¿Tenemos un papa verde o más bien es un politicastro del siglo XXI?

Estos días veíamos en las redes sociales y en distintos medios de comunicación las fotografías del Papa Francisco en un acto que tuvo lugar en el Vaticano, no podemos quedarnos indiferentes.

“¿Tenemos un papa verde o más bien es un politicastro del siglo XXI?”, Sonia Vázquez

Si me pregunta alguien si considero que el papa Francisco es un amante de la ecología yo diría que no, así como por ejemplo recuerdo algunas fotografías de Juan Pablo II subiendo a una montaña y disfrutando del paisaje, en Francisco parece inimaginable esa sensibilidad. No sé por qué pero me lo imagino con el insecticida a todo meter liquidando a todo insecto que se cuele por sus ventanas , más que animándolos a marcharse con una dulce sonrisa. Es una opinión…

Yo diría que más que un papa verde, nos encontramos ante un político populista al cual se le llena la boca hablando del cambio climático y de los gases de las vacas, pero yo les pregunto, ¿Vds. quieren un papa de la Iglesia o quieren un Obama? No necesitamos que el Papa nos diga si tenemos que utilizar papel higiénico o si hay otro material menos contaminante o si al supermercado debemos llevar bolsas de rafia, lo que necesitamos que nos diga es que Dios hizo todo a su imagen y semejanza y que el mundo se está destruyendo por el pecado que reside en el alma del hombre y esto sólo se cura volviendo a la vida de Gracia.

Incendios provocados, maltrato a los animales, vertidos de desechos en los océanos…todo eso se llama pecado mortal y atenta contra la Obra de la Creación y estamos destruyendo todo no porque seamos muchos en el planeta, sino porque los que estamos, vivimos alejados de Dios. El papa se fotografía con la dulce Greta, lo que quiere decir que está de acuerdo en los mensajes que lanzan todas estas ONG que fomentan la imagen de esta niña, pues bien, sonreir a la nena quiere decir que uno está a favor del aborto para no sobrecargar el planeta, así como en contra del mensaje “creced y multiplicaos”. A esto es a lo que hoy en día se le llama ecologismo.

Este viernes día 4 se celebraba la fiesta de San Francisco de Asís en los jardines Vaticanos y en la página web de la santa sede nos anunciaban un acto aparentemente pío, sin embargo, hoy que todos hemos visto las fotografías de lo que allí sucedió, sabemos que fue una fiesta tipo comuna hippy presidida por el papa más verde de la historia, Francisco. No sabemos si come lechuga o si toma Heineken (la cerveza verde), pero desde luego lo que sí deja ver a los cuatro vientos es que su papado es potente como un brécol. ¿Cómo puede permitir que en el mismo vaticano se pongan unos chamanes con taparrabos a adorar allí mismo a su pachamama?

Es normal que estos días la Basílica de San Pedro haya sufrido un desplome.

A la rueda rueda de pan y canela se cogieron de la mano un franciscano melenudo, un indígena pintado para la ocasión y un nutrido grupo de lo que yo llamaría laicos implicados con sus peores pintas progres, así de esta guisa se pusieron a bailar ante el emperador del reino, nuestro Francisco, que se mostraba gozoso. A tal grado de aceptación llegó que, en el vídeo se puede ver, se pone los collares que le regalan, acepta gustoso todos los obsequios y planta un arbolito como los niños del colegio cuando los inician en el amor a la naturaleza. ¿Tierno o deprimente?

Aquí pueden ver las fotografías, nosotros no nos atrevemos ni a reproducirlas: Fotografías de la ceremonia

El papa Francisco es un anciano de 80 años que no deja de sorprender día sí y día también.

¿Vds. que harían si fuera su padre en vez del papa?

Seguramente iríamos con él al médico y veríamos la posibilidad de incapacitarlo y de que el médico le recetara unos tranquilizantes. En el caso del Santo Padre, unos optan simplemente por rezar por él, los flower power nos dicen que es el mejor papa de la historia y otros, sabiamente, además de rezar señalan toda esta aberración que estamos viendo, como ha sido el caso de la cita en Roma este día 5 de Octubre y que nos anunciaba nuestro querido Aldo María Valli . Los católicos debemos unirnos y permanecer firmes en estos momentos de confusión total.

No es un papa es una bomba de gas mortal con patas.

Lo que él proclama no es un amor a la naturaleza, sino un fin para conseguir otros objetivos más oscuros. No necesitamos plantar un arbolito, ni ponernos taparrabos para admirar lo que Dios nos ha dado, ¿Saben cómo se demuestra el amor hacia la Creación? Conduciendo al hombre de la vida pecado al estado de Gracia. Dice el Papa en su encíclica más verde, laudato sii, que “la gente ya no parece creer en un futuro feliz”, pues mire, no es esto, la gente lo que ya no cree es en Dios y esto se acentúa cuando vemos al máximo representante de la Iglesia rodeado de chamanes, ¿Es que no sabe nuestro papa que es pecado adorar a todas esas deidades? 

Todo esto parece una broma, para algunos una película de Disney, el rey león por ejemplo, pero esto es una realidad que nos toca de lleno. La imagen que se está dando actualmente de la Iglesia católica es que todo vale, aceptamos a los protestantes y ponemos a lutero en un sello, diálogo con los pueblos amazónicos, si es necesario nombramos curas “casados”a los ancianos respetables, pero bueno… ¿Qué nos están colando? Mañana en vez de comulgar nos dan una taza con una infusión alucinógena y decimos “amén”.

Lo dejo aquí, simplemente reflexionemos y tomemos cartas en el asunto, cada uno como buenamente pueda, pero no se sienten a esperar de brazos cruzados porque cuando se den cuenta, estarán sentados en el suelo mirando para una talla en piedra de un indígena desnudo con el estandarte en alto. No se rían, esto es lo que ha hecho el Papa. Estamos ante una apostasía idolátrica dirigida por el Romano Pontífice.

Sonia Vázquez

Nuestro artículo recomendado:


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor
Sonia Vázquez

Sonia Vázquez

Soy Católica, agradezco a mis padres su empeño y dedicación en el cuidado de mi alma. Estudié la carrera superior de piano y a la par, la de Informática, en el área de programación. Profesionalmente estuve ligada durante años al sector de las Telecomunicaciones, que me siguen entusiasmando, pero mi pasión es la música a la que, a día de hoy, me dedico profesionalmente y al cien por cien. Trabajo como organista, dirijo varias corales y he impartido conferencias sobre la música Litúrgica. Me he formado en Teología, Música Litúrgica y órgano. Mi meta es Dios, la salvación de mi alma y la de aquellos a los que amo. Estoy felizmente casada, somos una familia en Cristo, en la foto me podéis ver con uno de los miembros de nuestra familia, Pastor. Vivo en Galicia, miña terra nai