¿Los católicos españoles son rojos?

En España y tras las segundas elecciones al gobierno, el partido socialista se ha alzado con la mayoría de votos y unido al partido comunista gobernarán durante cuatro años, ¿Quiere decir esto que los católicos españoles son rojos?

¿Los católicos españoles son rojos?“, Sonia Vázquez

Comunismo: mortal enfermedad que se infiltra por las articulaciones más íntimas de la sociedad humana, poniéndola en peligro de muerte” (Leon XIII-Quod Apostolici numeris)

¿Recuerdan aquella canción de “no te importen las razas ni el color de la piel, ama a todos como hermanos y haz el bien”? Un top ten de la época conciliar con una letra muy certera, pero el título de mi artículo no hace referencia al color de la piel, sino del interior. El cuerpo no puede ser rojo pero la mente sí. No es un término peyorativo, se utilizó en su día principalmente por la prensa, para nombrar a los comunistas, anarquistas y socialistas.

En España y tras las segundas elecciones, hemos comprobado nuevamente que la mayoría de los españoles respaldan al partido socialista, pese a su gran caída en número de simpatizantes. El sr. Sánchez, consciente de su pérdida de peso (en cuanto a votos), ha decidido no hacer una tercera votación y unirse al partido que hace dos días le quitaba el sueño, “unidas podemos” y que ahora le debe dar más calma que tomarse una valeriana, así que han cerrado un acuerdo para gobernar España durante cuatro años si nada lo impide. Es posible que ellos duerman tranquilos, ¿Y nosotros los católicos? ¿Y el clero, principalmente?

El partido socialista ha obtenido 123 escaños, esto quiere decir que le han votado 6.752.983 personas de las cuales no sabemos cuántos se consideran “católicos” pero lo que es seguro es que en ese grupo los hay, yo conozco a unos cuantos y seguros que Vds. también. Como ejemplo de lo que acabo de decir, cito un artículo en el que Paco Pepe de la Cigoña habla de un cabeza de lista del Bloque Nacionalista Galego que es, tomen nota y siéntense: cura, casado, delegado episcopal de pastoral rural y por supuesto, comunista, para eso representa al BNG, sino iría con las hermanitas de los desamparados: https://infovaticana.com/blogs/cigona/las-tragaderas-del-obispo-de-mondonedo-ferrol/

Estos casos son reales y gracias a la prensa salen a la luz. Hace un par de años recuerdo un Sacerdote hablándonos en la homilía de los podemitas y de lo bien que gobernarían España, no sé si seguirá pensando lo mismo este cura, dado que una de las cosas que peligran en este momento, es su plaza de profesor de religión, oh, qué lástima.

Mi opinión, y puedo estar equivocada, es que hay mucha ignorancia, hay católicos que a la salida de Misa el domingo dicen “sí, sí, yo soy socialista, no estoy de acuerdo en todo, pero sí en muchas cosas”. Pues sepan Vds. que en lo que no estén de acuerdo también lo aceptan con el programa político en cuestión. Es decir, el presidente del gobierno va a aprobar la eutanasia, independientemente de que Vd. sólo esté de acuerdo con ella cuando sea para el vecino, sepa que si su familia la decide para Vd. tendrá que tragarla también, como la píldora sin azúcar de Mary Poppins.

Una amiga muy pía que le vota al Partido de la Conferencia Episcopal Española, me decía que dicho partido está en contra del aborto y yo le pregunto a ella y a cualquiera que respalde al partido del Sr. Casado, si Vds. están en contra ¿Por qué en su programa político no figura que intentarán (por lo menos intentar) quitar el aborto? Ah, claro, es que así se contenta a unos y a otros diciendo que están en contra pero no proponiendo quitarlo. Que listos son nuestros políticos, así les va de bien y viven a cuerpo de rey a costa de todos nosotros. No nos enteramos…

A raíz del artículo del Dr. Mario Guzmán Sescosse en nuestra página, titulado “socialismo“, algunas personas nos preguntaban si era incompatible ser católico y socialista. En el artículo de Mario se explica con claridad meridiana y un católico debe de estar informado, así que les animo a leerlo y a informarse y formarse, ambas cosas.

El partido socialista, entre otras cosas aberrantes para un católico, está a favor del aborto, del cambio de sexo y de la eutanasia, la cual en España será aprobada tras el acuerdo llegado entre “PSOE” y el partido “unidas podemos” para gobernar, ¿les parece bien? Si responden positivamente, Vds. viven otra religión, han apostatado.

¿Sabemos lo qué es el aborto y la eutanasia?

La respuesta es muy simple pero contundente, cualquiera de los dos términos significa, matar y por lo tanto va en contra del quinto mandamiento de la Ley de Dios. Le pueden poner el nombre que quieran pero es un crimen y un católico debe saberlo y si apoyan a partidos que lo promueven o que no están en contra de su erradicación, son cooperadores. Católicos cooperadores de asesinatos.

Ahora resulta que hay nuevos pecados como leíamos esta semana, los llamados “ecológicos” que serán añadidos al Catecismo Juan Pablista…oigan, ¿y los mandamientos de siempre, los de las tablitas, están desfasados, obsoletos, desaparecen?

Respondo a la pregunta inicial del título del artículo, ¿Los españoles son rojos? Es evidente que sí, con mirar el resultado electoral no hay lugar a duda, ¿Hay oposición? Si es así, bendito sea Dios, pero esa oposición no viene de partidos católicos porque no los hay, no hay líderes católicos ni en España ni en ningún sitio, por esa razón, nosotros, somos seguidores única y exclusivamente de Cristo Rey y debemos ser fieles a la enseñanza tradicional de la Iglesia.

Aquella Iglesia del Concilio que quería un Cristo obrero, lo que ha conseguido es ser partícipe de lo que tenemos hoy en día, un montón de obreros dispuestos a martillear nuestros Templos. Nuestros Obispos con su cobardía han permitido que se silencie la palabra de Dios. Pueden observar como cualquier Sacerdote que en su predicación hable de que las conductas homosexuales, el amancebamiento, el aborto, los vientres de alquiler son pecado, verá como su Obispo lo reduce a cenizas, sin embargo, aquellos que se manifiestan como parte del proletariado y hacen la Misa en la carretera para protestar y demás, esos serán ensalzados…es una realidad…como decimos en Galicia: é unha realidade.

Los obispos también son rojos y no precisamente porque su casulla vista el color de los mártires. Sus excelencias pronto se han olvidado de que hace dos días eran el objetivo de aquellos que luchaban por aniquilar a los cristianos y es que con la barriga llena y una taza de te con filo de oro, uno se olvida en seguida de que su cabeza tenía precio.

“…En las regiones en que, como en nuestra queridísima España, el azote comunista no ha tenido tiempo todavía para hacer sentir todos los efectos de sus teorías, se ha desencadenado, sin embargo, como para desquitarse, con una violencia más furibunda. No se ha limitado a derribar alguna que otra iglesia, algún que otro convento, sino que, cuando le ha sido posible, ha destruido todas las iglesias, todos los conventos e incluso todo vestigio de la religión cristiana, sin reparar en el valor artístico y científico de los monumentos religiosos. El furor comunista no se ha limitado a matar a obispos y millares de sacerdotes, de religiosos y religiosas, buscando de un modo particular a aquellos y a aquellas que precisamente trabajan con mayor celo con los pobres y los obreros, sino que, además, ha matado a un gran número de seglares de toda clase y condición, asesinados aún hoy día en masa, por el mero hecho de ser cristianos o al menos contrarios al ateísmo comunista. Y esta destrucción tan espantosa es realizada con un odio, una barbarie y una ferocidad que jamás se hubieran creído posibles en nuestro siglo.

Ningún individuo que tenga buen juicio, ningún hombre de Estado consciente de su responsabilidad pública, puede dejar de temblar si piensa que lo que hoy sucede en España tal vez podrá repetirse mañana en otras naciones civilizadas.”

Divini Redemptoris, Pío XI

Resumiendo y acabando, si Vd. ha votado a los socialistas, a los comunistas y afines ocultos en un falso centrismo, sepan que incurren en pecado y son promotores de la destrucción de la Iglesia Católica y por cierto, les pregunto, ¿Echarán Vds. la calderilla en la boeta para sostener a los curas cuando el gobierno cierre el grifo y tengan que sustentarse con lo que aporten sus fieles? Ay, qué pregunta, ¿verdad?

“Se puede afirmar, por tanto, con toda certeza, que la Iglesia, como Cristo, su fundador, pasa a través de los siglos haciendo el bien a todos. No habría ni socialismo ni comunismo si los gobernantes de los pueblos no hubieran despreciado las enseñanzas y las maternales advertencias de la Iglesia”

Divini Redemptoris, Pío XI

Sonia Vázquez

¿Y Vds. qué opinan, los católicos españoles son rojos, azules, amarillos…?

Nuestro artículo recomendado:


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor
Sonia Vázquez

Sonia Vázquez

Soy Católica, agradezco a mis padres su empeño y dedicación en el cuidado de mi alma. Estudié la carrera superior de piano y a la par, la de Informática, en el área de programación. Profesionalmente estuve ligada durante años al sector de las Telecomunicaciones, que me siguen entusiasmando, pero mi pasión es la música a la que, a día de hoy, me dedico profesionalmente y al cien por cien. Trabajo como organista, dirijo varias corales y he impartido conferencias sobre la música Litúrgica. Me he formado en Teología, Música Litúrgica y órgano. Mi meta es Dios, la salvación de mi alma y la de aquellos a los que amo. Estoy felizmente casada, somos una familia en Cristo, en la foto me podéis ver con uno de los miembros de nuestra familia, Pastor. Vivo en Galicia, miña terra nai