Ideología para el nuevo milenio: el cambio climático

La cumbre por el cambio climático, Greta, los Obispos ecológicos, esta es la combinación perfecta para la ideología para el nuevo milenio, ¿Estamos obligados los Católicos a “comulgar con esto?

“Ideología para el nuevo milenio: el cambio climático”, Cecilia González

El pasado viernes 13 de diciembre (vaya manera de atinarle) culminó la cumbre ONU por el cambio climático (COP 25). 27 mil delegados que durante 2 semanas discutieron como bajar las emisiones de CO2. Ironía triplicada, pues muchos llegaron en avión y Greta nos decepcionó al no tomar un burrito como transporte desde el puerto al que llegó hasta Madrid. Por ahí dicen que en el automóvil electrónico había empaques plásticos de alimentos. Pero eso no debería sorprendernos.

La manera más “consciente” para evitar que países como los nuestros (Hispanoamérica) se desarrollen, es bajo el paradigma de que este planeta se está derritiendo y que debemos entrar en pánico. Esto debería generar tal temor en las nuevas generaciones que no haya ni ánimo o intención de casarse, estar abiertos a la vida y el peor horror para los progresistas: tener más de 1 hijo.

La COP 25 inició bajo la sombra de su reorganización apresurada, luego que Chile enviara un mensaje claro de que sus “luchadores” sociales no tenían el más mínimo interés que tal reunión se desarrolle en su país. Cabe enfatizar una vez más la falta de coherencia de esta masa globalizada. En Santiago se realizó la “huelga” por cambio climático el 20 de septiembre. La “lucha social” no cesa de generar contaminación con incendios en más de 5 ciudades, además de los saqueos y constante destrucción que sigue en curso. Y ni empecemos con el tema de desempleo que ha generado su “justo” reclamo.

¿Qué “logros” sucedieron en esta COP rumbo al nuevo orden mundial?

  • Los grandes contaminadores (China, India entre ellos) siguen sin comprometerse con el mecanismo del mercado de carbono. Una especie de “sana sana” para que usted siga contaminando y expiando el horrendo crimen a través de la compra de bonos que supuestamente deberían beneficiar a países “menos” contaminadores (subdesarrollados).
  • La niña “mártir” logró anotarse unos puntos extras con la publicidad para ser nombrada “personaje del año” por la ambigua Times. Jocosamente la revista Science la cataloga entre los 10 científicos destacados. En este punto no pude evitar partirme de risa. Llevamos años combatiendo charlatanes sin sustento y llenos de ideología como Vandana Shiva (colega de Greta) y la comunidad científica mete las 4 al catalogar a la jovencita entre los científicos. Así son también los reportes “científicos” del IPCC por si acaso (Panel Internacional sobre el Cambio Climático).
  • Las emisiones de carbono para el 2030 serán un 38 % más altas que las “requeridas” para cumplir el objetivo. La ola de ONG ambientalistas claro, continúa el rechazo rotundo a energías más limpias como la nuclear por la serie de tabúes que no puede despejar de su raíz ideológica.
  • Los últimos informes del IPCC sobre tierras y el segundo sobre océanos y criosfera, simplemente fueron “anotados” y no incluidos como parte del texto final.
  • Alianza de Ambición Climática: Los países dan un nuevo empuje a la ampliación del alcance de sus medidas para 2020 y a la meta de reducir a cero las emisiones netas de CO2 para 2050. 177 empresas se comprometieron a reducir sus emisiones.

Desde el principio, “Chile dejó en claro que se trataba de una “COP ambición”, que refleja la brecha significativa entre las promesas actuales y lo que se necesitaría para cumplir los objetivos de temperatura global” (CarbonBrief.org).

Ambición que no se quedará a contemplar como existe un grupo que no nos vamos a tragar el cuento alarmista y que al contrario, buscamos y luchamos a diario por el Reinado Social de Cristo en esta tierra. Ordenarnos a Jesucristo Rey del Universo es algo que los de la nueva religión pachamamerta-clímatica-eugenésica no desean.

Para rematar, hemos visto y seguiremos contemplando -algunos ya sin asombro- como incluso las autoridades de la Iglesia Católica van rindiéndose de manera acelerada a este mamarracho de nuevo culto globalista, lleno de sincretismo y blasfemia.

El nuevo culto mundial busca la salvación de una casa transitoria (este planeta) y la de los seres humanos que hinquen rodilla ante la nueva ideología. Los que no nos tragamos el cuento somos tachados de “fanáticos”, ignorantes, oscurantistas y hasta “herejes” por no estar sometidos a la manipulación relativista. Hoy el pecado ya no es como nos lo enseña la Santa Iglesia, hoy los “pecados” son de grado ecológico (alto uso de plásticos y no reciclar o rehusar, o negar el calentamiento global) o de grado nihilista, donde ser “hetero”, amante de la familia y estar en armonía entre hombres y mujeres parece una blasfemia a la ideología de género.

Sin duda el reto que tenemos como Cristianos Católicos para enfrentar la nueva década que iniciamos en breve, es una gran responsabilidad. A tiempo de dar gracias a Dios por este espacio que abre Marchando Religión y a ustedes estimados lectores, deseo cerrar con las palabras del santo mártir Anacleto González:

“Hoy lo proclamamos Rey, lo reconocemos como Rey; pero necesitamos jurarle que dejaremos nuestra vieja actitud de momias de sacristía y de enterrados vivos en nuestros hogares y que a partir de este día glorioso haremos que todas las fuerzas católicas desemboquen en la vía pública para que Cristo reine en la prensa, en el libro, en la escuela, en las organizaciones, en las instituciones, en una palabra: en la mitad del corazón del pueblo y en la mitad de todas las corrientes de nuestra vida pública y social”.

Cecilia González

Esperamos que hayan quitado sus conclusiones sobre la ideología para el nuevo milenio y si debemos seguirla o más bien, hacernos mentes pensantes. Mientras tanto, les recomendamos este artículo:


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor
Cecilia Gonzalez

Cecilia Gonzalez

Cecilia González Paredes. Biotecnóloga ambiental, boliviana que viaja cada que pueda a donde haya Santa Misa, ya que no cuenta con ella en su país. Madrina de 7 niños y jóvenes, viviendo felizmente en castidad y celibato. Trabaja en divulgación de la ciencia, capacitación a productores y combatiendo mitos y mentiras que la gente sin educación científica divulga.