Jornada mundial de las comunicaciones sociales: Concierto de chachalacas

¿Saben Vds. lo que son las chachalacas? Jorge A. Rangel nos habla de esta especie de ave y de su relación con los medios de comunicación, ¿Intrigados? ¡Lean el artículo y se sorprendenrán!

“Jornada mundial de las comunicaciones sociales: Concierto de chachalacas”, Jorge A. Rangel

Ortalis” es un género de aves galliformes, éstas incluyen a una docena de especies y se localizan desde el norte de América hasta la parte más lejana del cono sur.

En México generalmente se llaman chachalacas y se distinguen por el graznido que emiten, mientras que en parvadas descansan en las ramas de los árboles. El ruido aturde, es ensordecedor, a tal grado que es difícil mantener una conversación cuando están presentes estas aves.

Hay un dicho popular que desde hace mucho dice “hay pájaros en el alambre” cuando hay alguien escuchando una conversación ajena.  Y hoy, podríamos afirmar que tenemos un “concierto de chachalacas” ,me refiero a los modernos medios de comunicación social.

Hasta hace unos años quien se dedicaba a la buena prensa, por ejemplo, podía ver que su labor trascendía en el tiempo y lugar, se esmeraba, lo corregía, porque un libro podía verse aun años después de impreso por quien lo tenía o por otros, lo mismo que el lugar, no se tenía idea a dónde podría llegar ese material, qué tan cerca o qué tan lejos.

La radio, televisión y demás medios informativos requerían licencia para garantizar la preparación suficiente para expresarse en público, la voz de las mujeres y hombres ante un micrófono dejaba ver educación, formación, una personalidad definida, equilibrada, que evitando dar un juicio personal anteponían con un lenguaje descriptivo y muy propio lo que compartían, en verdad era un arte comunicar.

El avance tecnológico en los últimos cuarenta años es admirable, resulta asombroso que en el campo de los medios, ya no hay distancia por cubrir, no hay tiempo que esperar, todo es inmediato, es una verdadera avalancha de mensajes, de imágenes, de sonidos, ya no se depende de papel ni de un aparato, en cada celular tenemos una gran “concierto de chachalacas” que se desgasta por gritar más fuerte.

La identidad y misión de la Iglesia es comunicar, llamar a la conversión, enseñar lo que Jesucristo hizo y dijo, y por el bautismo iniciar una vida nueva, pues sólo Dios colma el corazón del hombre.

La historia es testigo de cómo la Iglesia vio desde su inicio cada iniciativa humana para comunicarse (prensa, radio, televisión, cine, etc.),y las empleo para llegar a todos los hombres.

Recientemente desde hace 53 años se creó la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, cada año en la festividad de San Francisco de Sales se da a conocer el mensaje que el Santo Padre eligió, posteriormente lo desarrolla a manera de reflexión y se celebra el día de la Ascensión del Señor.

El lema para 2019 es “Somos miembros unos de otros” (Ef 4,25). De las comunidades en las redes sociales a la comunidad humana”.

Después de la Jornada de Comunicación existen comunicadores que sienten un llamado urgente a comunicar para libertar, sacudir a quienes ven pasar los acontecimientos y no hablan, afirman que estos callan por miedo, confusión, desconfianza, por falta de compromiso. Es urgente no callar, gestar el diálogo humano, ven que hay bien por doquier y hay que difundirlo, hay que comunicar buenas noticias que nos hacen ser personas humanas, familias alegres, comunidades esforzadas, instituciones vigorosas.

Estos comunicadores católicos se definen como una generación de creyentes preparados para formar a nuevas generaciones para comunicar humanidad y espiritualidad, verdad y bien, belleza y libertad, justicia y equidad, estudio y trabajo, solidaridad, además de dar a conocer la propia visión, valoraciones, puentes y soluciones. Pasar del “like” al “Amén”.

La “primavera de la Iglesia” de los años sesenta abrió las puertas y “profesionalizó” su comunicación, así como hoy busca una reforma administrativa, cambios estructurales, nuevas estrategias de comunicación y Planes de Pastoral Nacionales. 

Las chachalacas impiden que nos comuniquemos desde lo más fundamental que es decir y transmitir la Verdad, prefieren la mentira, la exageración, el juicio temerario. No respetan a nadie, ni a quien le toca dar a conocer la información ni al que escucha, busca un deslumbrante protagonismo, la primicia va sobre todo.

En las llamadas redes sociales abundan “memes”, en donde cada uno deja libre la chachalaca que todos llevamos potencialmente dentro, no importa que no sea capaz de saludar por su nombre al destinatario y preguntarle por su salud, por su familia, lo importante es atiborrar de imágenes de machote a los contactos. No cabe duda que una imagen dice más que mil palabras, pero de quien solo manda “memes” o abusa en su uso, se pueden decir más de mil palabras.

Que decir de las chachalacas en los chats o grupos, la ortografía, las abreviaturas personalizadas, la falta de respeto al descanso ajeno, mandando mensajes a cualquier hora. Es un gran engaño prometer oraciones por el otro poniendo un emoticón de unas manitas juntas, resolver problemas sociales mandando mensajes de adhesión en contra de un funcionario público, unirse a campañas de cartas para que se defina o modifique una ley. Mandar mensajes en otro idioma, chistes locales, cadenas de oración o de envío de mensajes, largos textos, invitaciones,  peleas, discusiones, defender temas que más valdría se trataran entre personas conocidas, o familias amigas que con personas que ni se conocen, y que por el solo hecho de estar en un grupo, se confía en que son afines.

Peligrosa es una chachalaca con iniciativa, peor si tiene un micrófono, baste escuchar la radio en donde el locutor es especialista en todo, da la afirmación del día, soluciona problemas morales y cuenta sus gustos y preferencias, o ver la televisión que decadente está en manos de gente muy ignorante.

Hay también chachalacas que tienen poder, que por su cargo u oficio callan lo que debieran anunciar, exaltan ocurrencias, no enseñan, y dicen las cosas conocidas por todos de manera rebuscada o con aires de novedad, de modernidad, de justicia social, de igualdad y fraternidad o que se la pasan citando documentos o ni siquiera dicen lo que piensan sino lo que les escribió su secretario.

¿Qué hacer con las chachalacas? ¿Cómo dejar de ser una chachalaca?

Hablar como lo que eres, ser veraz, respetar, tener propiedad al comunicar, evitar el chisme, Así como pienso y luego hablo, pensar y escribir después oprimir la flecha de enviar y tener muy claro que hay muchas cosas en los medios de comunicación, que no tiene sentido ni vale la pena dedicarle tiempo ni una respuesta razonada.  

Jorge A. Rángel

Interesante reflexión sobre la jornada mundial de las comunicaciones sociales, les invitamos a quedarse en nuestra sección de:


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor