Locura, tras toda tempestad siempre llega la calma

Vemos en las redes sociales como muchos que se llaman católicos se dividen sobre que temas nos afectan o nos deben afectar más para dar la talla. No va por ahí la cosa, nos tenemos que doler del desastre general, de todo. Fantástico análisis del mundo de nuestro amigo Diego

“Locura, tras toda tempestad siempre llega la calma”, Diego Fernández Columé

Los hombres aseguran que hemos alcanzado altas cotas de progreso y sin embargo estoy desconcertado. Pasan por mi mente imágenes pavorosas, adornadas con canciones de alabanza.

-Mientras escuchan conciertos en la playa, la inundan de basura que acaba en el mar atrapando tortugas o matando ballenas.

-Mientras arde como un infierno el pulmón de la tierra, siguen pensando en la diversión de mañana, como si pudiésemos vivir sin oxígeno.

-Mientras los poderosos hacen números para vender madera, los indígenas “atrasados”, lloran por la madre tierra que se muere entre llamas.

-Mujeres embarazadas que sufren accidentes o se contagian de bacterias, se lamentan y lloran del terrible dolor por perder un HIJO que esperaban y así informan en las noticias, mientras cientos de miles abortan y dicen que lo que esperaban era una… cosa, ya que de ser un hijo, serían consideradas asesinas.

Los países son gobernados por hombres que deberías ser de HONOR y servir y sin embargo no conozco a ningún dirigente que sirva y en cambio todos son corruptos, venden a sus países a grandes empresas, privatizan servicios de primera necesidad y todos acaban ricos de por vida. Mientras la gente sufre y los países se endeudan por generaciones.

-Se multiplican las violaciones y asesinatos de mujeres, incluso violadas en grupos de hombres. Mientras y a la vez, se enseña en la escuelas no a respetar, el cuerpo, sino a considerarlo cómo a un objeto de placer y se cosifica a las personas, banalizando la sexualidad.

-Se dice promover la salud del cuerpo, mientras se promueve en todas las televisiones toda clase de bebidas insanas, y una alocada carrera de consumismo desmedido y sin sentido.

-Se publicitan logros intelectuales y nivel de estudios en las sociedades, mientras se promueve el individualismo egocéntrico, llevando a las personas a considerar su cuerpo no como algo único y respetable, sino como a un objeto donde colgar otros objetos o pinturas o llenarlo de productos que son venenos.

-Se dice promover derechos humanos y proliferan los delincuentes sin que los afectados por sus fechorías puedan defenderse. Se premia al malo frente al bueno, al ilegal frente al legal, campando a sus anchas los malos, mientras los buenos esperan la llegada de la justicia.

-Mientras los llamados progresistas defienden la libertad de expresión, éstos mismos atacan, agreden, insultan, a quienes se sienten cristianos. Roban imágenes sagradas despreciando el valor que tienen para los creyentes, defecan en las iglesias o se desnudan ante feligreses, o embadurnan la imagen de Cristo con sus excrementos y esos llamados a sí mismos progresistas… callan.

Locura colectiva y sin embargo, el BIEN siempre, siempre triunfa, tras toda tempestad, siempre llega la calma.

Diego F. Columé.

Pues así es, vivimos en una locura, confiemos en que llegue pronto la calma

Les invitamos a conocer a nuestras firmas: Artículos de opinión

Les recordamos que Marchando Religión está en las siguientes redes sociales:

FacebookTwitterYoutube


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor
Firma invitada

Firma invitada

Firma invitada