Última aparición

Continuamos avanzando en la historia de las Apariciones de la mano de Rosa. Recibíamos un mail felicitándola por su precisión y saber hacer y es que es verdad, nos sumerge de tal manera, que nos lleva a vivir en primera persona lo que allí aconteció.

Un artículo de Rosa Jordana: “Última aparición”

Al final del artículo, tienen un índice con todos los artículos de Rosa Jordana

Entre el 7 de abril y el 16 de julio de 1858 pasaron muchas cosas en Lourdes. Algunas las conté en el artículo anterior.

Bernadette estuvo muy enferma después de la Aparición del siete de abril.

Hasta el punto de administrarle los Santos Sacramentos. Fue una situación repentina puesto que, durante el tiempo que habían durado las Apariciones, la niña no había padecido ningún ataque de asma y no había sufrido ninguna recaída en sus múltiples problemas de salud. Por esta razón alarmó mucho la grave afección que le sobrevino. De todas maneras, he de advertir que no he encontrado muchos datos de las características de ésta. Es de suponer que pudiera tratarse de un empeoramiento de su asma, pero no he encontrado confirmación alguna de ello.

Una pariente de los Soubirous, Jeanne-Marie Ségot, esposa de un guarda municipal, decidió ir a Cauterets para encontrar mejoría a unos problemas de laringe. Y Bernadette, convaleciente, partió hacia allí con ella. Cauterets es una villa termal famosa en toda Francia y cercana a Lourdes.Estuvieron allí desde el 8 al 22 de mayo.

Es muy probable que esta estancia, y dos más que tuvieron lugar el año siguiente, fueran aconsejadas -y sufragadas- por el Dr. Duzous y el Padre Peyramale. Se trataba de evitarle la enorme presión que se ejercía sobre ella desde todos los ámbitos.

El hecho que esos días hubieran aparecido en Lourdes multitud de visionarios había incrementado la vigilancia policial sobre ella, con sus consiguientes amenazas. Por otra parte, la Iglesia también iniciaba sus propios interrogatorios. Se sabe que el 22 de abril fue interrogada en el Cachot por dos sacerdotes enviados por un importante prelado -no he encontrado cuál- que necesitaron un intérprete -posiblemente el padre Pène o el padre Aravant- puesto que Bernadette aún no hablaba francés. Y luego estaban los innumerables curiosos que acudían cada día al Cachot o al Hospicio suplicando ver a Bernadette y escucharla recitar los hechos. La tensión que todo esto suponía para ella era lo que pretendían aliviar el Dr. Duzous y el bueno del P. Peyramale, enviándola a Cauterets.

El jueves 3 de junio, festividad de Corpus Christi, Bernadette recibió la Primera Comunión en la Capilla del Hospicio donde iba a la escuela. Sabemos muy pocas cosas sobre este acontecimiento, más allá de la importancia que revestía para la niña llegar a recibir a Jesucristo. Fue un gran día, a buen seguro, para ella.

Ese día se contaron más de 6.000 personas en la Gruta.

última aparición-MarchandoReligion.es

Pero no hay ninguna información respecto al paso de Bernadette por Massabielle ese día.

Sabemos que unos días más tarde fue admitida como postulante en la Congregación de las Hijas de María -como su tía Lucile- con sede en la Capilla del Hospicio. También sabemos que comulgó por segunda vez el día del Sagrado Corazón de Jesús.

Ya he aludido, en el artículo anterior y en un párrafo de este, a los sucesos que estaban ocurriendo en Lourdes esos días y que hacen referencia a varias visionarias que acudían a la Gruta y que aseguraban que continuaban viendo a la Santísima Virgen. Solían encaramarse en la roca y protagonizar espectáculos cada vez más surrealistas. Teniendo en cuenta que las Apariciones a Bernadette ya habían tenido una amplia difusión en todo el país, lo que seguía ocurriendo se aprovechaba de la estela de aquellas. Por ese motivo las autoridades recrudecieron la represión ante todo tipo de desorden y eso acabó afectando a los hechos iniciales que en ningún momento habían sido espectáculos escandalosos.

El 5 de junio hubo una reunión entre el alcalde de Lourdes, Monsieur Lacadé, el fiscal Dutour y el comisario Jacomet. En ella el Fiscal propuso internar a Bernadette en alguna institución y cerrar la Gruta. El Comisario, más contenido, propuso que, si Bernadette iba a la Gruta esa tarde mismo o los días siguientes, él la detendría clandestinamente, para no exasperar a la población, y la llevaría aun hospicio de Tarbes.

Sin embargo, la niña no iba por entonces a Massabielle. La situamos concentrada en aprender en la escuela, en seguir su formación catequética -aunque hubiera recibido ya el Sacramento de la Comunión- y en sus tareas domésticas.

Pero la Gruta sí se cerró el día 15 de ese mes, por orden conjunta de las autoridades citadas. Se instaló una valla en forma de empalizada que, fue rápidamente desmontada por la gente de Lourdes. Fue nuevamente levantada y demolida hasta tres veces. La cuarta vez se construyó de forma más firme y duradera.Además, había una prohibición, previa, de ir a Massabielle.

En ningún momento, Bernadette alentó los diversos derribos y, es más, si alguna vez fue preguntada, desaconsejó siempre cualquier acción en este sentido. No quería soliviantar a la gente, ni que nadie tuviera que sufrir. Y, lo que es más importante, ella estaba segura de que sólo era cuestión de tiempo. Sabía que Notre-Dame de la Grotte (como la empezó a llamar Bernadette poco después de la aparición del 7 de abril) actuaría en su momento.

Después de 130 días de no ir a la Gruta, Bernadette se sintió de nuevo llamada a Massabielle el día 16 de julio de aquel año.

Era el día de la Virgen del Carmen y la niña había comulgado ese día por tercera vez. A media tarde, acompañada de su tía Lucile y de dos niñas congregantes, se dirigieron hacia allí.

Las tres sabían que no podían desobedecer ostensiblemente las órdenes de las autoridades. Tía Lucile le prestó a Bernadette una especie de abrigo negro con capucha para disimular ante los ojos de la gente. A fin de no ser vistas pasaron por el barrio de losCagots, en el entorno de la ubicación del Moulin de Boly y otros molinos. Era una zona poco transitada. Vieron lavanderas en la rivera del Gave y se dirigieron hacia la gran pradera que había frente a Massabielle, dejando el río entre ellas y la Gruta. No fueron vistas.

Había grupos de gente rezando, aquí y allá. Siempre a este lado del río, en la orilla derecha del Gave.

Se arrodillaron y desde el inicio del rezo del Rosario las manos de la niña se alejaron de su cuerpo, juntas, y su rostro se iluminó. Entró en éxtasis. Veía a la Santísima Virgen por última vez, allá, al otro lado del río, en la hornacina, silenciosa y más bella que nunca. Esta despedidaduró hasta las ocho y cuarto de la tarde.

Bernadette se levantó, con el corazón roto. Sabía que no la volverá a ver en esta vida.

Volviendo a casa, dijo a sus acompañantes: “No veía ni las barreras, ni el río. Me ha parecido que estaba en la Gruta, como las otras veces. Sólo veía a Notre-Dame de la Grotte. La he visto más bella que nunca.”.

De las dieciocho apariciones esta es la que menos se remarcada siempre, la más discreta. Para nosotros es, en cierta forma, la más inquietante puesto que no se produce en el lugar habitual y tiene un desarrollo distinto al ritual al que nos tenían acostumbrados Bernadette y la Santísima Virgen.

En los ocho años que Bernadette viviría aún en Lourdes, no volvería a sentir esas llamadas interiores que la llevaron a la Gruta tantas veces.

El tiempo de las Apariciones había terminado definitivamente.

Comenzaron entonces otras dos historias, separadas ya: la de Bernadette y la de Lourdes. La de Bernadette duraría poco más de veinte años porque murió joven. La de Lourdes continua.

¡Nuestra Señora de Lourdes, rogad por nosotros!

Rosa Jordana

Si aún no conocen el Santuario de Lourdes, pueden hacerlo con la primera peregrinación del año: Santander, del 22 al 26 de Abril

Esperamos que hayan disfrutado con la historia de “la última aparición”. Les animamos a leer la historia completa de las Apariciones de Lourdes:

  1. ¿Por qué Lourdes? 
  2. El siglo de María
  3. Bernadette Soubirous, ¿quién es? 
  4. ¿Cómo era Bernadette?
  5. Primera aparición de Nuestra Señora de Lourdes
  6. Segunda aparición de Nuestra Señora de Lourdes 
  7. Tercera aparición: La Virgen habla por primera vez 
  8. Cuarta y quinta aparición en Lourdes 
  9. Sexta aparición en Lourdes
  10. Primer interrogatorio a Bernadette 
  11. 7ª aparición en Lourdes
  12. Penitencia, penitencia 
  13. 9ª aparición: La fuente 
  14. 10ª aparición en Lourdes 
  15. Undécima y duodécima aparición en Lourdes 
  16. Primeros milagros en Lourdes 
  17. Los hospitalarios de Lourdes: entrevista 
  18. Masabielle: 13 Aparición en Lourdes
  19. 14ª Aparición en Lourdes
  20. 15ª Aparición en Lourdes
  21. Los hospitalarios de Lourdes: Mari Carmen Luzón
  22. Una pausa para reflexionar
  23. Yo soy la Inmaculada Concepción
  24. Décimo séptima aparición en Lourdes

*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor
Rosa Jordana

Rosa Jordana

Rosa Jordana: Licenciada en Ciencias de la Educación. He trabajado con niños y para niños. Mi pasión es Lourdes, donde peregriné por primera vez con diez años y no he dejado de hacerlo. Mi ilusión es que peregrinemos allí, Vds. y yo juntos cuando nos encontremos en estas líneas. Nos espera la Santísima Virgen