islámica, cuyo Dios es “Alá” y el fundador fue Mahoma su profeta (570-632 d. C.) que desde la ciudad de La Meca comenzará una gran expansión a partir del año 622 por todo el Medio Oriente y norte de África, llegando a conquistar la península Ibérica en el siglo VIII, y sometiendo, de esta manera, a los cristianos visigodos que vivían en aquellas tierras y amenazando a toda la Europa cristiana. La Kaaba es el centro del culto islámico. Se encuentra en La Meca y es el lugar al que todo musulmán está obligado a peregrinar al menos una vez en la vida. La Oración es uno de los preceptos que todo musulmán ha de realizar a lo largo del día. La oración se hace de cara a La Meca y comienza con las palabras: «Allah Akbar» (Alá es grande).

Los sucesores de Mahoma fueron los califas y de ahí derivan varias divisiones Sunies, Chiitas, Abasidas, fatimíes,almohadaraves, y otros grupos, algunos más radicales como los turcos selyúcidas fueron quienes orquestaron las agresiones a los cristianos desde el 1033 d.C.

11.- ¿Qué es el Corán?

Es el libro sagrado de los musulmanes. En él encontramos la doctrina, normas y valores que el profeta Mahoma enseñó a sus seguidores y que han de dirigir la vida de los fieles del Islam. El Corán está divido en 114 capítulos y cada uno de los capítulos en diversos versos llamados suras. La palabra Corán proviene del árabe y significa «recitación». La profesión de fe que recita e identifica al musulmán es el «Bismala»: No hay otro Dios fuera de Alá y Mahoma es su profeta. Los minaretes son las torres de las mezquitas desde donde el muecín llama a la oración. El Corán, que Mahoma tardó 23 años en componer, al mismo tiempo que predicaba una moral pura, se dirigían a lo más violento que hay en el corazón humano, y prometía el imperio del mundo a los míseros habitantes del desierto.

12.- ¿Quién fue Saladino?

Nace en 1138 en la ciudad de Takrit, Iraq. Era de origen kurdo. Conquistó Siria, Egipto y posteriormente pasó a Palestina, tomando Jerusalén, entonces en manos cristianas. Todas estas hazañas bélicas le han hecho pasar a la historia como uno de los combatientes más aguerridos de aquellos tiempos. Otro de sus méritos fue unificar los diferentes estados islámicos de oriente. La conquista de Jerusalén desató la tercera cruzada, capitaneada por Ricardo Corazón de León. Saladino supo hacer frente al ataque de las tropas cristianas y Ricardo no pudo conquistarla, pero llegó a un acuerdo que aseguraba el derecho de los cristianos a pasar a la ciudad santa de Jerusalén y venerar el Santo Sepulcro.

13.- Tierra Santa

El motivo principal de las cruzadas fue la liberación de Tierra Santa de manos de los musulmanes. Los musulmanes conquistaron Jerusalén en el siglo VII, hasta entonces los cristianos peregrinaban hacia aquellos lugares santos sin grandes dificultades. El patriarcado de Jerusalén garantizaba la permanencia en aquellas tierras, pero con la conquista de la misma por los musulmanes, no sólo disminuyó el poder de los cristianos en Palestina, sino que también se comenzaron a encontrar problemas para acceder a los lugares Sagrados por los cristianos, como Belén, lugar del nacimiento de Jesús, la ribera del lago de Galilea, Caná, Samaria, ciudades donde predicó el Evangelio, realizó milagros, y Jerusalén, lugar donde murió y resucitó. Precisamente esta ciudad y concretamente el Santo Sepulcro se convirtió en el centro más relevante de la peregrinación cristiana y su liberación fue el objetivo principal de las Cruzadas. Hoy sigue siendo Tierra Santa un lugar de peregrinación para todo cristiano, pero Jerusalén adquirió una relevancia superior si pensamos que no es ciudad sagrada sólo para los cristianos, lo es también para judíos y musulmanes. Es la ciudad Santa por excelencia y símbolo de la paz para las tres grandes religiones monoteístas.

¿Cuáles son los mitos más comunes respecto de las cruzadas?

Mito 1

Las cruzadas fueron un genocidio contra los musulmanes por parte de los cristianos”.

Realidad: Fue un conflicto en el que murieron de ambas partes, pero no puede considerarse genocidio, pues no se tiene las características de este, recordando que los musulmanes conquistaron primero Jerusalén que pertenecía al Imperio Bizantino(cristiano) y durante 4 siglos tuvieron el control , poder de vida y muerte sobre los habitantes de esa región.

Mito 2

Las Cruzadas fueron una agresión del mundo occidental contra la cultura musulmana”

Realidad: Las Cruzadas fueron guerras defensivas, una respuesta a la agresión musulmana iniciada 4 siglos antes y quienes siempre mantuvieron la “Jihad” o guerra santa como parte de su fe, conversión o muerte en muchos casos contra los pobladores autóctonos.

Esta idea tiene mucho que ver con películas de Hollywood sin el mínimo rigor histórico.

Mito 3

“Las Cruzadas fueron una invasión de territorios musulmanes”.

Realidad: En los 400 años anteriores a la primer Cruzada, los musulmanes atacaron y sometieron Palestina, Siria, Egipto, todo el norte de África y España (áreas cristianas por excelencia). Dos tercios del mundo cristiano estaban bajo la espada musulmana, la invasión inicialmente fue de los musulmanes no al revés.

Mito 4

El motivo de las Cruzadas fue la ambición de la Iglesia Católica por expandir su poder

Realidad: Durante el siglo XI, los musulmanes conquistaron prácticamente toda Asia Menor (Turquía moderna). El emperador de Constantinopla (ortodoxo), último bastión cristiano en la zona, pidió ayuda a los cristianos del oeste europeo (católicos) para defender su territorio. Ese fue el origen de la primer Cruzada.

Mito 5

El objetivo de las Cruzadas fue conquistar territorios.”

Realidad: El papa Urbano II propuso dos objetivos específicos a los cruzados: 1) Rescatar a los cristianos del este, y 2) Liberar Jerusalén y otros lugares santificados por la vida de Cristo.

Mito 6

Los cruzados eran caballeros sin tierra ni recursos que aprovecharon la oportunidad para saquear otros pueblos y hacerse rico”.

Realidad: Este mito ha sido ya pulverizado por la erudición. Los expertos ya están de acuerdo en que los caballeros cristianos fueron en buena medida, hombres ricos dueños de suficiente tierra en Europa. Estos hombres renunciaron a todo esto para cumplir lo que ellos llamaron una “santa misión” muchos de ellos lo perdieron todo.

Mito 7

“La piedad y el cristianismo de los cruzados fue sólo una cortina de humo para esconder sus intenciones de dominación y acumulación de riquezas” .

Realidad: Existen miles de documentos que establecen que muchos cruzados estaban en conocimiento de su condición pecaminosa y emprendieron su misión como un acto de penitencia, caridad y amor por Dios. Por supuesto, no estaban en contra de obtener botín cuando era posible. Unos pocos se enriquecieron. La mayoría retornó sin nada, o murieron en la expedición.

Mito 8

El objetivo central de las Cruzadas fue la conversión del mundo islámico a la religión cristiana.”

Realidad: A los musulmanes que vivieron en los territorios conquistados por las Cruzadas se les permitió conservar sus propiedades, su sustento de vida y su religión. La conversión forzada fue una práctica exclusiva de los poderes islámicos, no de los cristianos.

Mito 9

La violencia manifestada por los cruzados fue brutal. Varias masacres se llevaron a cabo.”

Realidad: La verdad es que los derramamientos de sangre brutales sucedieron de ambos lados. Los musulmanes fueron, en general, barbáricos en su tratamiento de los cristianos y judíos. Los prisioneros que tomaron los musulmanes en la primer Cruzada fueron ejecutados, con excepción de los que se “convirtieron” al islam. El mismo Saladino, tan ponderado por los libros de historia como un ejemplo de tolerancia, fue un gran carnicero.

Mito 10

Las Cruzadas fueron un fracaso total”.

Realidad: Si bien en las Cruzadas no faltaron fracasos y derrotas, en el panorama más amplio establecieron el tono para tratar con el imperio islámico y evitar su expansión. Fueron en ellas mismas un acto de autopreservación cultural.

Sin ellas, la civilización occidental hubiera sucumbido y la religión cristiana hubiera desaparecido por mano de los musulmanes, de la misma forma que extinguieron el Zoroastrismo en Persia.

Mito 11

La Iglesia tuvo la culpa de las Cruzadas por su afán de conquista”

Realidad: La Iglesia respondió a un llamado de auxilio del emperador Bizantino ante la continua agresión a los reinos cristianos y en defensa de los peregrinos que acudían a Tierra Santa y eran muchas veces perseguidos y asesinados por los musulmanes, cierto que la Iglesia patrocinó y promovió las cruzadas, pero no podemos caer en simplismos si no conocemos más a fondo los sucesos históricos y como veían las personas que fueran saqueados y agredidos los lugares que consideraban santos.

La Iglesia Católica es la única que ha pedido perdón por los excesos, agresiones y ultrajes que hicieran sus miembros durante esta época y a través de la historia, San Juan Pablo II pidió perdón a nombre de la Iglesia, pero el mundo moderno y nuestros enemigos quieren no solamente eso sino recriminar continuamente el actuar de la Iglesia para lograr sus propios fines y poder descalificar lo que no les conviene que se sepa. ¿Cuándo oiremos una disculpa pública e histórica de musulmanes por haber invadido, asesinado, esclavizado y sojuzgado a pueblos cristianos durante siglos? Me parece que nunca lo harán, ningún jeque, imán o dirigente musulmán considera siquiera que ellos han sido los agresores.

Como nota final, un dato muy importante para conservar las cosas en su perspectiva correcta: Las Cruzadas comenzaron en 1096, la Jihad musulmana comenzó en el 624,osea 472 años antes. A pesar de las cruzadas, hacia los siglos 14, 15 y 16, los gobiernos musulmanes continuaban creciendo en poderío. Los turcos otomanos continuaron avanzando hacia el oeste llegando hasta las puertas de Viena. La Reforma Protestante trajo a colación su lado negativo. Para muchos protestantes, la idea de persistir en el espíritu de las cruzadas se transformó en algo impensable y anti bíblico. Esto dejó la responsabilidad de la lucha contra los voraces musulmanes en los hombros de la Iglesia Católica. En 1571, la llamada Santa Liga derrotó a la flota otomana en Lepanto, marcando el comienzo de la neutralización del peligro del islam, según un escritor árabe en su libro “Las cruzadas vistas por los árabes” Amin Maaluf en 1984 dice: “Parece claro que el Oriente Árabe sigue viendo en Occidente a su enemigo natural, contra ese enemigo, cualquier acción hostil-ya sea política, militar, terrorista o basada en el petróleo-no se considera más que una legítima venganza”. Los musulmanes han aprovechado hábilmente ese desconocimiento de la historia y esa sensación de deuda de algunos occidentales ante los pobres “musulmanes “ permitiendo una inmigración masiva a Europa que cambiará tarde o temprano la situación geopolítica de la zona, ya no hay una sola nación que sea Cristiana, tendrán algunas impronta católica(Polonia, Hungría, no así España que se ha perdido entre musulmanes y comunistas), pero como estado no hay uniformidad ante el embate de las nuevas invasiones musulmanas a Europa, el tiempo de las Cruzadas se ha ido para siempre.

Manuel Cuevas

Fuente Bibliográfica:

1.-“L´Orient des Croisades”, Las Cruzadas, George Tate, Ediciones B. S.A., grupo Zeta, 1999.

2.-“Las Cruzadas,peregrinaje armado y guerra santa” Geoffrey Hindley, Byblos, grupo Z, ed. B.S.A. 2005.

3.-“Los Cristianos en la Historia” Miguel Angel Torres, Bibliotéca Digital Hispánica.

4.- “Histoire des croisades” (Historia de las Cruzadas) Mr. Joseph Francois Michaud y Jean Joseph Francois Poujoulat ; traducción de J.F. Sáenz de Urraca ,1808-1880- Fecha 1858 Datos de edición Madrid Librería de San Martín ; Barcelona en el Plus Ultra Imp. De Luis Tasso.

5.- “Las cruzadas vistas por los árabes” Amin Maaluf , 1984.

6.-Enciclopediia Autodidactica Quillet,tomo IV,Ed. Grolier pags 410-413.

7.- Diccionario Enciclopédico Quillet, tomo III,Ed. Grolier, pag 117.

8.-Las Cruzadas. Una defensa, Pablo Santomauro.

9.-Historia Hierosolymitana : Fulquerio de Chartres 1095-1127 (Ed Heinrich Hagenmeyer, Heidelberg 1913).

Les invitamos a conocer a nuestras firmas en Marchando Religión

Les recomendamos el siguiente vídeo en el canal del Padre Javier Olivera Ravassi https://www.youtube.com/watch?v=AECxNFA3mTE

Nuestro artículo recomendado:


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor
Manuel Cuevas-Miles Christi

Manuel Cuevas-Miles Christi

Católico,mexicano, felizmente casado y con tres hijos, Médico Ortopedista de profesión, vive y trabaja cerca de la Basílica de Guadalupe en la Ciudad de México. Colabora con algunos foros de formación y de apologética católica en redes sociales. Preocupado por su salvación y la de sus hermanos, fiel a Dios y al Magisterio infalible de la Iglesia Católica.